Política

Alberto F. reforzará la otra pelea electoral (Ciudad)

Los porteños, se sabe, suelen votar a la inversa de las provincias. Si el dogma existe, lo validaron las PASO del 11 de agosto, dándole un triunfo a Juntos por el Cambio que solo acompaño Córdoba. Como sea, permanecer en la Ciudad de Buenos Aires, no es menor para el oficialismo que cree que una derrota allí lo llevaría al rincón de la nostalgia. Pero, Horacio Rodríguez Larreta obtuvo suficiente como para ganar en primera ronda si el resultado se repite en octubre. Planifica reforzar la campaña en las comunas del sur donde le ganó el kirchnerismo, una geografía donde prevalece la simpatía por el peronismo dentro del distrito difícil para esa oposición. También su rival principal, Matías Lammens, el candidato a jefe de Gobierno de la lista del Frente de Todos planifica más presencia en esas comunas para retener los votos, por lo cual se vivirá allí una campaña intensa. Mientras Larreta buscará bajar los guarismos de sus rivales en la geografía peronista, los barrios de las comunas 4 y 8 (el sur porteño), el kirchnerismo además de ese territorio quiere reconquistar la Comuna 9 (Parque Avellaneda, Liniers y Mataderos) donde Juntos por el Cambio lo superó por alrededor de 500 votos, en una elección de la que participaron unos 117 mil votantes. Como sea, Alberto Fernández saldrá a reforzar la campaña en su distrito, la Ciudad de Buenos Aires, con la idea de quebrar la posibilidad de un Larreta ganando en primera vuelta y animando la llegada a un balotaje.

En la Ciudad, para imponerse en primera vuelta se requiere obtener más de 50% de los votos y no se computan los blancos. Hasta ahora, desde la autonomía porteña no lo logró ni el propio Mauricio Macri que gobernó dos períodos el distrito. Es la primera vez, por otra parte, que las elecciones a jefe de Gobierno se realizan en forma conjunta con las nacionales, una decisión que, con Macri complicado para su reelección tracciona en contra de Larreta. Así, la campaña de Lammens buscará ascender también en la zona clave, conocida como el corredor de la avenida Rivadavia, para referirse a uno y otro lado de esa arteria donde se concentra el voto de la clase media con sectores más “progresistas” que creen se podrían identificar con la figura del presidente de San Lorenzo, un invitado del peronismo para la competencia porteña.

Larreta ganaría en primera vuelta si repite los resultados, de acuerdo al escrutinio definitivo, pero atraviesa una línea débil, ya que, de bajar un punto las chances estaría en condiciones de disputar la segunda vuelta contra Lammens, en una situación similar a la que protagonizó en 2015 contra Martín Lousteau, hoy su aliado. Esa es la idea del kirchenrismo, llegar a la segunda, con una estrategia que analiza el comando de campaña de Lammens que integran, Mariano Recalde (candidato a senador por la Ciudad), Claudia Neira (candidata a legisladora porteña), Manuel Socías y Matías Barroetaveña.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario