Edición Impresa

Alquileres en la costa: crece la oferta con precios en dólares

Rentar una propiedad, será mínimo 30% más caro. Por ahora, hay pocas operaciones concretadas.

A tres meses de comenzar la temporada de verano, las inmobiliarias de las costa argentina ya están comercializando sus inmuebles para alquilar con un 30% de aumento como mínimo.

Empujada por la crisis, se baraja una temporada complicada, como ya sucedió años anteriores. Si bien los aumentos pautados hasta ahora son más bajos que las expectativas de inflación del 55%, para protegerse, algunos propietarios directamente decidieron dolarizar sus propiedades.

“Por ahora, tenemos un 15% de operaciones concretadas, un número menor que el del año pasado a esta altura. En julio, habíamos determinado un 30% de aumento para los alquileres, pero después de las PASO tuvimos que hacer un reajuste de entre el 10% y 15%”, explicó Micaela Montes, responsable de Constructora del Bosque, inmobiliaria de Cariló. “Puede que haya un reajuste si el dólar vuelve a subir. También están quienes directamente eligen dolarizar sus inmuebles”, agregó con respecto a los alquileres del balneario más exclusivo de la costa.

alquileres.jpg

Por su parte, en Pinamar las operaciones también están calmas. Probablemente muchos definan su estadía pasadas las elecciones de octubre. “Por ahora, se han concretado muy pocas operaciones, salvo los que repiten las mismas propiedades que el año pasado, que lograron llegar a una negociación. Los valores están muy oscilantes y dependen mucho de cada propietario. Todavía los precios definidos no salieron, pero se habla de entre 30% y 50% de aumento. Otros eligen dolarizarse, es decir, plantear el valor del año pasado en dólares”, comentó Flavio Di Francesco, dueño de la inmobiliaria homónima. Al respecto, agregó que desde hace algunos años, cuesta mucho mantener las propiedades, ya que los tiempos de rentabilidad anual del 7% u 8% ya no existen, porque los costos fijos subieron y las temporadas son cada vez más cortas.

Desde la inmobiliaria Albanese, también de Pinamar, acompañan estas subas de entre el 30% y 35%. “Alquilar una casa para 4 personas, durante una quincena, costará alrededor de $60.000”, precisaron. “Si bien no va a ser la mejor temporada, hay un público que seguirá viniendo”, agregaron.

Hoy, en los portales de inmuebles, las ofertas para casas con mayor capacidad, superan holgadamente esos precios. Claro que todo depende de cada propiedad. Por ejemplo, un chalet para 7 personas en Pinamar se alquila para la primera quincena de enero a $110.000.

En tanto, un departamento, para 5 personas con vista al mar, ronda los $70.000 la quincena, valor que desciende a $45.000 en febrero.

Los aumentos dependen principalmente de los propietarios, quienes saben que cada suba que hagan es una jugada y no quieren repetir la imagen de una Pinamar fantasmal. Esa es la razón por la que la oferta de inmuebles todavía es limitada: muchos están esperando a ver qué sucede con el dólar, por ende, con los precios en general.

¿Y que pasará en Mar del Plata? “Recién el 17 de septiembre vamos a lanzar la sugerencia de aumento para los propietarios. Hay que tener una idea de formación de precios para que no se desborde la situación, por más que hoy parezca difícil decir un valor”, explicó Miguel Ángel Donsini, presidente del Colegio Público de Martilleros de esa ciudad, quien no quiso atinar a decir ningún precio. Sin embargo, aclaró que, aunque todavía no están tomando demasiadas reservas, sí hay consultas. “Viene por delante una temporada difícil. Pero como Uruguay está carísima, ese público va a venir a la costa. El año pasado sugerimos 25% y se alquiló mas barato. Todo depende de la oferta y la demanda”, finalizó.

En los balnearios marplatenses, se estima que los aumentos serán de entre 35% y 40%, cifra que probablemente acompañen los inmuebles. Sin embargo, tal como sucede en el mercado inmobiliario, unificar una suba en este rubro también es difícil y habrá una importante disparidad de precios.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora