Política

Alemania se cuela en la transición

El viceministro de Defensa alemán llega a firmar memorando por equipamiento de las fuerzas.

Peter Tauber, secretario de Estado Parlamentario de Defensa de Alemania (viceministro) llega hoy al país en visita oficial. El arribo del alto funcionario del gobierno alemán se produce en medio de los preparativos de la transición que ocupa a sus pares criollos del edificio Libertador. El ministro Oscar Aguad junto a la secretaria de Estrategia, Paola Di Chiaro recibirán a Tauber y se prevé la firma de un Memorando de Entendimiento que fortalezca la cooperación entre ambos países.

Alemania fue un actor importante en el reequipamiento de las fuerzas armadas nacionales en las décadas del 70 y 80; los submarinos tipo 900 (clase ARA Salta) y TR-1700 como el siniestrado ARA San Juan, además de los buques de la Flota de Mar tipo Meko 360 y 140 de la Armada y el desarrollo del TAM (tanque argentino mediano) del Ejército en sociedad con el consorcio alemán Thyssen-Henschel fueron producto de aquella alianza. La recuperación de una capacidad estratégica; la flota de submarinos; tiene en vilo al alto mando naval. El naufragio del ARA San Juan dejó al país con una mínima casi nula respuesta submarina frente a un escenario de amplio espacio marítimo a controlar y patrullar. En 2017 la crisis del hundimiento rozó Alemania, la presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, diputada Cornelia Schmidt Liermann pidió un informe al Ministerio de Interior de Alemania por un contrato de dos empresas que proveyeron baterías al submarino durante la reparación de media vida.

El avión IA-63 Pampa; hoy en su tercera versión; fue diseñado y construido en Argentina inicialmente por la Fábrica Militar de Aviones (en la actualidad Fábrica Argentina de Aviones) en la década de 1980, con la asistencia del grupo alemán Dornier Flugzeugwerke. La empresa alemana Liebherr Aerospace continúa desde entonces proveyendo los subsistemas de aterrizaje del Pampa III.

Recrear el vínculo de antaño parece ser el objetivo apuntado que uno interpretaría tras la lectura del memorando. En el documento de 6 páginas y 8 artículos se busca entre otros ejes acordar sobre: “intercambio de experiencias en los campos de la política e industria de defensa; intercambio de experiencias y conocimientos en el campo de las tecnologías de armamento; intercambio de información en los ámbitos del espacio y la termósfera, así como en relación con la seguridad informática y adquisición de equipamiento militar.”

En la audiencia entre Aguad, Di Chiaro y Tauber habrá tiempo para dialogar sobre la coyuntura internacional y nacional. Venezuela sigue en la agenda mutua. Uno de los ítems del memo formaliza el “diálogo político y estratégico sobre asuntos relacionados con la seguridad internacional”. Las partes también se comprometen a colaborar en varios campos, incluida “la medicina militar, operaciones de mantenimiento de la paz en el marco de las Naciones Unidas; formación y perfeccionamiento de militares y personas civiles pertenecientes a los ámbitos de la defensa”. Hay interrogantes obligados del visitante que no tendrán respuesta del lado oficial; no se conoce aún ni siquiera una terna de posibles candidatos a ocupar el lugar que deja Aguad. Sin esa información las segundas y terceras líneas igual están abocadas a poner al día expedientes y carpetas a la espera de los designados para la transición.

Alemania es el noveno inversor directo de Argentina, con presencia en el sector industrial, químico y sanitario y en energías fósiles y renovables

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario