Agro: ir de la táctica a la estrategia

Agronegocios

El mundo ha evidenciado una demanda creciente del sector agroindustrial. Cómo harán los principales referentes de la política económica local para estimular a uno de los sectores que debe apuntalar el crecimiento económico argentino pero, sobre todo, el desarrollo.

El precio internacional de la soja sigue escalando en paralelo a la profundización de la pandemia y de sus golpes. Aquí y allá pueden trazarse numerosas lecturas pero si algo queda claro, es que el sector de los agroindustria ha tomado una vitalidad renovada en términos estratégicos para el país.

Si China es uno de los objetivos (hay que recordar que continúa su etapa de ascenso histórico donde unos 440 millones de personas nacidas en ese país ostentan hoy un poder adquisitivo similar al promedio de los estadounidenses, esto es de unos u$s40.000 anuales) no es menos cierto que el resto del mundo ha evidenciado una demanda creciente. Esto trae un interrogante que los principales referentes de la política económica local debieran responder: cómo harán para estimular a uno de los sectores que debe apuntalar el crecimiento económico argentino pero, sobre todo, el desarrollo.

Por estos días, y debido a la escasez de reservas en el BCRA, el ministro Guzmán tomó la decisión de bajar tres puntos las retenciones a la exportación de soja, además de otras medidas de igual dirección. Esto despertó viejos temores. El negocio exportador (la ecuación de vender al exterior)parece estar siempre sujeta a medidas reactivas, cortoplacistas, que muchas veces cambian la perspectiva y el atractivo de la inversión.

Más allá de lo relativo y fugaz del incentivo aplicado en este caso, lo concreto es que sólo parece pensarse en impulsar determinados sectores de la economía en la medida en que se los necesite de forma urgente, para luego dejarlos caer en una especie de intermitencia. En este contexto, el negocio exportador está siempre vulnerable a esos arrebatos, cuando debería ser casi lo contrario. Hay que cuidar el ingreso de divisas porque cada vez que hay problemas con ellas, el crecimiento se detiene. Se los llama ciclos de stop and go. De nuevo, la pregunta es por cuál será el lugar que tendrá la agroindustria en los próximos años en la Argentina.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario