Información General

Advierten que la neumonía afectaría a más de 150 mil adultos por año en el país

Así se desprendió de las extrapolaciones de un estudio en General Roca. A su vez la mortalidad en mayores de 65 años es del 38% al cabo de un año del diagnóstico. Buscan concientizar sobre la vacunación.

Cada año, la neumonía afectaría en Argentina a 150 mil personas de más de 18 años. La cifra se obtuvo al extrapolar a todo el país los valores de incidencia extraídos de un importante estudio realizado en la localidad de General Roca y publicado en el British Médical Journal. Del trabajo también se desprendió que en los mayores de 65 años, la mortalidad por esta enfermedad es del 19% a los 14 días de internación y del 38% al cabo de un año de contraerla.

La investigación, que analizó un universo de más de 2.300 personas, fue liderada por el doctor Gustavo Lopardo, médico infectólogo y ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), quien agregó que lo que se vio en el estudio fue que “dos de cada tres casos de neumonía requirieron hospitalización, lo que es una cifra altísima”.

A su vez, recordó que para quienes superen los 65 años –grupo vulnerable – la vacuna contra el neumococo, uno de los agentes más comunes de la neumonía, es gratuita. Por tal motivo, la SADI difunde la relevancia del tema con el objetivo de que la población demande la inmunización al lanzar por tercer año consecutivo la campaña “Evitemos la Neumonía”, que no sólo está dirigida a adultos mayores sino también a personas de entre 18 y 64 años con factores de riesgo, entre ellos enfermedades cardíacas, respiratorias, renales, inmunodeficiencias congénitas y adquiridas, tabaquismo y personas trasplantadas, entre otras, con presentación de orden médica.

Una posible respuesta que explique el alto porcentaje de mortalidad al cabo de un año es que las personas que padecen neumonía a mayor edad tienen a su vez otras enfermedades, como problemas cardiológicos o respiratorios. Por tanto, esta patología “es como un gatillo que muestra que esos individuos tienen comorbilidades, entonces si pudiéramos prevenir esta enfermedad probablemente esto cambiaría, por lo que hay que actuar con medidas preventivas como la vacunación”, graficó Lopardo.

La neumonía se caracteriza por una infección en los pulmones y también puede ser producida por virus y hongos, además de por el Streptococcus pneumoniae o neumococo. Tiene como síntomas frecuentes tos con o sin expectoración, fiebre, escalofríos, dificultad para respirar y frecuencia cardíaca aumentada.

“El neumococo es responsable de una importante carga de enfermedad en la población adulta, manifestándose tanto como formas localizadas (neumonía aguda de la comunidad) o como enfermedad invasiva (meningitis, sepsis)”, agregó el infectólogo.

La neumonía por neumococo, que también afecta a la población infantil, cuenta con dos vacunas para prevenir su aparición: la vacuna conjugada de 13 serotipos (VCN13) y la vacuna polisacárida de 23 serotipos (VPN23). Desde 2012, Argentina cuenta con la vacuna VCN13 en el calendario nacional gratuito y obligatorio para todos los menores de 2 años y a partir del año 2017 se sumó a la estrategia nacional la vacunación con esquema secuencial, VCN13 y VPN23 para personas con factores de riesgo y mayores de 65 años.

La aplicación es vital, porque si bien existen antibióticos para la neumonía por neumococo, la letalidad en la población general, que de acuerdo a datos oficiales ronda el 12%, no ha variado en los últimos 50 años.

Al respecto, la doctora Carla Vizzotti, médica infectóloga y miembro de la comisión de vacunas de la SADI, recordó que “para los mayores de 65 años y los adultos de entre 18 y 64 años con factores de riesgo las vacunas son gratuitas en vacunatorios, hospitales y centros públicos de salud”.

“Cabe destacar la importancia de recibir la inmunización antigripal todos los años, en caso de tener mayor riesgo de presentar complicaciones y muerte. Este virus es una causa relevante de neumonía. La misma puede aplicarse simultaneamente con la vacuna contra el neumococo y está recomendada para todos los mayores de 65 años, embarazadas en cualquier trimestre de la gestacion, personal de salud, puerperas hasta diez días luego del parto si no recibieron la vacuna durante el embarazo (sin orden médica) y para las personas entre 2 y 64 años que presenten factores de riesgo (incluyendo personas con obesidad) con prescripción médica” recordó Vizzotti, quien también es presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE).

Uno de los grandes desafíos que plantearon ambos infectólogos es el de vacunar a los adultos, ya que antiguos paradigmas suponían que la vacunación era solo para los niños, aunque hoy se sabe que existen inmunizaciones para todas las edades. Y lamentaron que las coberturas de vacunación, sobre todo en adultos y en adultos mayores, sigan siendo subóptimas.

“Una barrera relevante para que esta población se vacune es el acceso a la información, es vital que las personas conozcan la disponibilidad de esta herramienta de prevención para poder demandar este derecho”, indicó Vizzotti.

Por su parte, Lopardo agregó: “También existe la falta de la recomendación médica. Hoy sabemos que si el doctor recomienda la vacuna y el paciente está de acuerdo, la tasa de cobertura es altísima, pero si no la recomienda o desestima esa posibilidad, esa persona no se inmuniza. Por eso, es fundamental la actitud del médico, sobre todo del médico de cabecera”.

También expresó que a pesar del cambio de paradigma, y que cada vez se sabe más que, además de para niños, hay vacunas para adolescentes, adultos, embarazadas y adultos mayores, hay que seguir insistiendo. “Debemos instalar este cambio en la comunidad médica y en la sociedad civil. Así como los pediatras saben que hay que vacunar a los chicos, hay especialidades que tienen que estar al tanto de las recomendaciones: los diabetólogos, cardiólogos, neumonólogos y los médicos de cabecera, entre otros. No hay que perder las oportunidades de recomendar a los pacientes que se vacunen”, concluyó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario