Edición Impresa

A rodar

La noticia de la propuesta de Fiat de lograr una fusión con Groupe Renault para crear un gigante automotor revolucionó el mercado. Desde hace tiempo, este tipo de alianzas son las herramientas que tienen las automotrices para tratar de sobrevivir en un negocio cada vez más difícil pero, en los últimos años, parecería que los ritmos se están acelerando y representan la única alternativa que les queda a algunas marcas para no ser arrastrada a su desaparición. Fiat Chrysler Automobiles es una compañía que ha mostrado que este tipo de asociaciones pueden ser exitosas. Sin embargo, en el pasado reciente hay casos que muestran que dos más dos, no siempre suman cuatro. La posibilidades de concreción de este acuerdo francoitaliana escapa al análisis que se puede hacer desde un lugar remoto como es la Argentina. Por eso, es mejor dejar que la información vaya decantando y esperar novedades desde las empresas protagonistas. Sí se puede ver cómo, esta alianza u otras, impactan en el país. En esta columna se ha tratado este tema reiteradamente. Se habló del cambio drástico que está teniendo la industria a nivel global y de que, en un futuro no muy lejano, se estará frente a un escenario muy diferente. Hay necesidades de buscar asociaciones para ganar escalas, bajar costos y ser más competitivos por distintos motivos. Uno, evidente, es el giro que provoca el crecimiento de China como jugar a nivel mundial. El traslado de las líneas de producción desde los países automotrices tradicionales hacia ese mercado es permanente. A esto hay que sumarle la aparición de marcas chinas que todavía están concentradas en el mercado doméstico (exportan menos del 2% de lo que producen) pero que, en algún momento, avanzarán hacia occidente. Por otro lado, está el cambio tecnológico. Los millennials y los que vengan detrás consumirán menos autos a favor de las nuevas formas de movilidad y el negocio, tal como se lo conoce hoy, se reducirá drásticamente. No, dentro de tres o cuatro décadas; será en pocos años. En Estados Unidos estiman perder dos o tres millones de unidades de producción hacia el 2023.

¿Qué pasa en la Argentina? Está claro que sobran fábricas. Se dijo en esta columna cuando se analizó los distintos estudios que elaboró ADEFA en los últimos años, lo dicen públicamente consultoras internacionales y, en off, cualquier directivo local que decide abrir el corazón y sacarse el cassette. Un mercado que no se consolida y un socio (Brasil) que anda a los tumbos para más de diez terminales. Complicado. El caso del fracaso de la pickup Clase X de Mercedes-Benz no fue culpa de la economía local. Sí de los problemas de las automotrices, antes mencionadas. Lo cierto es que dejó una estructura ociosa que va a ser difícil de llenar. Otro caso para seguir de cerca es el de la asociación a nivel mundial de Ford y Volkswagen que, en el país, significaría una pickup Ranger/Amarok conjunta. No será fácil su concreción. Desde el primer día quedaron expuestas las rispideces cuando el CEO regional, Pablo Di Si, puso en duda la idea de que la planta de Ford sería la encargada de producir el modelo alemán, como dio a entender en un comunicado la compañía estadounidense. “pregúntele a Ford” respondió cuando se le pidió una explicación. En esta columna se comentó que desde la marca del óvalo ya se estaban pidiendo presupuestos para ese proyecto con una escala de 100.000 unidades. Las primeras respuestas están llegando y se encendió una luz de alarma. Los números no cierran para que el proyecto tenga chances de salir. El costo con el que se trabaja para esa futura pickup está muy por arriba de las exigencias de las casas matrices para ser competitivos. Se necesitarán que ajustar los números para que haya fumata blanca. El proyecto es clave para Ford ya que, con la salida del Focus (dato: algunos ingenieros de Ford que quedaron fuera de la compañía, están pasando a VW), la Ranger es por ahora su sustento fabril. Habrá que esperar que el agua corra por el arroyo para que la empresa no quede partida. Por el arroyo Claro.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario