Nacional

Alberto Fernández se comprometió con gobernadores a pagar deudas de Nación a San Luis y Santa Fe

El precandidato presidencial del Frente de Todos, en caso de ganar, quedó estipulado el pago de la deuda que Nación tiene con Santa Fe y San Luis con fallo favorable de la Corte Suprema desde noviembre de 2015 por fondos coparticipables.

Entre los compromisos que firmó el precandidato presidencial del Frente de Todos Alberto Fernández con gobernadores aliados sobre proyectos a realizar en las provincias en caso de ganar las elecciones, quedó estipulado el pago de la deuda que Nación tiene con Santa Fe y San Luis con fallo favorable de la Corte Suprema desde noviembre de 2015. Lo rubricó con el mandatario Alberto Rodríguez Saá y con el gobernador electo santafesino Omar Perotti, quien sucederá en diciembre al socialista Miguel Lifschitz.

Durante todo el gobierno de Cambiemos, la devolución de los fondos coparticipables retenidos por la Casa Rosada entre 2006 y 2015 para financiar a la Anses y la AFIP fue eje de las negociaciones entre la administración de Mauricio Macri y los mandatarios Rodríguez Saá (PJ) y Lifschitz (Frente Progresista).

Inclusive, en febrero de este año, el máximo tribunal dio por terminado el periodo en que San Luis y Nación debían ponerse de acuerdo y estableció que la actualización del monto original debía realizarse con tasa pasiva del Banco Nación. La suma, así, oscila entre 15 mil y 16 mil millones y se abrió un nuevo paraguas de 120 días para que las partes se pongan de acuerdo sobre la forma de pago. En Santa Fe se entusiasman con un fallo similar, con demoras, ya que Lifschitz buscó una salida negociada por más tiempo que Rodríguez Saá. Los santafesinos calculan que el monto actualizado ronda los $60 mil millones.

La idea de las actas de compromiso surgió justamente en Santa Fe, durante la recorrida de Campaña de Alberto Fernández en esa provincia, junto con el gobernador electo Omar Perotti. Además de despejar dudas sobre el apoyo del actual senador nacional, el santafesino fue el primero en idear un borrador. El papel que llevó Perotti a Rosario indicó en su último punto: “Cumplir con la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en relación a la detracción indebida de fondos coparticipables. Lo propio se hará en relación al financiamiento de la caja provincial de jubilaciones y pensiones, de acuerdo a lo establecido por ley”.

Por su parte, Rodríguez Saá puso a la deuda en primer término, con un más escueto: “Cumplir con el fallo de la Corte y pagar”.

En los pocos avances sobre esta deuda, el Gobierno nacional había propuesto un mix que incluía obras nacionales en esas provincias y bonos a favor de Santa Fe y San Luis.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario