Edición Impresa

ADR rebotaron hasta un 2,1% en Wall Street

EL RIESGO PAÍS TREPÓ 12 UNIDADES (+1,64%) A 745 PUNTOS BÁSICOS Y ASÍ SE ALEJA DE LOS 700 - Fue en una rueda en la cual la plaza local siguió parada por el feriado de Carnaval. Las miradas siguen puestas sobre las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China. Trump busca un acuerdo "perfecto".

Las acciones argentinas que cotizan en Wall Street revirtieron ayer parte de las pérdidas del lunes, en un contexto en el cual continúa la aversión al riesgo a nivel global, en momentos en los que se esperan novedades con respecto a las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, que están empezando a afectar a diversos datos de la economía real del país norteamericano. Los ADR argentinos operaron con pérdidas a lo largo de la jornada, pero lograron revertir la tendencia sobre el final.

Entre las principales subas se destacaron los ADR de Telecom Argentina (+2,1%), seguidos por los de IRSA (+2%) y Banco Macro y Pampa Energía (+1,5%), que completaron el podio. Más abajo se ubicaron Despegar (+1,4%), Central Puerto (+1,2%) y Corporación América (+1%), entre otros. A contramano, los papeles de YPF (-2,3%) lideraron las pérdidas, seguidos por los de IRSA Propiedades Comerciales (-1,8%), Ternium (-1,1%) y Edenor (-0,6%), entre otros. Vale destacar que durante la jornada, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, dijo en una entrevista que el presidente Donald Trump rechazará cualquier acuerdo comercial que no sea perfecto, pero agregó que Estados Unidos seguirá trabajando para lograrlo.

La performance de los papeles argentinos le da cierto respiro al arranque de las sesiones de hoy en la plaza local, que se mantuvo parada durante los primeros dos días de la semana por el feriado extra large de Carnaval. De todas formas, parte del desempeño se verá reflejado hoy en el inicio de la rueda. Todo esto en un contexto en el cual prevalece la cautela de los inversores sobre los activos domésticos, los cuales ya no encuentran argumentos para reactivar el apetito por el riesgo, tras el rebote anotado durante enero.

Lo que ocurre es hay cierta preocupación por el mal desempeño de la economía argentina, principalmente tras el mal dato de inflación de enero (2,9%), lo que obligó al Banco Central a convalidar un nuevo incremento de la tasa de interés de las Leliq, que volvió a ubicarse cerca del 50%, y a reafirmar una política monetaria más dura para contener la suba de los precios. Pero además, poco a poco se vislumbra una mayor incertidumbre con respecto a las elecciones presidenciales, lo que podría fomentar una mayor tendencia hacia la dolarización de carteras por parte de los operadores.

Por su parte, el riesgo país sigue escalando posiciones. Ayer trepó un 1,64% y alcanzó los 745 puntos básicos. De esta manera, se complica una eventual salida de la Argentina a los mercados internacionales, algo que por el momento sigue cubierto por los fondos del FMI. Pero será necesario comenzar a reducir estos niveles.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario