Economía

Amazon se robotiza y ofrece a empleados pasar a proveedores

La plataforma pagará u$s10.000 a cada trabajador que acepte convertirse en repartidor de productos. Le garantiza capacitación y flujo de negocios.

Amazon, el gigante de la venta on line, ofrece una singular versión de “retiro voluntario” para sus empleados: si renuncian les pagará 10.000 dólares para que se conviertan en proveedores independientes para repartir los paquetes con los productos que compren los clientes de la plataforma creada por Jeff Bezos.

La empresa comunicó ayer mediante un comunicado que este incentivo también incluirá tres meses de salario para los empleados que desean iniciar su propia empresa de entrega. Además, aclaró que les garantizará un “volumen de entrega constante” de parte de la compañía.

La propuesta se concretó en momentos en que Amazon busca reducir su dependencia del Servicio Postal de Estados Unidos y de FEDEX, la empresa de entregas más grande del mundo. Amazon lanzó por primera vez el programa de “socio de servicio de entrega” en 2018, a través del cual se requiere a los empleados interesados invertir en su propio negocio y estima para esa actividad ingresos de hasta 300.000 dólares.

Desde entonces, unas 200 personas armaron nuevas empresas de distribución para Amazon, y la compañía dijo que espera sumar otros “cientos” a partir de ahora con los incentivos adicionales anunciados ayer que estarán disponibles en Estados Unidos, Gran Bretaña y España.

“Recibimos un interés abrumador de decenas de miles de personas que solicitaron ser parte del programa de socios de servicios de entrega, incluidos muchos empleados”, dijo Dave Clark, vicepresidente senior de operaciones mundiales.

La multinacional dijo que ofrecería acceso a la tecnología de entrega de la compañía, capacitación y descuentos en activos y servicios, incluyendo camionetas y uniformes con la marca Amazon.

La oferta también llega en otro momento clave del desarrollo de la plataforma de venta en línea: está desplegando un sistema de automatización del empaquetado de los pedidos de sus clientes que actualmente realizan miles de empleados repartidos en todo el mundo, según informó Reuters.

Amazon contempla la posibilidad de instalar máquinas en decenas de sus depósitos, eliminando al menos 24 puestos en cada uno de ellos, en instalaciones que suelen emplear a más de 2.000 personas. Esto equivaldría a eliminar más de 1.300 empleos en 55 centros de manejo de pedidos en EE.UU. para productos de tamaño estándar. Amazon tendría la previsión de recuperar los costos en menos de dos años, a 1 millón de dólares por máquina más los gastos operativos, según las fuentes.

La empresa es famosa por su empeño en automatizar tantas partes de su negocio como sea posible. Sin embargo, está en una situación precaria en cuanto a sustituir puestos de trabajo que le han valido subvenciones: por 1.500 empleos que Amazon anunció el año pasado, Alabama le prometió u$s 48,7 millones en 10 años.

“Estamos probando esta nueva tecnología con el objetivo de aumentar la seguridad, acelerar los plazos de entrega y aumentar la eficiencia en toda nuestra red”, dijo una portavoz de Amazon en un comunicado. “Esperamos que los ahorros en eficiencia se reinviertan en nuevos servicios para los clientes, donde se seguirán creando nuevos puestos de trabajo”, añadió.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario