Economía

Advierten que la culpa de la crisis económica no es de FMI sino de las políticas del Gobierno

"La mala performance de la economía a posteriori de la firma del acuerdo stand by es una característica propia del acuerdo con Argentina y no un hecho estilizado de las últimas intervenciones del FMI", destaca un informe de la consultora PXQ.

“El problema con el acuerdo (stand by) y la mala performance de la economía argentina obedecen a malas elecciones por parte del Gobierno y no tanto al set de opciones que el Fondo (Monetario Internacional) ofrece a nuestro país”, señala un informe de p x q Consultora. En el último trabajo de esta consultora - que es dirigida por Emmanuel Álvarez Agis exviceministro de Economía durante la gestión de Cristina de Kirchner-se señala que “en absoluto” el FMI suele fracasar en todos sus acuerdos, y se carga la responsabilidad sobre lo considera el mal diseño del acuerdo realizado por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

El estudio remarca que “la mala performance de la economía a posteriori de la firma del SB (acuerdo stand by) es una característica propia del acuerdo con Argentina y no un hecho estilizado de las últimas intervenciones del FMI”.

Se sostiene que la efectividad del Fondo para resolver los problemas para los cuales está diseñado el organismo, a saber, crisis de balance de pago y endeudamiento, es relativamente baja. Pero también se enfatiza que “los últimos acuerdos de países en crisis de balanza de pagos con el FMI fueron menos dramáticos que lo que se cree”.

El Fondo fue exitoso en retomar el sendero de crecimiento en cuatro de cinco casos recientes de países que firmaron acuerdos con el FMI recientemente y que son analizados en este paper (ver cuadro). Así, salvo el caso de Grecia, en los restantes las tasas de expansión de la actividad fueron positivas.

CUADRO LILIANA.jpg

En cambio, en materia fiscal – la principal preocupación manifestada por el Gobierno argentino -, el equilibrio se recuperó en sólo dos de esos cinco casos. Y lo más paradójico ocurre con el objetivo principal del Fondo, que es cerrar la brecha externa: el único caso exitoso en este aspecto fue Irak.

De este trabajo también se hicieron lecturas políticas. Algunos analistas no consideraron casual este análisis en momentos en que el kirchnerismo reiteró su vocación de atender los compromisos externos, aunque renegociando las condiciones.

Pero también el documento está llamado a generar ruido dentro de algunos sectores cercanos al Gobierno, y particularmente entre los “radicales díscolos” que en reiteradas oportunidades cuestionaron el programa de ajuste fiscal que lleva adelante Dujovne.

Al respecto el Gobierno enfrentará las elecciones internas con una fuerte caída de la demanda interna de casi 4% cuando en el 2011 por ejemplo se ubicaba por encima del 10% (argumento que, sin duda, blandirá en la campaña electoral el kirchnerismo). Y, las cosas parecen no mejorar ya que en el primer trimestre del año sigue sin repuntar ya que el consumo de los hogares cayó 9% según Kantar World Panel. Aunque a nivel oficial estiman al igual que el FMI “que lo peor ya paso”. El punto es si esta situación podrá llegar a ser percibida por la mayoría de la sociedad.

Para que esto ocurra las negociaciones salariales son un factor clave para que den un poco de oxígeno a los salarios. Aunque, esto es relativo ya que el aumento del desempleo está llevando a que los acuerdos salarios no recuperen en líneas generales el poder adquisitivo perdido. A modo de ejemplo, gremios fuertes como el de metalúrgicos y gastronómicos cerraron su paritaria con un 28% un poco por debajo de la inflación esperada por las consultoras que hoy la sitúan más cerca del 30%.

Esto significaría que una caída de 6% en el año que se suma a 8% en 2018 lo que representaría un 15% por debajo nivel que tenía en 2017.

El Gobierno aspira a que a que, la inflación continúe descendiendo, el dólar se mantenga sin saltos y, si bien, las paritarias no compensaran toda la pérdida del poder adquisitivo la estabilidad -según reflejan las encuestas- suele jugar a favor del oficialismo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario