Economía

Advierten que sin el agro, PBI caería el doble

En línea con una cosecha récord, el sector aportará 1,4 puntos al producto este año, tras la sequía que impactó en 2018.

“Sin el impulso del agro, la caída de la actividad sería prácticamente el doble este año”. Así lo indicó un informe de la consultora Fundación Capital, al señalar que “las actividades primarias serán las que generen la mayor contribución positiva al PBI este año”. De acuerdo con los números del reporte, tras haberle quitado un punto en 2018 por efecto de la fuerte sequía, en 2019 el agro le aportaría 1,4 puntos al PBI, en línea con una cosecha récord (123 millones de toneladas entre soja, maíz y trigo). “Sin el aporte del agro, la caída de la actividad en el segundo trimestre habría sido mayor (-0,9% interanual. vs. una caída del 5%)”, estimó. “Proyectamos que descontando la contribución del sector, la actividad económica se contraería en más de dos puntos y medio en 2019”, agregaron.

Fundación Capital destacó que “en los primeros seis meses del año la caída del producto habría sido del 3,3% interanual, suavizada por el aporte del agro (+4,4 puntos). En el segundo semestre, la actividad económica mostraría una tenue mejora (0,9% interanual), en un marco de una menor base de comparación y un leve repunte en el poder de compra, por lo que el año finalizaría con una caída anual del 1,3%”, sostuvo.

A contramano, el comercio y la industria manufacturero serán los rubros que explicarán la baja de la actividad para este año. De acuerdo con la consultora, le restarían un punto y medio al producto. “Con respecto al primero, el mal desempeño que viene verificando desde junio de 2018 (-12,3% interanual acumulado a abril), se correlaciona con la fuerte caída en el poder adquisitivo. En efecto, en el primer semestre la masa salarial, tanto del sector privado registrado, como del sector público y de los perceptores de la seguridad social se contrajo (-10,2%, -13,9% y -12,8% interanual, respectivamente)”, indicó.

En esta línea, proyectó que, “a partir de septiembre, tanto los salarios del sector privado registrado como los ingresos de la seguridad social comenzarían a evolucionar por encima de la inflación, de modo que en la segunda mitad del año, la masa salarial total crecería levemente en términos reales (1,7%), finalizando de cualquier modo con una contracción en torno de los cinco puntos en el año”.

Por su parte, en lo que respecta a la industria manufacturera, son varios los factores que inciden en que acumule más de un año en caída. Por un lado, “se encuentra la menor demanda interna. Y se suman los elevados costos de financiamiento, por las elevadas tasas reales positivas. “A ello se adiciona una recuperación cada vez más moderada de la economía de nuestro principal socio comercial, Brasil (del 2,5% estimado en enero al 0,8% actual). La industria se contraería este año un 4,6%, restando al PBI 0,7 puntos”, señaló. El resto de los sectores que contribuirán negativamente a la actividad son los de intermediación financiera, actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler, transporte y comunicaciones y construcción, restando en conjunto 0,4 puntos al PBI.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario