Productores y asesores compartieron experiencias para desafiar la sequía

Agronegocios

Durante un encuentro organizado por Kioshi Stone distintos especialistas analizaron el escenario climático de cara a la siembra de soja y maíz.

La campaña gruesa presenta el enorme desafío de intentar producir casi sin precipitaciones. Si a todo esto le sumamos que nuestro país atraviesa el tercer ciclo agrícola bajo condiciones del fenómeno climático “La Niña” instalado en la región, todo se hace aún mas complejo. Las probabilidades de lograr una ecuación rentable se reducen drásticamente y las decisiones de inversión deben tener una precisión quirúrgica para poder sobrevivir en un año que en términos productivos, será para el olvido.

Ante esta realidad, una gran cantidad asesores compartieron experiencias y al mismo tiempo intentaron buscar algunas respuestas que les permitan a los productores mejorar sus estrategias para enfrentar la siembra de soja y de maíz en un contexto sumamente adverso.

Eso mismo fue lo que ocurrió el pasado viernes 25 de noviembre en el campo demostrativo que Kioshi posee en el Partido de General Belgrano, en plena Cuenca del Salado.

El Ing. Agr. Francisco Larraburu, asesor técnico comercial de Kioshi Stone, aseguró en diálogo con Ámbito que la ubicación del lote donde se recibió a los productores no es casual. “Se trata de un lote muy representativo de la zona, con sus medias lomas, bajos dulces y bajos salinos. Mostramos los ensayos que hicimos durante un año en el cultivo de trigo, utilizando diferentes estrategias de fertilización tanto en semillas como en fertilizantes a suelo y foliares y a partir de allí analizamos algunas situaciones donde la constante era la limitante del suelo, como barro blanco o exceso de sodio. Sabemos que la salinización es muy fuerte en esa zona, por eso mostramos las diferencias entre un suelo con exceso de sodio y un suelo sano, mostramos los lotes que trabajamos desde hace un año en los que ya logramos una mejor implantación de los cultivos”.

Uno de los temas que sin dudas atrajo la atención de los asistentes fue la propuesta del Ing. Agr. (Dr.) Ezequiel García Stepien, de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, quien brindó una charla sobre las estrategias para la generación de mejores rendimientos en años de sequía con el cultivo de maíz.

García Stepien explicó a Ámbito que “en años como estos hay que priorizar la economía del agua, que es el insumo que tenemos que almacenar y cuidar”. Por eso, recomendó reducir el numero de labores, aprovechar la siembra directa, hacer barbechos largos y controlar la aparición de malezas”.

El asesor sugirió “observar las fechas de siembra que garanticen agua para los periodos críticos, que en el caso del maíz sería a mediados de febrero. Hay que ser muy certero con las estrategias porque todo impacta en los costos. Es muy difícil recomendar maíz con este escenario”

En cuanto a la nutrición, destacó que “un vivificante ayuda en la implantación para un rápido aprovechamiento del agua, el Mist T (fósforo) funciona bien en el arranque y el Mist N ayuda también a hacer un uso efectivo del nitrógeno. Sólo se aplica si llueve, sino no porque es un gasto muy grande y la planta no lo puede captar. La ventaja de los productos de Kioshi radica en que ofrecen versatilidad y son mas eficientes porque la velocidad de respuesta que necesitamos es mayor”.

Otro de los temas que interesó mucho a asesores y productores fue el manejo de plagas en siembras tardías, a cargo del Ing. Agr. Msc. Néstor Urretabizcaya, de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, quien se refirió al cuidado del cultivo de soja respecto de las chinches y el impacto que éstas tienen en las etapas reproductivas. En cuanto al maíz, aseguró que la principal preocupación se centra en la oruga cogollera, que hasta ahora no pudo ser frenada por los híbridos disponibles en el mercado. El especialista recomendó monitoreo, detección temprana de larvas y aplicación de productos residuales que actúen por ingestión, banda verde o en su defecto banda azul. Luego, en cuanto a la nutrición señaló a Ámbito que “lo mejor es trabajar con cultivos fortalecidos, para poder soportar situaciones de estrés, porque si al escenario actual se le suma un ataque de plagas, el daño se potencia: con cultivos bien desarrollados, hay mayor capacidad de respuesta”.

Por último, si bien estamos próximos a terminar la campaña de trigo, con pérdidas a nivel nacional que superan el 40% de lo implantado, fue muy interesante escuchar algunas propuestas de fertilización. En este caso, el Ing. Agr. Juan Martín Doll, asesor técnico de Kioshi Stone, explicó a Ámbito que la premisa era mostrar nuevas recomendaciones sobre re fertilización, por lo tanto fue muy atractivo observar parcelas que se trataron con fertilizantes convencionales, otras con el agregado de fertilizantes foliares y por último otras donde no se trató el cultivo. “La propuesta es salir de lo convencional y apostar por una re fertilización foliar nitrogenada con Mist N ya que en estos casos las mejoras productivas podrían aumentar entre un 10% y 5% el rendimiento de los granos”.

Temas

Dejá tu comentario