Economía

Advierten riesgos si se demora el ajuste

Mensaje para la Argentina y Brasil para que no se posterguen reformas. "Tan gradual no es conveniente", fue el mensaje.

Ante la incertidumbre en el escenario financiero internacional, sería “riesgoso e irresponsable” que la Argentina y Brasil postergaran las reformas y el ajuste macroeconómico para reducir el déficit fiscal, advirtió ayer el Comité Latinoamericano de Asuntos Financieros (CLAAF).

La presidenta del CLAAF, Liliana Rojas Suárez, consideró una “lección de la Argentina para Brasil, que tan gradual no es conveniente, y menos en las circunstancias actuales”, al referirse a las consecuencias que sufrió el país con la reciente crisis cambiaria y obligó al Gobierno de Mauricio Macri a acelerar el recorte del gasto público.

Los desafíos globales y locales en Argentina y Brasil forman parte de la Declaración 40 del Comité presentado en el marco de la Conferencia Internacional de Economía, organizado por el propio CLAF, el Banco Ciudad y la Universidad Torcuato Di Tella.

En el documento se remarca que los dos socios principales del Mercosur tienen como similitudes que las elecciones que llevaron a Macri a la Casa Rosada y que llevarán a Jair Bolsonaro al Palacio de Planalto a partir del 1 de enero, evidenciaron “un movimiento desde políticas populistas hacia políticas más ortodoxas” y un “descontento de la población por tema de la seguridad y de la corrupción”.

En cuanto a las diferencias, la presidenta del CLAAF remarcó que Brasil no enfrentó últimamente crisis cambiaria ni problemas de financiamiento externo, cuando el déficit de cuenta corriente en la Argentina es “tremendamente importante”.

“En la Argentina la deuda es pública y en Brasil es básicamente privada”, agregó Rojas Suárez, quien también recalcó que “el Banco Central de Brasil pudo mantener una credibilidad importante y mantener la inflación en las metas establecidas, mientras que en Argentina aumentó la inflación fuertemente este año y obligó a cambiar la política monetaria”.

El Comité consideró que “si se combina un menor crecimiento global y hay incertidumbre sobre la política comercial y disminución en los flujos de capital hacia las economías emergentes, éstos serán ingredientes de una tormenta perfecta para América Latina en 2019”. Este escenario, se advirtió, podría generar “menor demanda de productos para exportar y que se pague un menor precio por las commodities”.

Por eso, la titular del CLAAF advirtió que “dada la increíble incertidumbre, sería riesgoso postergar las reformas y el ajuste macroeconómico que Argentina y Brasil tienen que implementar ya. Postergarlo por cualquier razón es irresponsable”.

En lo que hace específicamente a la Argentina, el Comité dijo que las medidas económicas que planea llevar a cabo el Gobierno “servirán para estabilizar la economía, pero no están libres de riesgos: debido al deterioro del ambiente internacional y a las elecciones de este año, la mejora en las condiciones financieras y el descenso en la prima de riesgo será muy gradual y la incertidumbre podría recrudecer hacia mediados de 2019”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario