Mundo

"Al que le guste el indio que vaya a Bolivia", la indignante frase de un diputado brasileño

Rodrigo Amorim tildó de "basura humana" a la Aldea Maracaná, un barrio de Río de Janeiro ciudad donde habitan personas de al menos 25 comunidades indígenas, y los comparó con el país vecino. El recientemente electo legislador nacional ganó de la mano del presidente Jair Bolsonaro.

El ministro de Justicia boliviano, Héctor Arce, afirmó este domingo que el diputado brasileño Rodrigo Amorim "debería disculparse públicamente" tras haber afirmado que "a quien le guste el indio, que vaya a Bolivia".

"Nuestros pueblos indígenas merecen todo respeto y valoración, y un representante electo de un país tan grande y digno como es Brasil debería disculparse públicamente", escribió Arce en su cuenta en Twitter.

En relación con el rechazo que generaron las declaraciones de Amorim, Arce subrayó que "cuando se trata de defender a la nación boliviana no existen diferencias políticas", según recogió la agencia noticiosa estatal ABI.

En tanto, el presidente Evo Morales sostuvo que "no es una novedad" la declaración del diputado brasileño.

"Siempre ha habido políticas de exterminio al movimiento indígena durante la colonia y la república; para quienes repasamos la historia no es una novedad lo que dice el diputado de Brasil", dijo Morales durante un acto en una población en Cochabamba, consignó la agencia EFE.

El viernes, Amorim afirmó que la Aldea Maracaná, un barrio de Río de Janeiro en el que habitan personas de al menos 25 comunidades indígenas, es una "basura urbana" y es necesaria su limpieza.

"Como carioca, me causa indignación ver aquello de la manera que está hoy; a quien le guste el indio, que vaya a Bolivia, que, además de ser comunista, sigue presidida por un indio", agregó Amorim, que pertenece al partido del presidente Jair Bolsonaro, fue el diputado más votado por Río de Janeiro en las elecciones de 2018.

Hace cinco días, Morales fue el único mandatario de los países del llamado "eje bolivariano" que asistió a la asunción de Bolsonaro y dijo entonces que Bolivia y Brasil son "socios estratégicos" que "miran el mismo horizonte de la patria grande".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario