Política

Aborto legal: no hubo dictamen en comisión pero igual se debatirá el 8 de agosto en el recinto

Los senadores que defienden la legalización lograron juntar 26 firmas de las 27 necesarias para imponer su dictamen con modificaciones, ante la falta de un despacho de los que se oponen a la iniciativa. El debate en la plenaria lo monopolizó la cuestión reglamentaria.

La última reunión plenaria de las comisiones de Salud, Asuntos Constitucionales y Justicia y Asuntos Penales del Senado por el debate por la legalización del aborto finalizó este miércoles sin dictamen de cara a la llegada de la iniciativa al recinto el próximo 8 de agosto.

Los senadores a favor del aborto legal habían acordado la firma de un texto con modificaciones -habilita la interrupción del embarazo hasta la semana 12 y contempla la objeción de conciencia institucional-, para poder aunar voluntades y así obtener el despacho de mayoría. Los números les auguraban una victoria.

Ante este escenario, los senadores por el "no" decidieron no presentar ningún dictamen y "empujar" a los "verdes" a que ahora tuvieran que lograr dictamen -según el reglamento- con la mitad más uno de los presentes en cada una de las comisiones.

La mayor parte de la reunión plenaria encabezada por Mario Fiad, titular de Salud, giró en torno a la cuestión reglamentaria: la interpretación que debía dársele al artículo 105 y la cantidad de firmas que se necesitaban para lograr el dictamen.

En el plenario que discute el aborto legal se hizo presente por primera vez la expresidenta Cristina de Kirchner, quien llegó para estampar su firma a favor de la iniciativa, al igual los otros cinco senadores de su bloque que integran las comisiones.

El titular del Bloque Justicialista, Miguel Ángel Pichetto, denunció una "cuestión de naturaleza política, una especulación para llevarnos al recinto con la media sanción".

"Yo quiero ratificar la voluntad política de una cantidad de senadores de emitir dictamen. Es un proyecto que toma en cuenta algunas modificaciones y las voluntades del colectivo de mujeres", dijo e instó a los senadores que están en contra de la legalización a plasmar su opinión en un despacho.

Mientras los senadores hablaban, una vigilia "verde" y "celeste" tenía lugar en las afueras del Congreso. En el salón Illia se colaba la música y los gritos de las militantes por el aborto legal. "Aborto legal, en el hospital", se escuchaba cantar a los cientos de chicas que esperaban en los alrededores del Palacio legislativo.

"¿Qué es ese baile?", preguntó el senador Federico Pinedo, desorientado, al tomar la palabra. Luego, volviendo al tema del debate, defendió a su grupo y le respondió a Pichetto: "Acá no hay chicanas porque el pleno votó el tratamiento en recinto con o sin dictamen".

El senador justicialista por Chaco, Eduardo Aguilar, a favor de legalizar el aborto aunque con cambios, indicó que "sería muy bueno que los dos sectores tuvieran un dictamen, ya que las dos posturas están muy arraigadas. Le haríamos muy bien a las sociedad poder debatirlas y no entorpecerlas con cuestiones reglamentarias".

En tanto, su compañero de bloque, el formoseño José Mayans, retrucó: "Los que no estamos de acuerdo con esta aberración que vino de Diputados no estamos obligados a emitir despacho".

"Se está violando la Constitución a sabiendas. No vamos a sostener algo que es insostenible. Algo que iba a ser inamovible ahora nos enteramos que le hicieron modificaciones", sostuvo sobre el texto con cambios.  

Finalmente, el texto consensuado obtuvo 26 firmas, de las 27 que necesitaba para lograr dictamen: nueve en Salud, ocho en Justicia y Asuntos Penales y nueve en Asuntos Constitucionales.

Sin dictamen, la iniciativa de aborto legal igualmente se debatirá el próximo 8 de agosto en el recinto y las modificaciones al proyecto deberán tratarse sobre tablas e incluirse en la votación en particular, que si logra la media sanción deberá volver a Diputados.

"No obtuvimos dictamen, nos faltó una firma. Fue una clara estrategia. Igualmente, vamos a ir al recinto sin despacho y vamos a introducir las modificaciones sobre tablas. Nosotros lo que buscamos es sacar del código penal esta discusión. Las estrategias lo que quieren lograr es que nada cambie y que las mujeres se sigan muriendo con falta de dignidad, de contención y de la respuesta que deberían tener por parte del Estado", explicó en diálogo con ámbito.com el senador Justicialista por Chubut, Alfredo Luenzo.

En tanto, la senadora del PRO por Córdoba, Laura Rodríguez Machado, una de las tres autoras junto a sus coprovincianos Ernesto Martínez y Carlos Caserío del texto con cambios, consideró que "están dadas las condiciones para ir al recinto a debatir las modificaciones". Además, de cara al 8 de agosto, en cuanto a los números de un lado y de otro, expresó: "Nuestra lectura es que estamos muy parejos".

El "No" llegará a la sesión del próximo miércoles con una leve ventaja. Cuenta con 36 votos -aunque entre ellos se cuenta a la puntana María Eugenia Catalfamo que podría ausentarse debido a un embarazo avanzado-, mientras que el "Sí" suma 32 voluntades. Aún quedan 3 senadores que no definieron su postura: el tucumano José Alperovich, el salteño, Luis Romero y el santafesino Omar Perotti. Sin embargo, todavía no está todo dicho, como pasó en Diputados, en la Cámara alta nadie descarta cambios de último momento.

• Texto completo del proyecto con modificaciones

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario