Edición Impresa

Alberto F.: "Ser mejores que Macri no cuesta nada"

El exjefe de Gabinete participó de un acto peronista en la visita a Alicia Kirchner con fotos para la campaña. Hoy buscará estar presente en el juicio oral contra Cristina de Kirchner.

Alberto Fernández, tal como anticipó este diario, comenzó su campaña por la provincia de Santa Cruz y tiene previsto arribar al mediodía de hoy al Aeroparque para dirigirse hacia Comodoro Py, donde al mediodía comenzará el primer juicio oral contra Cristina de Kirchner y exfuncionarios de su Gobierno en el caso conocido como “Vialidad” (ver nota pág. 12). A las doce, cree Fernández aproximadamente bajará del avión de regreso a Buenos Aires para trasladarse a la audiencia, aunque, como es testigo en la causa, no le permitirían participar.

La primera salida de campaña desde que se anunció su candidatura a presidente con Cristina de Kirchner de vice esbozó lo que buscará hasta las elecciones, que es asociar su imagen como exfuncionario de la administración de Néstor Kirchner y no con la de su compañera de fórmula, de quien fue muy crítico. Tanto es así que ayer en Río Gallegos se reunió con la gobernadora Alicia Kirchner en el despacho que fue de Néstor Kirchner durante su gestión como gobernador de la provincia, un dato que fue destacado por el equipo del candidato. “Santa Cruz tiene la suerte de tener una gobernadora como Alicia, siempre quisiera tenerla en mi equipo, es una trabajadora incansable y lo demostró como ministra de Desarrollo Social cuando compartimos gabinete con Néstor”, dijo Fernández.

Por la noche, el exjefe de Gabinete participó de un acto del peronismo en Santa Cruz, también junto a Alicia Kirchner, quien se esforzó por ponderar la unidad. Ante ese público, Alberto Fernández habló sobre las reflexiones de Cristina y admitió: “Tenemos que cambiar”.

“Me encanta la consigna de ‘vamos a volver’, pero ¿para qué vamos a volver?, empezó el postulante a presidente y se respondió que “vamos a volver para ser mejores y ser mejores que Macri no cuesta nada”. Remarcó que “tenemos que ser mejores de lo que fuimos, definitivamente. A nosotros no puede pasarnos desapercibido que perdimos tres elecciones consecutivas y que hay algo que no estamos sintonizando con alguna parte de la Argentina y tenemos que revisarlo”.

En la misma sintonía dijo que “Cristina es Cristina y nadie puede cambiarla” y que “ tampoco yo soy un tipo obediente, también lo sabe Cristina”.

“¿Qué es lo bueno de este tiempo que nos toca vivir con Cristina? A Cristina y a Alberto les pasó lo mismo que les pasó a los miles de argentinos: un día se pelearon por la política. Cristina y Alberto salían en los diarios, la diferencia. Un día dijimos: ‘Mirá, nos hemos peleado por tanto tiempo y hemos permitido que pase esto por nuestras peleas’”, contó didáctico y remató con que “cuando yo digo que Cristina esté más madura, digo que también reflexionará sobre todo lo que pasó, revisará sobre todo lo que pasó, y también ella se da cuenta de que la Argentina y el mundo es otro, y tenemos otros desafíos. Recuperé a una amiga. Si alguien pretende que yo no escuche a Cristina, están locos, la voy a escuchar siempre porque es el centro político de la Argentina”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora