Mundo

Alerta mundial por el anuncio iraní de enriquecimiento de uranio a nivel prohibido

Estados Unidos, Israel, Alemania y la Unión Europea instaron a la República Islámica al "cese inmediato" de esta práctica.

Teherán- Irán confirmó ayer que comenzó a enriquecer uranio a un nivel prohibido por el acuerdo sobre su programa nuclear de 2015, y amenazó con liberarse de otras obligaciones en “60 días”. “Dentro de algunas horas”, Irán reanudará el enriquecimiento de uranio 235 a un nivel de pureza superior al 3,67%, declaró a la prensa Behruz Kamalvandi, portavoz de la organización iraní de energía atómica, sin precisar el nuevo nivel. Las reacciones contra esta decisión no tardaron en salir a la luz. Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña e Israel instaron a la República Islámica a “detener” esta práctica.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, amenazó a Irán con “más aislamiento y sanciones”. “La última ampliación de Irán de su programa nuclear conducirá a un mayor aislamiento y sanciones. Las naciones deben volver a la antigua política que prohibía el enriquecimiento al programa nuclear de Irán. El régimen iraní, equipado con armas nucleares, representaría una amenaza aun mayor para el mundo”, escribió en Twitter el secretario de Estado de Estados Unidos.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, afirmó por su parte que el anuncio de su archienemigo supone un “paso muy peligroso”. “Hago un llamado a mis amigos, líderes de Francia, Reino Unido, Alemania”, que firmaron el acuerdo en 2015, para que impongan “duras sanciones” a la República Islámica. Netanyahu es el principal interesado en que la comunidad internacional frene el plan nuclear iraní, ya que considera la posibilidad de que ese país acceda armas atómicas una “amenaza existencial”.

En la misma línea se expresó el gobierno alemán. “Urgimos con firmeza a Irán a detener y dar marcha atrás con todas las actividades inconsistentes con sus compromisos”, dijo un vocero del ministerio de Relaciones Exteriores alemán, agregando que Berlín está “en contacto” con los otros firmantes aún involucrados en el acuerdo para analizar “los próximos pasos” a seguir.

El gobierno británico pidió también el “cese de inmediato” el enriquecimiento de uranio por encima del 3,67%. “Si bien el Reino Unido sigue plenamente comprometido con el acuerdo, Irán debe cesar inmediatamente y revertir todas las actividades contrarias a sus obligaciones”, declaró el Ministerio de Relaciones Exteriores de Londres en un comunicado.

Previamente, la Unión Europea también había expresado su preocupación por el asunto. “Estamos extremadamente preocupados por el anuncio de Irán. Hemos pedido a la república islámica que no tome medidas adicionales que afecten negativamente al pacto”, señaló Maja Kocijancic, la portavoz de la máxima responsable diplomática de la UE, Federica Mogherini.

Pese a las críticas, Teherán afirma que su decisión de liberarse paulatinamente de algunos de sus compromisos solo busca salvar el acuerdo nuclear iraní firmado en Viena en julio de 2015. Es parte de la respuesta iraní a la decisión de Estados Unidos de salir unilateralmente de este pacto en mayo de 2018 y de restablecer las sanciones contra Irán. Este nuevo giro ocurre en un momento de escalada militar entre Washington y Teherán en el Golfo. El viceministro de Relaciones Exteriores iraní, Abbas Araghchi, amenazó con liberarse de otras obligaciones en materia nuclear, al menos que se encuentre una “solución” con sus socios para responder a sus peticiones.

Agencias AFP, ANSA y Reuters

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario