Edición Impresa

“Aladín”, nueva apuesta para las vacaciones

• DESPUÉS DE "PETER PAN", SUBIÓ A ESCENA EN EL GRAN REX OTRO CLÁSICO DE LA LITERATURA INFANTIL
Ariel Del Mastro, su director, cuenta que concibieron esta versión hace doce años, en consonancia con la crisis de 2001, y que habían puesto el foco en lo social. “Y no quedó descontextualizada en absoluto, lo cual habla muy mal de nosotros como sociedad”, reflexiona.

"El público en vacaciones tendrá que elegir una obra, porque la crisis es real y no va a tener plata para ver muchos espectáculos", admite Ariel Del Mastro en diálogo con este diario, a propósito del estreno de "Aladín", una de las atracciones para el receso invernal que debutó el viernes pasado en el Gran Rex y ofrecerá un mes de funciones. De los creadores de "Peter Pan", que fue éxito durante los dos últimos años en vacaciones de invierno, el musical está escrito por Marisé Monteiro con música original de Patricia Sosa, Oscar Mediavilla, Daniel Vilá y Federico Vilas, cuenta con dirección de Del Mastro y está protagonizado por Fernando Dente, Julieta Nair Calvo, Darío Barassi, Carolina Kopelioff y la Carlos Belloso.

Periodista: ¿Cómo es esta versión de Aladín?

Ariel Del Mastro: Es la que habíamos hecho hace doce años con Patricio Arellano, Omar Caliccio y otros, así que partimos de allí y está basada en el cuento clásico de "Las mil y una noches", es una adaptación nuestra con música original. Nada tiene que ver con la versión de la película de Disney o el musical salvo por los personajes y la historia. Lo sorprendente es que en aquel entonces, post crisis de 2001, habíamos puesto el foco en lo social, en el pueblo, en la falta de dinero para pagar los impuestos. Cuando la releímos parecía escrita para este contexto, que también es de crisis, no quedó descontextualizada en absoluto, lo cual habla muy mal de nosotros como sociedad. Es casi como un grito popular que tiene toda la vigencia.

P.: A tono con "Peter Pan", ¿apuesta a que se convierta en el musical del año?

A.D.M.: Por suerte la venta de entradas va bien. Es un multimedia, pero con una historia más coral en relación a Peter Pan. Aquí se siguen las historias de más personajes, de modo que el público pueda crear empatía con uno o con otro. El genio trae humor y parece escrito a la medida de Barassi; Belloso es el villano, y hay humor, que en Peter Pan no exisitía. El de Belloso es humor irónico, no falta la historia de amor y el pueblo que desea que las cosas cambien para no pasar hambre. La escenografía incluye el desierto, el palacio, la casas, y estará el vuelo en alfombra mágica cerca del techo del Gran Rex, como cuando volaba Peter Pan con Wendy, Juan y Miguel.

P.: ¿Pensó en trabajar para el exterior?

A.D.M.: Estoy haciendo en España un musical con Joan Manuel Serrat inspirado en sus canciones, no sobre su vida. Se llama "Aquellas pequeñas cosas", así que estoy viajando cada tres meses para esa puesta.

P.: ¿Qué opina de otras propuestas teatrales que vienen de la televisión y compiten por el público con Aladín?

A.D.M.: Este proyecto está hecho por nosotros, no es una licencia, hay artistas y creativos argentinos que no están dentro de los muñecos. Acá cantamos en vivo.

P.: ¿Cómo ve la escena del musical actual en relación con años atrás?

A.D.M.: Es difícil porque son producciones enormes con mucha gente trabajando. Cuando se apuesta a cosas grandes como acá, donde somos 70 personas, no hay opción a equivocarse. Un mes de funciones es mucho riesgo porque tenemos poco tiempo para recuperar la inversión.

P.: Pero Peter Pan estuvo más de dos meses...

A.D.M.: Intentaremos estar más, pero como la escenografía ocupa tanto espacio escénico no podemos convivir con otros shows que ya tiene pautados el Gran Rex.

P.: ¿Cómo fue el trabajo de dirección en "Soy Luna" en concierto?

A.D.M.: Son productos diferentes, Soy Luna es para adolescentes, es casi como un concierto con una historia chiquita que une las canciones, hay mucho baile y los temas de la tele. Vamos a hacer gira 9 meses por Brasil y Latinoamérica y el año pasado hicimos Europa. Son obras que no tienen mucho texto así se ajustan a cualquier país. Para su público significa el encuentro con los artistas de la tele. En cambio Aladín es un show para la familia.

P.: ¿Y con "American idiot"?

A.D.M.: El musical está instalado pero fuera de la calle Corrientes, tiene su circuito en el off, porque el teatro comercial está lejos de los musicales, son caros, difíciles de hacer, y pocos encuentran el espacio como "Sugar", "El violinista" o alguno más. En cambio estos otros musicales cuentan historias profundas y van a tener que hacerse lugar en el Galpón de Guevara, en el Kairós, en El Cubo y otros. También hacen funciones en días más atípicos como lunes o martes. Y encuentran su público.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario