Economía

A la espera de que pase la política y vuelva la producción

... que, mientras el campo espera que termine la etapa proselitista para poder volver a la producción, y se mantienen las idas y vuelta entre dirigentes, aspirantes a candidatos y funcionarios, los productores solo miran al cielo, analizan el impacto del clima frío para la época, y sacan cuentas en forma permanente ante la falta de precios. A su vez, el fortalecimiento relativo del dólar mejora la competitividad de algunas producciones, y complica los costos -dolarizados- de otras. En ese sentido, “en una situación de “advertencia” o “estancamiento”, se encuentran el algodón, los bovinos, la mandioca, el maní y la miel. En tanto, el arroz se enmarca en una situación de crisis, y en ese contexto aparecen también los cítricos dulces, el sector forestal, las economías de peras, las manzanas y, por último, los vinos y mostos”, según señala el Semáforo de economías extrapampeanas que periódicamente elabora Coninagro. Aunque con algunos datos discutibles, como el crecimiento que “muestran los granos, hortalizas, el sector de lechería, ovinos, papa, tabaco y yerba mate”, el indicador sirve para tomar el pulso de buena parte del maíz. Según esto, la situación comparativa es mejor (con menor cantidad de sectores en crisis) que hace unos meses atrás, aunque las “bonanza” actual constituye apenas una foto que no alcanza a neutralizar arrastres anteriores como el de la lechería. En este caso, la fuerte caída de producción, a pesar de la primavera, forzó una mejora en los precios que se venían recibiendo en tranquera de tambo, ya que no estaba siendo atenuada ni siquiera por la fuerte baja del consumo interno (que ahora la industria intenta minimizar). Entre los que están mejor aparecen los cerdos, de la mano de las fuertes exportaciones a China debido al ataque de fiebre porcina en el país asiático, que forzó la faena de más de 200 millones de cabezas y, por ende, al aumento de las exportaciones hacia aquel destino. Esta mejora en las carnes porcinas no llega, sin embargo, a la carne vacuna que también está teniendo una muy buena perfomance exportadora hacia China, pero con el cuello de botella que aún imponen un grupo de frigoríficos exportadora que siguen sin “derramar” las mejoras sobre el primer eslabón de la cadena: los ganaderos.

… que, aunque la política dominó todos los escenarios en los últimos días, igual se produjeron una cantidad de reuniones y hasta elecciones, como las que hubo en el Centro de Corredores y Agentes de la Bolsa de Cereales, que volvió a colocar en la presidencia 2019-2020 a Ernesto Crinigan, secundado por Eduardo Reynolds, Daniel Mercado como Secretario y Juan Carlos Balian en la Tesorería. Otros que también lograron “quebrar” la movida de solo política partidaria, fueron las 7 bolsas de cereales y de comercio que actúan en el país, que recientemente comenzaron a trabajar en forma conjunta en algunos temas y que lanzaron, nada menos, que el Programa Nacional de Carbono Neutro para Alimentos, Bebidas y Bioenergías de Exportación de la Argentina. El tema cobra especial significación pues, la agroindustria local, además de ser “balanza comercial postitiva” (ya que exporta mucho más de lo

que importa, a diferencia de la mayoría de los estantes sectores), también sería “Oxígeno positivo”, al lograr neutralizar más Carbono del que genera. De ser esto así, también sería una de las pocas actividades tan “amigable” con el ambiente, valor en ascenso a nivel mundial, y que sumado al anterior, coloca al sector agroindustrial en una situación particularmente destacable. De ahí la iniciativa privada que busca mapear ambientalmente la producción nacional, implementar planes de gestión y, sobre todo, certificar el balance de carbono de los productos argentinos de exportación, tema cada vez más requerido en el plano internacional. Paralelamente, se avanzará en la implementación de un mercado de bonos de carbono o CER (Certificados de Reducción de Emisiones) como ya existen en el banco Mundial y el BID, y que puedan ser adquiridos con el objeto de alcanzar emisiones netas iguales a cero y también, un estratégico mercado de bonos ambientales para financiar inversiones y generar activos transables en Argentina.

… que, mientras la agroindustria trata de mantener los proyectos estratégicos de mediano y largo plazo en el candelero, a pesar de la coyuntura, se conoció la nueva caída de la actividad industrial de otro 1,9% durante septiembre pasado, lo que muestra la profundidad de la crisis difícil de revertir en el corto plazo, y que justifica algunos reclamos que, todavía con sordina, se escuchan en el sector. Tal es el caso de la falta de implementación todavía del “Open Access” que liberaría el mercado de transporte por ferrocarril, comprometido hace meses para facilitar el abaratamiento de los precios para llegar a mercado, en especial desde las regiones más alejadas como el NOA y NEA. No queda demasiado clara la razón de la demora, a la que no serían ajenos algunos funcionarios de nivel nacional, pero que en la agroindustria consideran “clave” tanto para el trigo de la próxima cosecha (a partir de diciembre), como para el traslado de los estratégicos granos gruesos a partir de marzo del año que viene.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario