Ambito Nacional

Acorralado, Arcioni buscó blindaje político para contener crisis en Chubut

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, realizó ayer un encuentro abierto con el fin de calmar las aguas en medio de una crisis que parece no tener techo. El mandamás habló ante intendentes, diputados, gremialistas, dirigentes políticos y funcionarios judiciales y pidió “un gesto de grandeza” a los docentes con motivo del corte de ruta que, entre otras cosas, provocó un stand by de YPF en las actividades locales.

“Estamos sufriendo medidas muy extremas. Respetamos el derecho a huelga, pero no se puede perjudicar a un sector que genera ingresos para salir adelante. Se está perjudicando a trabajadores que próximamente puede quedarse sin trabajo”, aseguró.

“¿Cómo hacemos para salir adelante?”, se preguntó el gobernador. “Volviendo al equilibrio (se contestó). Hay que desendeudarse, pero el ajuste no está en mi vocabulario. Pero nos estamos perjudicando entre nosotros. Hay muchas economías indirectas que se ven resentidas por estas medidas. Las pymes, los comercios, todos lo sufren. No es justo. Chubut no es una isla. Apelo y llamo a la concientización y la solidaridad”.

Arcioni debió salir a hablar luego de que todos los sectores concordaran en que faltaban interlocutores válidos que aclaren la verdadera situación de la Provincia. El gobernador se mostró preocupado por la situación, pero hizo un llamado de confianza en medio de una crisis que tiene afectada a toda la masa estatal y también privada producto del atraso y el consecuente pago en tramos del salario. “No hubo autocrítica. Le echa la culpa al Gobierno nacional pero no dice que la única provincia que está en esta situación es Chubut. Es una lástima que no asuma que el Poder Judicial no está en funciones, las rutas sigan cortadas, no funcione la obra social en un momento. Estamos al borde de un enfrentamiento entre trabajadores públicos y petroleros. No se sale de esto con una conferencia de prensa en la que echa culpas”, le dice a este diario el diputado provincial por Cambiemos, Manuel Pagliaroni.

En relación al pago en tramo esto último, sostuvo que “quiero desterrar el pago escalonado, pero no hagamos especulaciones irresponsables. No eludo las responsabilidades porque Chubut tiene mucho futuro. Tenemos los ojos del país en la provincia. De nosotros depende desde el dialogo alcanzar el camino del desarrollo. Priorizo alcanzar la paz social para transitar los próximos meses. Y a partir del 10 de diciembre, los próximos cuatro años”.

El discurso del gobernador vino acompañado de un anuncio que no cayó bien. La ministra de Gobierno, Mariana Vega, confirmó ayer que la carga de los aumentos retroactivos adeudados de los trabajadores de distintos organismos se realizará recién durante el miércoles por un problema administrativo. La promesa había sido que se depositarían el martes. Se trata del 50 por ciento de los retroactivos que debe la provincia (la otra mitad de pagará en octubre).

Solidaridad

Luego de las polémicas declaraciones del secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Ávila, quien había asegurado que, pese a los piquetes, los trabajadores del gremio pasarían “por arriba, por abajo o por el costado” con tal de volver a sus puestos, los docentes que realizan un bloqueo en la zona de acceso a los yacimientos difundieron un video en la madrugada del martes con el fin de dejar en claro la situación que viven. En el mismo tres maestras sostienen que “las empresas y el sindicato petrolero dicen que es nuestra culpa, saben que eso no es verdad. Gracias a nosotros funcionan hospitales y escuelas. Ustedes son nuestra familia y nosotros la de ustedes, los necesitamos en esta lucha”.

La respuesta fue inmediata. Un grupo de trabajadores petroleros que se dirigía de incógnito en micros de larga distancia, se bajó para solidarizarse con los docentes que llevan adelante la toma. La escena fue grabada por los presentes quienes festejaron esa muestra de unidad y respeto entre trabajadores.

Otra toma

Sumado a los cortes de ruta y paros a lo largo y ancho de la provincia, ayer también se llevó a cabo una “ocupación pacífica” en el ministerio de Producción, en Rawson. Luciano López, referente de ATECh, le contó a este diario que la medida se llevó a cabo “por la situación que estamos viviendo los trabajadores. Acá hay muchas situaciones que son ilógicas. Para empezar, hay secretarios que cobran entre $42 mil y $58 mil y no vienen a trabajar. Son ñoquis vip. Son cerca de once, de los cuales hay tres que vinieron cinco veces en cuatro años. Uno de ellos es el recientemente nombrado ministro de Producción, Leandro Cavaco, sobrino político de Arcioni”.

Según denuncian desde ATECh hay situaciones que merecen aclaraciones. “Se hizo un concurso por un seminario en Barcelona y ganaron tres personas. El ministro quiere viajar, también. Hablamos de 6 mil dólares para los cuatro. No se pueden dar estos lujos en medio de la situación que estamos viviendo, sin pagarnos en sueldo en tiempo y forma”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario