Economía

Alquilar en la costa en febrero, hasta 40% menos que enero

LOS PRECIOS BAJAN DRÁSTICAMENTE A LA ESPERA DE MÁS TURISTAS QUE REFLOTEN LA TEMPORADA - En Pinamar y Cariló ya hay una importante cantidad de reservas tomadas. La contracara es Mar del Plata, que si bien le calculan una ocupación del 80%, será más baja que el mismo mes del año pasado.

La costa argentina está atravesando un enero que, al menos hasta ahora, dejó un gusto amargo. Precios altos y mal clima crearon una fórmula poco amigable para el comienzo de 2019.

Sin embargo, los operadores inmobiliarios apuestan a repuntar en febrero, mes en el que los precios, a pesar de la alta inflación, van a bajar.

“En Mar del Plata, los precios de los alquileres van a bajar entre un 20% y un 30% en febrero, por lo que esperamos más turistas que en enero. Por ahora, tenemos entre un 50% y 60% de reservas para el próximo mes, aunque apostamos a superar el 80% de ocupación”, explicó Oscar Gonnet, integrante de la Comisión de Turismo del Colegio de Martilleros de Mar del Plata. Sin embargo, de ser así, este porcentaje no lograría superar al mismo mes del año pasado, cuando la ocupación en La Feliz fue del 85%, según Gonnet. ¿Cómo se explica esto? “El que antes iba a Miami, ahora veranea en Pinamar o Cariló, y el que venía a Mar del Plata, no viene”, sostuvo.

P28-COLAGE2.jpg

Por su parte, en los balnearios más top de la costa argentina el panorama para el próximo mes es diferente. Cariló está atravesando un momento pleno, con una fuerte ocupación que espera repetir hasta finalizado el fin de semana largo de Carnaval, los primeros días de marzo. Producto de la fuerte devaluación y un dólar cercano a los $40, que frenó los viajes al exterior, muchos la eligen este verano.

“Para febrero tenemos un 15% más de reservas que el año pasado. Los precios bajan 30% en comparación con enero, por lo que esperamos un buen flujo de gente”, explicó Silvia Melgarejo, titular de Constructora del Bosque. Allí las grandes mansiones y los alojamientos de alta categoría tienen una demanda que hace celebrar a los agentes inmobiliarios. En tanto, en Pinamar, las expectativas para el próximo recambio de turistas también son altas. Con una ocupación que en enero alcanzó el 80% los fines de semana, el balneario espera que la baja de los precios impulse un significativo repunte. Allí, la radiografía es similar a la de su vecina Cariló: las mejores propiedades se alquilaron rápido. Ahora queda esperar a ver qué pasa con el resto. “En algunos casos va a haber bajas del 40% en los alquileres, aunque en líneas generales será del 30%. En febrero del año pasado hubo muy poca ocupación, pero ahora ya se nota que va a ser distinto”, comentaron desde la inmobiliaria Albanese. Lo más probable es que, si bien va a haber más turistas los gastos que hagan sean más medidos. El turismo espontáneo es el factor fuerte de esta temporada. A la espera de un clima que reflote al sol, los balnearios argentinos aguardan la llegada de más turistas en sus playas. Ya lo anunció hace pocos días el ministro de turismo, Gustavo Santos, al arrojar los últimos números: el turismo interno crecería 20%. Se trata de un dato que, varias playas del país. esperan evidenciar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario