Alta volatilidad: el mercado de granos, a la espera de datos clave

Edición Impresa

La semana comenzó con malas noticias para el mercado de los cereales y las oleaginosas, pero es probable que lo más destacado de estos días se manifieste el próximo jueves, con la llegada de un nuevo informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, que publicará sus proyecciones mundiales de oferta y demanda de granos.

Ariel Tejera, Responsable del Departamento de Análisis de Mercados de la corredora Grassi, detalló en diálogo con Ámbito que “las pérdidas se dieron en un contexto adverso. Vimos derrumbes generalizados en acciones, con creciente volatilidad y mientras tanto aumentan los temores por el rumbo que imprimirá la reserva federal a la suba de tasas. En cuanto a los fundamentos propios de los granos, se especulaba con buen avance en la siembra de soja y maíz en EE.UU. pero finalmente esa cifra se ubicó por debajo del promedio esperado por los analistas”.

Las bajas generalizadas en el mercado de Chicago dejaron los futuros de soja a u$s595, el maíz en u$s309 y el trigo en u$s399. Aunque aún existen fundamentos alcistas -tales como las derivaciones por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania o las cuestiones climáticas en los Estados Unidos- también los hay bajistas y son los que mas fuerza cobraron en las últimas horas.

Enrique Erize, titular de la Consultora Nóvitas, aseguró en diálogo con Ámbito que “cuando existen muchos factores jugando en el mercado, se esta expuesto a una volatilidad extrema”.

Según el especialista en mercados agrícolas, “a esta altura del año se suele tener en cuenta el premio climático, pero este año tenemos el premio bélico y también se evalúa una caída en la actividad económica de China”.

En cuando a las subas de precios tras el inicio del conflicto, Erize precisó que “fueron un poco exageradas por los fondos de inversión y por el factor climático, que venía muy complicado en Estados Unidos, donde el maíz se siembra entre el 10 de abril y el 10 de mayo, por lo tanto estamos en el limite de la ventana de implantación y las ultimas dos semanas no se pudo avanzar por los excesos de lluvias”.

Lo concreto es que en el inicio de la semana el mercado se desplomó, porque los pronósticos climáticos indican que se podría avanzar con las siembra en el país del norte, donde los farmers están en condiciones de poner primera e implantar cerca de 3 millones de hectáreas en tan sólo un día. Con esta premisa se movieron los fondos de inversión y fue muy complicado mantener la soja por encima de los u$s600.

El titular de la Consultora Nóvitas destacó que “la volatilidad será moneda corriente en los próximos días pero de todas maneras el mercado se mantendrá firme”.

Mientras tanto, la expectativa está puesta en lo que ocurrirá en el futuro inmediato con las tasas por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos y por otra parte, esta semana, con en el informe del USDA que se conocerá el jueves al mediodía. Otro incremento de la Fed en la tasa de interés le pondría una presión bajista a los granos ya que regresarían a los negocios financieros tradicionales, provocando bajas en los precios de los cultivos.

Dejá tu comentario