Mundo

Ahora acusan a Moro de haber interferido en la obtención de delaciones

Un fiscal manifestó su incomodidad por la injerencia del exjuez en el trato con los arrepentidos.

Brasilia - El exjuez brasileño Sergio Moro, actual ministro de Justicia, al parecer intercedió en la actuación de los fiscales para obtener confesiones de arrepentidos en la causa Lava Jato, según surge de filtraciones obtenidas por el sitio The Intercept.

Dos fiscales de Lava Jato hablaron sobre la posición de Moro frente a las negociaciones con arrepentidos de la constructora Camargo Correa, según publicó ayer el diario Folha de San Pablo. Ese matutino es uno de los medios a los cuales The Intercept cedió las filtraciones de la aplicación Telegram que han causado impacto y motivado cuestionamientos a Moro.

En el artículo se transcribieron conversaciones ocurridas entre el jefe de los fiscales de Lava Jato, Deltan Dallagnol, y su colega Carlos Fernando dos Santos Lima. En la charla, Santos Lima manifestó su incomodidad con la aparente injerencia de Moro en las tratativas con los arrepentidos.

Con estas filtraciones, sumadas a las anteriormente difundidas, se pone en tela de juicio la parcialidad de Moro en el proceso. Es que en Brasil rige un sistema acusatorio, que deja en manos de los fiscales la investigación, sin intervención del juez. Este solamente se conduce, según la ley, como un garante del debido proceso, necesariamente imparcial, lo que lo habilita al final a emitir sentencia de primera instancia.

A modo de respuesta ante las nuevas acusaciones, Moro rechazó haber ejercido presión sobre los arrepentidos que colaboraron en el Lava Jato. “El juez tiene el deber legal de rechazar los acuerdos (con arrepentidos) cuando son excesivamente generosos”, afirmó el exmagistrado ayer a través de las redes sociales. De esa forma garantizó que actuó dentro de la ley respecto de dos ejecutivos de la constructora Carmargo Correa que se acogieron a la delación premiada a efectos de reducir sus condenas en casos de corrupción.

En cambio, el diario Folha de San Pablo publicó que Moro violó la ley de 2013 sobre delación premiada en la que se prohíbe que el juez tenga alguna participación en la tarea de los fiscales para obtener una confesión voluntaria del imputado. El instituto de la delación premiada fue la piedra de toque de la mega causa Lava Jato, dado que partir de los relatos de los arrepentidos se construyó buena parte de las condenas a importantes políticos y empresarios.

Iniciado en marzo de 2014 por Moro, juez de primera instancia federal de Curitiba, Lava Jato fue el proceso más importante contra la corrupción de las últimas décadas.

Las revelaciones de The Intercept iniciadas hace poco más de un mes dieron lugar a un escándalo que salpica a Moro y también al jefe de los fiscales de Lava Jato, Deltan Dallagnol. Ante la magnitud del caso la Procuradora General de la República, Raquel Dodge, convocó esta semana a Brasilia a Dallagnol.

Moro compareció a audiencias separadas en el Senado y Diputados donde negó toda irregularidad y acusó a The Intercept de ser un medio “delincuencial” y “sensacionalista”.

Días atrás, quien había defendido al exjuez fue el presidente Jair Bolsonaro, quien aseguró que su trabajo en el juicio que puso en prisión al ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva “fue imparcial”. “Su trabajo, por el que lo acompañé, fue imparcial. No solo él hizo justicia. La segunda y la tercera instancia fallaron en la misma línea. Las empresas estatales, los fondos de pensión, la devolución de 3.000 millones de reales de los delatores. Nadie devuelve 3.000 millones si no asaltó los cofres públicos con la connivencia del PT”, había señalado el mandatario.

Agencias ANSA y Télam,

y Ámbito Financiero

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario