Economía

Agroexportadores liquidaron en agosto u$s2.200 millones

En momentos en que el Gobierno está ávido de dólares, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que el año pasado representaron el 41% de las exportaciones argentinas, informaron ayer que durante agosto las empresas del sector liquidaron u$s2.266 millones, un 41,2% más que en agosto del año anterior, cuando se liquidaron u$s 1.604 millones.

Los dólares ingresados de la exportación del agro en el mes pasado son un 0,53% superior a julio, cuando las divisas ingresadas ascendieron a u$s2.253 millones, según informaron ambas entidades. El monto liquidado desde comienzos de año asciende a u$s15.200 millones, cifra que se ubica un 4,4% por debajo del mismo período de 2018.

La liquidación de divisas está fundamentalmente relacionada con la compra de granos que luego serán exportados, ya sea en su mismo estado o como productos procesados luego de una transformación industrial, según detallaron desde el sector.

El domingo pasado, el Gobierno estableció que los exportadores deberán liquidar las divisas dentro de un máximo de cinco días hábiles después del cobro, o 180 días después del permiso de embarque. A raíz de las medidas, desde las cerealeras sostuvieron: “Es importante resaltar que la mayor parte del ingreso de divisas en este sector se produce con bastante antelación a la exportación, anticipación que ronda los 30 días en el caso de la exportación de granos y alcanza hasta los 90 días en el caso de la exportación de aceites y harinas proteicas. Esa anticipación depende también del momento de la campaña y del grano de que se trate, por lo que no existen retrasos en la liquidación de divisas”.

Además, de cara al futuro, desde Ciara-CEC remarcaron que “las liquidaciones de divisas de los próximos meses dependerán del flujo de ventas de granos, particularmente de soja, por parte de los productores. Para disponer de un flujo de ventas normal, resulta necesario la estabilidad del tipo de cambio”.

Lo cierto es que según datos del Ministerio de Agricultura, el ritmo de compras de granos de este año fue semejante, incluso, más acelerado que el de la campaña 2017/18, aunque la cosecha fue sustancialmente superior. Es por eso que se especula que actualmente hay un mayor volumen de la cosecha en poder de los productores y, por ende, el productor está esperando el mejor momento para vender su cosecha y esto está relacionado a su necesidad de capital o el precio internacional de los granos.

El 2018 cerró con una caída del 5,5% en la liquidación de divisas por parte del sector agroexportador, el monto total anual ascendió a u$s20.219 millones, versus los u$s21.399 millones que ingresaron al país durante el 2017. La merma del año pasado estuvo relacionado a la profunda sequía que afectó a la producción.

Mientras tanto en el 2017 ya había cerrado con una baja de alrededor del 11% versus 2016: la retención de grano por parte del productor jugó un rol clave.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario