Política

A horas de ser dado de alta, Alberto Fernández recibió a Manzur

El precandidato a presidente peronista se reunió con el gobernador de Tucumán, quien este domingo irá por la reelección.

El precandidato presidencial peronista Alberto Fernández recibió al gobernador de Tucumán Juan Manzur, quien este domingo irá por la reelección, a horas de ser dado de alta del Sanatorio Otamendi donde fue internado por una "inflamación en la pleura".

"Hablamos del peronismo unido. Todos saben que es un amigo mío hace muchos años. Lo vi bien, fantástico, fuerte, con entusiasmo. Vi a un presidente preparándose para gobernar la Argentina en los próximos meses", afirmó Manzur al salir de la clínica.

Tras el encuentro, se difundió un video en el que se vio al precandidato del peronismo repuesto y junto el mandatario provincial, que el próximo domingo tendrá como principal competidor en Tucumán a José Alperovich, postulante del kirchnerismo en el distrito.

"Es un hombre con mucho entusiasmo que conoce la Argentina, que conoce el interior", sostuvo Manzur al salir del sanatorio y agregó: "Lo vi preparado para gobernar". El precandidato presidencial será dado de alta este jueves y retomará las actividades de campaña.

Este miércoles, Fernández resaltó que los resultados de los estudios que le realizaron en el Sanatorio Otamendi "fueron normales". "El lunes tuve un día muy agitado con mucha tos y me dolía la espalda. Me fui al Otamendi, me hicieron una tomografía y me detectaron una fuerte inflamación en la pleura. Me hicieron un chequeo integral, la inflamación en la pleura es un dolor muy feo", sostuvo el exjefe de Gabinete.

En declaraciones a radio Continental desde su habitación del Sanatorio Otamendi, el postulante opositor afirmó que está "espléndido" y subrayó: "No me estresa la campaña". "Todos los resultados fueron normales, no tuve ningún embolia pulmonar, siempre estuve en un cuarto normal. Sin fiebre", añadió el exjefe de Gabinete.

"Ahora estoy muy bien, recuperándome, esperando dejar el sanatorio hoy (miércoles) o mañana (jueves)", agregó el dirigente peronista que encabezará la fórmula junto a Cristina Kirchner. Además, relató que en el año 2008 ya había tenido un antecedente de un "pequeño coágulo en el pulmón" y recordó que tanto su madre como su hermana lo habían padecido, pero en las piernas.

"Con la pleura inflamada me tuve que quedar en el sanatorio para que pudieran darme, por vía intravenosa, medicación que calmara el dolor y desinflamante", expresó Fernández.

El precandidato indicó también que esa situación fue aprovechada para realizar un chequeo integral con "eco Doppler" para determinar el estado de las arterias, además de análisis de sangre y orina.

"Los resultados han sido normales, si hubiera tenido una embolia pulmonar, como se difundió, estaría en terapia intensiva, pero estuve siempre deambulando con el suero colgando. No me estresa la campaña", subrayó.

Y añadió: "El dolor se fue, estoy espléndido, esperando que me den el alta para volver a trabajar para alegría de unos y desgracia de otros. El descuido fue no prestarle atención a la tos, me dejé estar por la adrenalina de seguir adelante".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario