Edición Impresa

Alquileres suben 30% (es menos que inflación porque cae demanda)

• CON LA SUBA DEL DÓLAR LA RENTABILIDAD ES LA MÁS BAJA DE LA HISTORIA
Ante la escasez de los créditos hipotecarios muchos de los propietarios volcaron sus inmuebles al mercado locatario, por lo que hay más oferta.

Con una suba del dólar que en lo que va del año se incrementó un 130%, fijar el precio de un alquiler se convirtió para muchos propietarios en una tarea casi imposible. Desde las inmobiliarias recomiendan no subir más de un 30% anual los valores locatarios -por debajo de la inflación estimada en 45%- . "Hay mucha oferta, pero poca demanda", sostuvieron.

Lo cierto es que con un incremento de los alquileres, por debajo de la inflación y un dólar que ayer cerró en 40,12 la rentabilidad de un inmueble para la renta llegó a los valores más bajos de la historia. "En algunos casos apenas supera el 2,5% anual, cuando antes estábamos cerca del 3,5%", explicó Jorge Toselli, de JT Inmobiliaria.

Desde la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) sostuvieron que los ajustes no pueden superar el 30% porque el mercado no lo convalida. "Si se pretende subir los precios más de ese porcentaje nadie lo alquila y la realidad es que mantener un inmueble ocioso hoy es más caro que años atrás por la suba que sufrieron los impuestos", explicó por su parte Alejandro Bennazar, presidente de la CIA.

Según el último informe realizado por el portal de búsqueda Properati, en los últimos 12 meses el Índice de Precios de Alquileres de Properati y Oikos Buenos Aires (IPA) registró un alza del 32%, es decir 2,2 puntos porcentuales por debajo del IPC, y muy por debajo de la apreciación del dólar. "De esta manera, en lo que va de 2018, el IPA muestra una suba del 18,3%, 6 puntos porcentuales por detrás del IPC", sostienen desde el informe. Es decir que las subas acompañan las sugerencias de las inmobiliarias.

"A la hora de renovar los contratos hoy se está poniendo como techo el 30% de incremento porque el mercado está paralizado. La gente sabe que se está viviendo un momento de crisis, por lo que hay más lugar para la negociación. Son pocos los que quieren perder a su inquilino, se hacen esfuerzos de los dos lados para renovar contratos que sean atractivos para las dos partes", concluyó Toselli.

Desde el mercado aseguran que la demanda está muy contenida, a lo que se le suma una oferta más numerosa. Es que la depreciación del tipo de cambio desincentivó la toma de nuevos créditos, por lo que muchas de las unidades que estaban a la venta hoy se volcaron al mercado de alquileres. "En concreto, los actos de compra-venta en CABA efectuados mediante créditos hipotecarios mostraron una caída del 46.3% en términos interanuales en el mes de julio. Por su parte, el dato correspondiente al total de los actos de compra-venta celebrados en CABA fue del -17,1%, también en términos interanuales", explicaron en el informe elaborado por Properati.

"Este nuevo escenario, sumado a la ley de alquileres, no beneficia al inversor que piensa en canalizar sus ahorros en ladrillos. Por eso le pedimos al Gobierno que se generen incentivos, como la quita de ciertos impuestos para aquellos propietarios que tienen hoy una propiedad en alquiler", indicó Bennazar. Por ejemplo, quien compra un departamento dos ambientes en el barrio de Caballito debe abonar en promedio u$s130.000, si ese departamento se renta a $12.000, es decir u$s300 por mes, se obtiene una rentabilidad de u$s3600 anual, lo que representa el 2,7% del total invertido inicialmente. "El panorama es complejo y no creemos que vaya a cambiar a lo largo de estos meses", concluyó Bennazar.

Por último Toselli describió la realidad como compleja: "Para nosotros los alquileres significaban la caja chica del negocio en 2017, hoy son fundamentales para sobrevivir, pero ante este escenario se nos complica aún más nuestro presente. Por eso buscamos que se concreten alquileres si es necesario a niveles más bajos", reconoció preocupado por el presente económico.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario