Autos

A rodar

La volatilidad de las cuestiones en la Argentina es sorprendente. La semana pasada se contaba en Ámbito Financiero la negociación que estaban manteniendo las fábricas de autos con el Gobierno respecto a la base imponible del Impuesto Interno y, ahora, con la explosión del dólar, toda perdió sentido. A partir del 1 de septiembre, se actualizará ese nivel tributario que pasará a $1.626.000 de valor a concesionaria (sin IVA ni margen comisional). Esto será una suba de 9,48% respecto al nivel actual. Desde ADEFA se estaba pidiendo un incremento adicional de ese valor para que quede exento el único modelo de producción nacional que podía ser alcanzado: el Toyota SW4. Sin embargo, esa discusión, con el incremento del dólar que ayer cerró en $57,3, quedará para momentos más calmos. Es imposible trabajar sobre números concretos cuando la moneda estadounidense no encuentra techo. Este es un caso particular pero ayer, en varias marcas de importados, se agarraban la cabeza. Por un lado, varias marcas decidieron sacar de sus sitios las listas de precios y suspendieron la facturación. Era imposible vender en esas condiciones. La otra cara de esta tormenta cambiaria es el impacto a los modelos que estaban cerca del límite de Internos. Varios deberán empezar a tributar por la suba de precios en pesos, como consecuencia de la devaluación, arrastró a todos. Si pasaron la Aduana y fueron nacionalizados, tendrán la ventaja de poder escaparle al gravamen, en cambio, los que están en trámite o llegando en barcos tendrán un fuerte castigo impositivo. Es difícil hoy cuantificar el impacto de este impuesto pero se estima que alcanzará a buena parte de la alta gama. Hay que recordar que esa base imponible se ajusta trimestralmente en relación con la inflación acumulada en el trimestre vencido. La inflación que genere la devaluación actual se sabrá en septiembre o en octubre. Mientras tanto, o caen en el impuesto o dejan de vender. La alícuota es de 20% pero, por la forma de cálculo, el precio salta 25%. Así, muchos 0 km quedan descolocados en el mercado.

La semana pasada, el presidente de Ford Argentina, Gabriel López, habló con distintos medio sobre el proyecto conjunto con Volkswagen para la producción de la próxima generación de las pickups Ranger-Amarok. Dijo que la planta de General Pacheco es una de las cuatro que puede recibir esa inversión. Es curioso. Cuando se hizo el acuerdo a nivel mundial, hubo un cruce de opiniones con el CEO regional de Volkswagen Pablo Di Si sobre ese tema. “Pregúntele a Ford” fue la respuesta cuando se lo interrogó por la interpretación que se haría en la planta del óvalo, separada por un alambrado olímpico de la marca alemana. Pasó el tiempo y Ámbito Financiero, en una visita a la fábrica de transmisiones de Volkswagen en Córdoba, le volvió a preguntar a Di Si sobre si había novedades del proyecto. “Ya está decidido el lugar, no puedo revelarlo” dijo. Ahora, López juega al misterio. Hace unas semanas, en esta columna se comentó que algunos proveedores estaban recibiendo pedidos de cotización de piezas –según la fuente- “para una pickup a producirse en Ford para el 2021”. El dato adicional que confirmaría que se trata del proyecto conjunto es el volumen solicitado: 100.000 unidades. Esto es lo que se produce de Ranger y Amarok sumados. Hay nueva información sobre esto. Desde una autopartista, confirmaron a este diario que ya están en proceso de desarrollo de piezas. Según explicaron, cuando se está en esa etapa es porque el proyecto ya está confirmado. Rara vez se da marcha atrás cuando se empiezan a encargar piezas, reconoció la fuente. “En caso de no concretarse, se paga por el trabajo hecho pero es raro que eso suceda cuando se empiezan a hacer los pedidos” comentaron en la autopartista que, además, ratificó que los tiempos serían de inicio de producción en 2021 y salida al mercado en 2022. La Argentina puede dar todo tipo de sorpresas por lo que no hay que descartar nada aunque, tomando una situación normal, esto daría a entender que la próxima generación de las pickups Ford-Ranger se producirá en la Argentina y será en la planta de la marca estadounidense. López no podrá, por ahora, confirmarlo oficialmente pero la información que se maneja en el sector es la mencionada.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario