Economía

Actividad económica cayó 3,8% en agosto (-2,3% en 2019)

Sólo 5 de los 16 sectores finalizaron en terreno positivo. El agro (+6,5%) está ayudando a contrarrestar las pérdidas de los demás rubros.

Veníamos bien, pero pasaron cosas. La frase del presidente Mauricio Macri parece no perder vigencia, a pesar de que fue postulada hace ya más de un año. Es que, cuando todo parecía indicar que la actividad económica había alcanzado un piso y que finalmente iba a comenzar a observarse un rebote, la devaluación de agosto borró cualquier tipo de esperanza. De acuerdo con el INDEC, el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) se contrajo 3,8% interanual en agosto, cortando así con una racha de dos (tenues) subas consecutivas en los meses anteriores. De esta forma, en el acumulado para los primeros ocho meses del año, la caída fue del 2,3%. En relación con el mes anterior, el indicador avanzó 0,1% en el índice tendencia ciclo, mientras que en términos desestacionalizados bajó 1%.

Durante el mes, sólo 5 de los 16 sectores que componen el índice finalizaron en terreno positivo. Entre las subas, se destacaron Agricultura, ganadería, caza y silvicultura (+6,5%), que es el principal rubro que está sosteniendo al EMAE, seguido por Explotación de minas y canteras (+3,8%), Enseñanza (+0,6%), Administración pública y defensa; planes de seguridad social de afiliación obligatoria (+0,4%), Servicios sociales y de salud (+0,2%). Por el lado de las caídas, Intermediación financiera (-16,4%) lideró el podio, seguido por Comercio mayorista, minorista y reparaciones (-8,8%) e Industria manufacturera (-6,6%). Más abajo se ubicaron Construcción (-4,6%), Otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales (-3,6%), Electricidad, gas y agua (-3%), Hoteles y restaurantes (-2,1%), Transporte y comunicaciones (-1,5%), Pesca (-1,1%) y Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (-0,5%).

La depreciación del tipo de cambio tuvo un impacto negativo sobre la mayoría de los indicadores de la economía, como es el caso de la recaudación o de la inflación, que en agosto cortó el proceso de desaceleración de ésta. A eso hay que sumarle la mayor carga de los intereses, considerando que gran parte de la deuda argentina está nominada en moneda extranjera. Los indicadores que podrían verse favorecidos en adelante son aquellos relacionados con el comercio exterior, dado que una devaluación permite aumentar las exportaciones, mientras que reduce las importaciones, porque se encarecen en moneda local.

La consultora ACM advirtió que en esta publicación “se revisaron algunos datos de meses anteriores, lo que vuelve a poner de manifiesto la muy alta volatilidad de estos estimadores y, por ende, estos datos deben ser tomados con cautela”. Mirando hacia adelante, estimó que “si bien el sector agropecuario contribuirá con el crecimiento del PBI, las altas tasas de interés domésticas (superiores al 30% en términos reales), la falta de liquidez, la desaparición del crédito, la caída del salario real, la escasa obra pública y la fuerte devaluación son motivos que llevarán a la actividad a desenvolverse con escaso dinamismo”. “A esto se le agrega el componente político ya que, dado el resultado de las PASO, quedaron prácticamente sepultadas las chances de reelección de Macri, lo cual genera un clima de incertidumbre acerca de un futuro gobierno de Fernández, que a su vez produce un freno en la toma de decisiones”.

Para los próximos meses, se espera que el intercambio comercial continúe arrojando datos superavitarios, mientras que el sector agropecuario debería continuar contrarrestando la baja del resto de los sectores. De todas formas, para septiembre se espera que el EMAE continúe manteniendo la tendencia negativa, principalmente porque seguirán observándose los efectos de la devaluación, sumado a las elevadas tasas de interés, lo que implicaría una aceleración de la recesión. En esta línea, desde ACM esperan una caída en el nivel de actividad de 3,2%, acumulando así dos años con bajas. Todo parece indicar que habrá que esperar para la recuperación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario