Finanzas

Alfredo Gutiérrez Girault: "La posibilidad de una reestructuración de deuda es acotada"

El profesor titular consulto de Política Económica Argentina en la UADE basa su afirmación en el hecho de que en 2020 los vencimientos de deuda "son bastante manejables". Y refuerza: "Gran parte de esa deuda está colocada en residentes argentinos y una proporción importante de esa colocación es en pesos".

“La posibilidad de una reestructuración de deuda es acotada”, afirma Alfredo Gutiérrez Girault, profesor titular consulto de Política Económica Argentina en la UADE, en momentos de gran incertidumbre política y económica, tras el resultado de las PASO que produjo una fuerte devaluación del peso. Gutiérrez Girault, también economista Jefe en el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), basa su afirmación en el hecho de que en 2020 los vencimientos de deuda “son bastante manejables”. Y refuerza: “Gran parte de esa deuda está colocada en residentes argentinos y una proporción importante de esa colocación es en pesos”. En un diálogo con Ámbito, el economista y exfuncionario público se refiere, entre otros temas, a la evolución del tipo de cambio, los próximos vencimientos de las Letes, y los desembolsos del FMI que restan hasta fin de año.

Periodista: ¿Cómo impactó en los mercados el mensaje del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y del presidente del Banco Central, Guido Sandleris?

Alfredo Gutiérrez Girault: Diría que en términos de calmar a los mercados es una señal importante de que se busca construir una plataforma de acá a las elecciones. Es una señal positiva, y la respuesta de los mercados creo que ha sido tranquilizante en base a lo que vimos el martes. El arsenal que tiene el BCRA para apoyar estas políticas en términos de respaldar acuerdos internacionales da cierta tranquilidad. Hay que tener en cuenta que de acá a las elecciones quedan 45 días hábiles.

P.: ¿Considera que puede mantenerse hasta octubre la estabilidad cambiaria vista el martes?

A. G. G.: De alguna manera Sandleris dijo que el nivel de reservas es importante y el tiempo de cambio idealista, y que puede haber algún movimiento financiero. Después el punto es la economía real pero para eso están las reservas si ello existiera. Esta es una situación totalmente diferente de otros episodios que hemos vivido, donde había algunos condicionamientos que eran más complejos y que fueron traumáticos. Hoy las condiciones son sustancialmente diferentes.

P.: ¿Qué cree que pasará con los vencimientos en dólares de las Letras del Tesoro de aquí hasta las elecciones?

A. G. G.: Se acumularon colocaciones cortas en los últimos meses pero para eso está también los fondos del FMI, que están básicamente para los pagos de deuda. Pasadas las turbulencias, esta incertidumbre que generan las elecciones en Argentina, eso será margen para que la nueva administración pueda colocar deuda en el corto plazo a principio de 2020.

P.: Después de las medidas anunciadas la semana pasada, que complican la meta fiscal, ¿cree se harán efectivos los últimos desembolsos del FMI?

A. G. G.: En primer lugar el ministro Lacunza no dijo que se había sobrecumplido la meta fiscal de junio. También indicó que los resultados fiscales de julio habían dado superávit, y se prevé que agosto va a ocurrir lo mismo. En septiembre creo que el escenario también va a ser favorable, si bien puede que haya algún gasto por las medidas anunciadas la semana pasada, también es cierto que los recursos van a aumentar debido a la aceleración de la tasa de inflación, como ocurrió en abril. Los recursos están creciendo a un 50%. Todo este conjunto de cosas hace que yo piense que los números fiscales del tercer trimestre van a dar razonablemente bien hasta el superávit primario. La carga de intereses puede haber sido un poco aumentada por lo intereses en moneda extranjera, que van a estar a un tipo de cambio más alto. Entonces vamos a tener un buen resultado, y la base monetaria bien. Pero creo que vamos a cumplir con todas las obligaciones, así que bajo ese punto no debería haber problemas para que el FMI desembolse. Desde una perspectiva más general, el Fondo, así como ayudó a Grecia en momentos de turbulencia en que parecía que no podía cumplir con su acuerdo, no veo por qué no lo haría Argentina.

P.: ¿Crece la posibilidad de una nueva reestructuración de la deuda?

A. G. G.: En 2020 hay vencimientos por montos que son bastante manejables. Gran parte de esa deuda está colocada en residentes argentinos y una proporción importante de esa colocación es en pesos. Eso dejaría acotada la posibilidad de que sea imprescindible una reestructuración. Aunque igualmente allí hay cuestiones políticas que se escapan al análisis técnicos.

P.: ¿Cuál cree que será el impacto de una posible victoria de Alberto Fernández en octubre?

A. G. G.: No necesariamente habrá un cimbronazo en los mercados. La sorpresa ya se asumió en las PASO, de ahí en más mucho depende de las acciones que tomará la futura administración. En este sentido, la idea del actual gobierno de convocar a los economistas de cada espacio opositor es una muy buena.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario