Edición Impresa

Airbnb: un gigante de u$s31.000 M que hoy cumple 10 años

La “startup” creada en San Francisco el 11 de agosto de 2008 tiene registrados 5 millones de alojamientos en más de 81.000 ciudades en 191 países.

San Francisco - "Olvídense de los hoteles" fue el lema con el que Airbnb lanzó hace diez años su plataforma de viviendas de uso turístico. En aquel entonces casi nadie podía prever el nacimiento de un gran rival para el sector hotelero establecido que cambiaría radicalmente el sector turístico.

La empresa fundada en San Francisco creció rápidamente y se convirtió en una de las "start-up" más exitosas del mundo. Hoy, los inversores sitúan el valor de Airbnb en unos 31.000 millones de dólares (27.000 millones de euros) y su proyectada salida a Bolsa podría ser una de las más grandes en la historia financiera del sector tecnológico.

La idea les llegó a los fundadores de Airbnb, Brian Chesky y Joe Gebbia, cuando ya no podían permitirse su apartamento en San Francisco. Sin perder el tiempo, colocaron tres colchonetas en la sala de estar para alquilarlas a visitantes de una conferencia sobre diseño. El precio incluía el desayuno.

Así surgió el nombre "Air bed and breakfast" (colchoneta y desayuno) con el que la iniciativa arrancó el 11 de agosto de 2008. Más tarde se abrevió a Airbnb.

"No nos podíamos imaginar que Air bed and breakfast podría ser algo grande", decía Chesky en entrevistas. Inicialmente, Chesky, Gebbia y el tercer fundador, Nathan Blecharczyk, sólo querían desarrollar una plataforma para la búsqueda de compañeros de piso. Tras cuatro meses de trabajo se dieron cuenta de que este servicio ya existía. Así nació Airbnb, o como dice Chesky bromeando: "La peor idea que jamás haya funcionado".

Hoy, la empresa tiene, según sus propios datos, una presencia en 191 países y unas 81.000 ciudades con más de cinco millones de alojamientos registrados. A modo de comparación: con sus 30 marcas aproximadamente, la mayor cadena hotelera del mundo, Marriott, ofrecía a finales de 2017 unos 1,3 millones de habitaciones. Airbnb, que al principio no fue más que una piedra en el zapato, llegó a convertirse en un peligroso competidor.

Actualmente, la empresa apuesta sobre todo por una clientela rica en el segmento de lujo. Por esto, no es de extrañar que Wall Street espera ansiosamente la salida a Bolsa. Sin embargo, Chesky no tiene prisa: "Déjenme decirlo directamente: no vamos a salir a Bolsa en 2018", dijo en febrero.

Aunque Airbnb, a diferencia de Uber, no ha sido salpicada por grandes escándalos, hay muchas críticas y malestar en todo el mundo. Se la acusa de incrementar el déficit de viviendas accesibles. Además, en muchos lugares las autoridades denuncian que no se pagan impuestos por los ingresos de Airbnb y que muchos anuncios son ilegales.

Agencia DPA

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario