Política

Alberto hizo equilibrio entre Washington y Caracas

Tras su bilateral con López Obrador en Ciudad de México, el presidente electo aseguró que espera trabajar con Trump para renegociar la deuda con el FMI y evitó pronunciarse sobre Nicolás Maduro.

Alberto Fernández hizo ayer equilibrio regional en México luego de reunirse con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin abordar la crisis en Venezuela, puso el foco en las protestas que padece Sebastián Piñera en Chile y ratificó que abrirá negociaciones con el Fondo Monetario Internacional para pagar la deuda pero “no a costa de más sufrimiento del pueblo argentino”. El presidente electo aseguró en la conferencia de prensa realizada en el Palacio Nacional del Distrito Federal que “el tema de Venezuela prácticamente no lo tocamos porque todos saben lo que pensamos Andrés Manuel López Obrador y yo. Prácticamente no ocupó nada de la reunión”, aseguró Fernández.

“Hablamos de la preocupación por lo que sucede en Ecuador y en Chile. Los dos valoramos la institucionalidad y la democracia, al igual que los criterios de igualdad y equidad. Lo que más siento con AMLO es que tenemos comunión de ideas y conceptos sobre lo que le pasa al mundo y a nuestro continente”, explicó Alberto tras la reunión, y almuerzo, con López Obrador. El presiente electo descartó además la conformación de un frente progresista para rivalizar con Estados Unidos y explicó que “nadie quiere experiencias como las que vive Chile. Hay que ayudarlos a recuperar la paz y una mayor integración de acuerdo a la demanda del pueblo chileno. Nosotros no estamos proponiendo un polo progresista en contra de nadie sino para proteger a los postergados por las políticas del presente”. Acto seguido, volvió a responsabilizar al FMI por la crisis económica, social y cambiaria que padece el país. “El FMI es también responsable de los que pasa en Argentina. Lo único que le pedimos es reflexión sobre lo que pasa en nuestro país y comprender que no podemos seguir ajustando a la sociedad argentina. Cuando Macri deje el Gobierno, el 40% de los argentinos estará en la pobreza. Hay poner en marcha la economía y luego ver de que forma vamos a cumplir nuestras obligaciones pero no a costa de más sufrimiento social”, reiteró Fernández. Y resaltó: “No es que no querramos pagar, es dinero que entraba en concepto de deuda y salía en concepto de fuga. Las obligaciones hay que cumplirlas pero no podemos hacerlo pidiéndole más sacrificio a nuestra gente”.

Alberto también enfrió la posibilidad de viajar a Washington en el corto plazo. “No tengo agenda prevista en lo inmediato ni despues de asumir. Aspiro a que vinculo con Estados Unidos sea muy bueno, eso es un vínculo donde los dos se respetan. Tuve muy buena charla con Trump y parecen dispuestos a ayudarnos en esta instancia. No tengo previsto un viaje que puede ocurrir o no”, advirtió.

Felipe Solá, quien acompaña a Alberto en su visita a México como eventual Canciller del próximo gobierno peronista, afirmó que la negociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los acreedores privados será llevada adelante sin ningún tipo de “canje” político con el gobierno de Donald Trump. “Nosotros no vamos a modificar nuestra visión sobre temas, como por ejemplo el caso de Venezuela, de forma ostensible por el tema de la deuda. Pensamos que hay mucha gente que está cambiando. No se puede estar permanentemente en una actitud que no produce resultados”, dijo. De esa manera, Solá cuestionó al Grupo de Lima y su plan de medidas y exigencias para con Maduro que hasta el momento no ha logrado ningún tipo de avances en materia de política interna en el país caribeño.

Fernández viajó acompañado por Solá, eventual Canciller del próximo gobierno, Miguel Cuberos y se sumaron los economistas Cecilia Todesca y Matías Kulfas quienes mantuvieron reuniones con equipos técnicos del gobierno de México para reflotar el intercambio comercial en materia “automotriz, y autopartes pero fundamental en materia de carnes y producciones locales como porotos negros”, según reveló Fernández en la conferencia de prensa.

Por la tarde, el sucesor de Mauricio Macri iba a reunirse a solas con el magnate Carlos Slim y por la noche tenía agendada una cena en la Hacienda de los Morales, en la colonia Polanco, con empresarios locales como José Antonio Fernández Carbajal, FEMSA, Germán Larrea Mota Velasco Grupo México; Alberto Baillères González Grupo Bal; Armando Garza Sada de Alfa; Daniel Servitje, Bimbo; Ricardo Salinas Pliego de TV Azteca, Rogelio Zambrano Lozano de Cemex y David Martínez, entre otros.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario