Edición Impresa

Ahora sí que las vacas vuelan...

El mercado local se ubicaron hasta récords por encima de los $50 por kilo vivo para faena, la categoría "vacas" terminó de convertirse en el gran boom de la temporada.

… que, con precios que rondaron los u$s7.000 por tonelada en el reciente Sial de China, y que en el mercado local se ubicaron hasta récords por encima de los $50 por kilo vivo para faena, la categoría “vacas” terminó de convertirse en el gran boom de la temporada, y lo que justifica, en buena medida, el casi alarmante porcentaje de hembras que actualmente participa de la faena(ronda 50%). De la mano de la cada vez más activa demanda asiática y de la estrechez relativa de la oferta local, los “vientres” se convirtieron en los que traccionan ahora a las restantes categorías, aunque en estas el traslado de precios que hacen los frigoríficos de exportación hacia los productores sigue siendo “magro”. En tal sentido, sin embargo, las previsiones son totalmente distintas, pues ya comenzaron a habilitarse nuevas plantas y ampliaciones de otras (Swift Venado Tuerto, por ejemplo), lo que irá flexibilizando el actual cuello de botella de la capacidad instalada, abriendo una nueva ventana de demanda que se estima hará “saltar” hacia arriba los precios del conjunto, especialmente ni bien se absorba la limpieza del rodeo por el achicamiento de los campos en la entrada del invierno. Si bien es cierto que el consumo local sigue entre “calmo” y debilitado, no es menos cierto que el plano internacional sigue activo y compensa, con una Cuota Hilton nuevamente en más de u$s15.000 la tonelada (y que este año, finalmente, se completará después de 12 años de incumplimientos), la 481 también para Europa en u$s16.500, la Cuota a EE.UU. nuevamente en vigor, y con la expectativa de comenzar muy pronto a enviar a Asia cortes al vacío (de mucho mayor valor). Resta ahora la liberalización del “cautivo” mercado de cueros crudos, histórica restricción de un mercado protegido, y la generalización de remotos y facturas electrónicas que posibilitan competencia desleal con los rubros que tributan regularmente, y podría comenzar una paulatina recuperación de la producción de carne vacuna, que ahora deberá enfrentar los mayores costos del maíz y la suplementación.

… que, mientras va finalizando la cosecha 18/19, en el plano internacional se produjo también la reacción alcista de las cotizaciones, encabezadas por el maíz, debido a las copiosas lluvias en Estados Unidos que siguen atrasando la siembra, en cerca de 30%-35%. De mantenerse el nuevo escenario, serán los cereales los que lleven las voz cantante de la próxima campaña 19/20 en el Hemisferio sur, en detrimento de la soja, que verá nuevamente postergadas su posibilidades. Así se comentaba días atrás en Parque Norte, en el encuentro de Maizar, y va a ocurrir lo mismo esta próxima semana en Córdoba, cuando se realice Trigar. Las expectativas no son menores. Mientras las exportaciones de maíz de este año pueden alcanzar las 32 millones de toneladas, según reconoció el titular del CIARA (Centro de Exportadores e Industria Aceitera), Gustavo Idígoras, para 2020 el volumen de maíz podría ascender a 35 millones exportados, con un nuevo récord de producción. Por el lado del trigo, también podría volver a crecer, superando ahora los 20 millones de toneladas en el país. Mientras, desde Brasil, el titular de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, adelantó ayer que el país vecino “comprará en la próxima campaña (2020) más de 5,5 millones de toneladas de grano y 500.000 toneladas de harina, de las cuales el 50% será provista por los bonaerenses”, después de haberse logrado una de las mejores campañas en la historia de la provincia. Sin embargo, no todo es optimismo. Según Idígoras, el problema es la soja, ya que la capacidad ociosa de la industria puede volver a superar el 50%, lo que obligaría a nuevas importaciones (transitorias) mucho más voluminosas que las anteriores, a partir de septiembre-octubre, probablemente desde Estados Unidos, además de los tradicionales ingresos desde Paraguay. “Esto también es malo para los ingresos fiscales del Estado, y no sólo para las aceiteras”, reconoció el dirigente, que no descartó que las compras pudieran alcanzar también a la colza desde Canadá si se confirma un nuevo retroceso en la siembra local de soja. De todos modos, los cereales parecen haber cobrado un nuevo vigor (el precio internacional del maíz subió casi 20% desde el 10 de mayo) que, según el próximo presidente (desde agosto) del recientemente fusionado mercado de futuros MatBa-Rofex, Andrés Ponte, queda demostrado al alcanzarse “una posición abierta de 1.5 millones de toneladas de maíz, volumen que prácticamente duplica el récord anterior ”. Ya durante 2018 se había registrado una marca histórica que superó los 8 millones de toneladas negociados, aunque se destaca el gran potencial que tiene ahora a partir de la notable posición abierta alcanzada. Por otro lado, en lo que va de 2019 se negociaron más de 4.5 millones de toneladas, 16% por encima del ciclo anterior y en el presente mes se superaron los 1,3 millones de toneladas negociadas, duplicando la operatoria de futuros, multiplicando por cinco la de opciones y arrojando un crecimiento de 160% respecto del mismo período de 2018.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario