Economía

Acciones y bonos de Cencosud caen por la crisis de Argentina

En una semana perdió casi un 10% en la Bolsa y sus títulos en dólares bajaron hasta un 2,5%. El 20% de sus ingresos depende del mercado argentino. A la caída de ventas sumó el impacto económico tras las PASO.

La crisis económica y política que afecta a la Argentina continúa arrastrando a las empresas extranjeras que tienen activos locales y que dependen de este complicado mercado. Tal es el caso de la chilena Cencosud: durante la última semana sus acciones perdieron alrededor del 10% en la Bolsa de Santiago. Pero esto no es todo porque las caídas también se extienden a sus bonos emitidos en dólares. Según detalló Bloomberg, la serie con vencimiento en 2027 rentaron un 2,5% negativo, seguidos por los del 2047 que retrocedieron 1,1%.

“El mercado está muy negativo con Argentina y a pesar de que el riesgo de crédito de Cencosud está contenido, el contagio de Argentina en los precios de sus bonos podría ser aún mayor. Por otro lado, esta no es la primera crisis que Cencosud experimenta en este país. Han aprendido a navegarlas”, explicó Diego Torres, gerente de renta fija corporativa en MCC.

En tanto, Roger Horn, estratega de mercados emergentes de SMBC Nikko Securities America, indicó que “el impacto más obvio será la continua devaluación del peso argentino, así como un ambiente operativo muy débil. El equipo gerencial es de primera categoría, pero con un apalancamiento neto de más de 5x, van a tener que trabajar duro para convencer a las agencias calificadoras de mantener el grado de inversión a la compañía”.

Lo cierto es que este cimbronazo que experimentan los títulos y bonos de la gigante chilena no es ni cerca la primera mala noticia que recibe desde su filial argentina.

Sin ir más lejos, según se desprende de los resultados económicos de Cencosud correspondientes al primer trimestre de este año, en Argentina sus ingresos disminuyeron cerca del 30% producto de la devaluación del peso argentino versus el chileno que alcanza el -43,9%.

Tiempo antes, a mediados del año pasado, el JP Morgan mantuvo una recomendación neutral para el grupo comercial chileno debido al impacto de los mayores costos salariales en su filial de Argentina y su efecto sobre el Ebitda consolidado (ganancia antes de impuestos).

Lógicamente que el desplome de la economía argentina afecta y mucho a la empresa chilena porque actualmente alrededor del 20% de sus ingresos corresponden a este mercado.

Localmente la empresa es un jugador de peso en el sector de ventas minoristas. Opera con los supermercados Jumbo, Vea y Disco y en total tiene más de 280 locales distribuidos en todo el país.

Además, en el rubro shoppings tiene bajo su órbita a los centros comerciales Unicenter, San Martín Factor y Plaza Oeste Shopping, entre otros. Según detallan desde la empresa actualmente cuenta con 18 malls.

Finalmente también está presente en el negocio de ventas de insumos para el hogar con Easy y Blaisten con un total de 53 locales.

Un capítulo aparte se lleva su segmento de negocios asociados a los servicios financieros con la Tarjeta Cencosud como nave insignia.

La empresa lanzó en 2007 esta tarjeta con el objetivo de ofrecer servicios financieros (crédito) a sus clientes, además de algunos descuentos especiales para fidelizar la cartera. Este negocio llegó a ocupar una parte muy relevante de su operatoria cuando el consumo en el mercado interno experimentaba crecimiento pero a partir del año pasado la situación cambió drásticamente. De esta manera la firma lo reflejó en la memoria de su balance: “Dada la situación del país, se tomaron medidas de mitigación de riesgo, principalmente menores aperturas de cuentas, reducción en la colocación de productos financieros y menores incentivos en campañas de ventas en comercios”.

En este contexto y al ser consultado por la permanencia de Cencosud en la Argentina , Horst Paulmann -su dueño mayoritario- detalló al diario chileno El Mercurio: “Nosotros no fuimos a Argentina a jugar. Cuando vamos a un país nos quedamos ahí. No fuimos a Argentina por diez años, sino por cincuenta. Ya llevamos 39 años y vamos a ir por cincuenta más”. El empresario también se metió en la actualidad política y detalló: “Estoy muy contento de que el presidente Macri y el candidato Alberto Fernández hayan tenido un diálogo abierto. No están llevando a la Argentina a una hiperinflación o a un desastre. Dos meses es mucho tiempo y cualquier cosa puede pasar”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario