Aseguradoras: la reconversión, ante el difícil escenario financiero que desató el Covid-19

Ambito BIZ

La industria de los seguros tiene varios retos en su horizonte: problemas de incobrabilidad y de liquidez, inversiones financieras que perdieron mucho valor, sumados a la amenaza de las anulaciones masivas de pólizas.

Ninguna industria quedó exenta a los aún inciertos efectos negativos de la pandemia del Covid-19. Más allá de los matices en la amplitud del inédito impacto para cada sector, el nuevo coronavirus y la cuarentena obligatoria para limitarlo imponen a cada empresa varios desafíos transversales y otros particulares, a los que se enfrentan, sin una receta uniforme, y con resultados por ahora desconocidos. En el caso de la industria de los seguros, aparecen varios retos su horizonte: problemas de incobrabilidad y de liquidez -que de perdurar en el tiempo podrían convertirse en una crisis de solvencia-, inversiones financieras que perdieron mucho valor, sumados a la amenaza de las anulaciones masivas de pólizas.

Si bien algunos sucesos, también por consecuencias de la nueva realidad, como la fuerte caída de los siniestros viales o la implementación de la feria judicial, atenuaron en cierta forma el deterioro financiero del segmento en el corto plazo, algunas compañías del segmento comenzaron a reconfigurar las estrategias comerciales, junto a sus Productores Asesores de Seguros (PAS), con el foco puesto en la retención de los clientes.

Los efectos económicos de la pandemia son sumamente adversos para la actividad, según el especialista de seguros, Gabriel Marinozzi. Remarca que el sector proyectaba facturar casi $650 mil millones este año, pero ahora deberá enfrentarse irremediablemente a una caída con magnitud todavía incierta. El aislamiento social decretado hace ya más de un mes por el gobierno nacional afectó severamente las cobranzas, de hecho hay empresas que durante la segunda quincena de marzo recibieron apenas el 10% de lo que esperaban en concepto de primas, comenta el experto.

Un problema propio de la industria es su alto grado de concentración que, en una situación de crisis como la actual, agudiza la desigualdad entre los más grandes y los más chicos (aunque dentro de cada subconjunto también existen diferencias en cuanto a la eficiencia de su management). A fines del tercer trimestre de 2019, las primeras 12 entidades del segmento (7% del total) alcanzaban casi el 50% de la producción del mercado, según la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN). Excepto en el rubro automotores, ente 3 o 5 compañías detentan el 50% de la producción por ramos de actividad.

Estado de situación

Algunas de las empresas consultadas por Ámbito Biz admiten que entre los efectos de la actual coyuntura aparecen problemas de liquidez y una caída en las cobranzas de las cuotas, con mayores perjuicios en pólizas relacionadas con el trabajo; al mismo tiempo otras compañías prefieren ser más cautas y esperan conocer próximas estimaciones de sus primas, siniestros e inversiones para dar un veredicto. “Hoy el mercado enfrenta una crisis de liquidez que, de perdurar en el tiempo, puede convertirse en una crisis de solvencia”, afirma a este medio Alejandro Simón, CEO del Grupo Sancor Seguros. Para el ejecutivo, “el mayor impacto está en el deterioro del flujo de cobro de primas y en la falta de liquidez. Se resentirá la facturación en los rubros más afectados, especialmente en Riesgos del Trabajo, y se evidenciará la anulación o reducción de coberturas en los casos de las personas que no puedan sostener el seguro”.

Por su parte, Gabriel Bussola, presidente de Libra Seguros, describe que “si bien esta situación afecta a todas las industrias, existen situaciones diferentes. Dentro de nuestra industria hay compañías que están mucho más preparadas que otras, porque no todas las empresas son iguales, no sólo por dimensión, sino también por capacidad y por solvencia. A nosotros nos interesa un mercado asegurador íntegro, no es el momento de sacar ventaja, todo lo contrario, lo que perjudique a nuestra industria hoy nos va a terminar perjudicando a todos”. En esa línea, Bussola asevera que “hay empresas que han invertido en títulos públicos, las cuales han sufrido un impacto mucho mayor que, por ejemplo, compañías como la nuestra que no estaban posicionadas en esos instrumentos financieros. Por eso las decisiones que se han tomado en el pasado y las que se toman actualmente van a influir en el desenvolvimiento de cada empresa frente a este acontecimiento”.

Emilio Caratti, director de siniestros de La Caja, explica que “se están efectuando estimaciones que no solo tienen que ver con la parte técnica del negocio en términos de primas y siniestros, sino también en términos de impacto financiero sobre las carteras de inversiones. Por el momento es muy prematuro hablar de problemas de liquidez”. Con relación a los seguros, Caratti prevé que “se incrementará la baja de pólizas ya sea por falta de pago de primas o por solicitud expresa del cliente. Es muy difícil en estos momentos proyectar una cantidad de bajas”.

En tanto, Martín Ferrari, cofounder y CEO de 123Seguro opina que “el impacto que vemos con cierta claridad es que estamos transitando un momento de concentración en el negocio, tanto en aseguradoras, como en sus canales de distribución. Algunos actores de la industria no han demostrado las capacidades necesarias para poder transitar con éxito los tremendos desafíos organizacionales que la cuarentena nos ha presentado”. Ferrari remarca que la industria se benefició con una “fuerte baja de la cantidad de siniestros y con la feria judicial, que le permitió no tener que afrontar los miles de juicios que hubieran tenidos que ser abonados en estos días”. Por ende, según su visión, recién en el mediano plazo, la estructura de precios de las carteras de las aseguradoras y su portafolio de inversiones tendrán su impacto. Producto de la baja de circulación de vehículos, durante la primera semana completa de cuarentena (desde el 23 al 29 de marzo), la cantidad de muertos en siniestros viales disminuyó casi 90% interanual en todo el país, mientras que durante Semana Santa la baja fue del 61% interanual, según la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Desde BBVA Seguros, por su parte, registraron una baja en las denuncias de hogar debido a “la gran ocupación de las viviendas que desalienta el robo y hurto”. En cambio, por esta misma razón, suponen que otros riesgos menores, como los de daños a equipo en el domicilio, “vayan aumentado debido al mayor uso y presencia de personas en la vivienda”. Con respecto a los siniestros de los Seguros de Accidentes Personales, “se observa una brusca baja respecto a meses previos, debido seguramente a la menor actividad laboral existente”, agregan, mientras que con relación al comportamiento de los siniestros en otros productos, en marzo pasado no detectaron una merma significativa en las denuncias de robo de bienes en la vía pública; sin embargo, prevén que esto sí se verá reflejado en los números de abril, debido a la intensificación de la cuarentena. En ese sentido, el CEO del Grupo Sancor advierte que si el aislamiento se prolonga en el tiempo, “todas aquellas empresas pertenecientes a las actividades no habilitadas a trabajar tendrán dificultades económicas y de financiamiento. Y ello repercutirá también en el sector, ya que su crecimiento está estrechamente relacionado al nivel actividad económica y desarrollo del comercio en general”. En rigor, mientras “algunas empresas recibieron más preparadas este escenario, otras todavía están haciendo esfuerzos por amoldarse en términos de recursos humanos, oferta de productos, servicios y sistemas”, detalla el director de siniestros de La Caja.

Estrategias para enfrentar la crisis

Frente a la nueva coyuntura, la mayoría de las organizaciones ya lanzaron, o tienen previsto hacerlo en el corto plazo, diferentes paquetes de medidas, cuyo principal objetivo es cuidar y priorizar al asegurado, coinciden, sin soslayar un combo de decisiones apuntadas a resguardar la salud de colaboradores y clientes. Ante la baja pronunciada de los reclamos, varias empresas implementaron descuentos y promociones, además de brindar mayor flexibilidad al momento del pago de las cuotas del mes marzo y abril. “En este momento todos los empresarios debemos estar a la altura de las circunstancias. Hoy es el momento de dar, no pensar en crecer, sino en tratar de mantener. Aquella empresa o aquel empresario que hoy no se decide a dar algo en la medida de lo posible, puede perder mucho en el futuro”, apunta Bussola, y cuenta que la primera decisión de Libra fue presentar un ahorro en la póliza de autos y motos del 40% para sus clientes y de un 50% para todos los médicos, “actores principales dentro de la coyuntura que estamos viviendo”. “Este principio que decidimos impulsar dentro del mercado asegurador llevó a otras empresas a ofrecer también sus propios beneficios”. Explica que su decisión está basada en el hecho de que “hoy la mayoría de los autos no se están usando como habitualmente se los utilizaba, lo que significa que el riesgo para las compañías no es el mismo. Por ende el usuario no debería pagar lo mismo. Fuimos pioneros en esta idea y muchas de las compañías del mercado asegurador nos acompañaron”.

En Sancor, por su parte, decidieron extender en forma gratuita a todas las coberturas un consultorio virtual que ofrece atención médica e inmediata por videollamada. Además, incorporaron sin costo un servicio de asistencia psicológica y nutricional. Particularmente, en Riesgos del Trabajo dispusieron suspender aumentos de alícuotas previstos. Además, permitirán a clientes realizar retiros parciales de sus cuentas, sin la aplicación de quitas. También “desde nuestra ART Prevención estamos trabajando para brindar la mejor atención y contención a todos aquellos empleados que contraigan Covid-19 en el ejercicio de su labor”, complementa Simón.

Desde el BBVA Seguros, señalaron que “para aquellos clientes que tienen un seguro con cláusula anual de ajuste automático, y que se renueve durante los meses de abril o mayo, se les actualizarán las sumas aseguradas de las coberturas, pero se les bonificará el aumento de la primer cuota de la póliza renovada, que absorberá la compañía”. En cuanto a las pymes, agregaron que “se aplicó de forma automática a todos los Seguros Integrales de Comercio un descuento del 50% en la cuota de mayo”.

Desde la Caja, en tanto, dijeron que evalúan ampliar los plazos de pagos “para que todos sus asegurados puedan tener su seguro al día”. También prevén extender las promociones vigentes y definir un nuevo paquete de beneficios, entre los que se incluyen un “30% de descuento” para quienes contraten una póliza de auto, y la ampliación del servicio de telemedicina de forma gratuita para sus clientes. “Enfocamos nuestro esfuerzo en la contención de los asegurados, intentando dar respuesta a todas las inquietudes y consultas planteadas a través de los canales telefónicos y digitales. Además, ofrecimos medios alternativos de pago, evitando así la caída de pólizas”, enfatiza el ejecutivo, cuya compañía creó un comité de crisis “para tomar “las medidas más pertinentes, de acuerdo a cómo evoluciona día a día la situación”.

El CEO de 123Seguro resalta que “por ser líderes en venta digital, tenemos un amplio menú de opciones para lograr conectar y resolver las necesidades de nuestros clientes. En esta etapa es fundamental sostener una actitud de fuerte empatía”. Cuenta que pusieron en funcionamiento “un plan de contingencia, que comenzó a implementarse con medidas internas de seguridad sanitaria y continuó con toda la empresa trabajando desde sus casas en forma remota”.

Desde Galicia Seguros, a su vez, enfatizan que ante este escenario inédito, “la industria ha tenido que reconfigurar en buena medida el negocio”. “En nuestro caso particular como compañía, contamos con la ventaja de habernos anticipado en la implementación de tecnologías y recursos orientados a poder desarrollar nuestras tareas de forma remota. Así es como pudimos montar en pocos días toda nuestra operación 100% desde nuestros hogares, sin descuidar nuestros objetivos organizacionales que son el crecimiento, la eficiencia y la experiencia”.

Demandas del sector

En términos generales, las compañías consideran que las medidas que tomó el Gobierno frente a la pandemia fueron “adecuadas” ya que privilegiaron el cuidado de la vida y la salud de los habitantes del país. Sin embargo, creen que a partir de ahora, el Ejecutivo deberá afrontar el desafío de levantar progresivamente la cuarentena y permitir la reactivación de la economía, entendiendo que a raíz de la situación, los objetivos macroeconómicos proyectados serán imposibles de alcanzar”. A nivel de la industria de seguros, el CEO de Sancor puntualiza que “será necesario poner en marcha medidas que permitan al sector atravesar esta difícil coyuntura”. Entre ellas, propone soluciones como “la recompra por parte del Gobierno de las tenencias de títulos de las compañías a valor técnico, en montos necesarios para hacer frente a obligaciones de corto plazo; es algo que sería positivo; o el diferimiento de pago de impuestos nacionales y provinciales, que son tributados en función de la facturación y no por lo realmente percibido”.

Covid-19: un antes y un después

Si bien los ejecutivos no tienen dudas que más tarde o temprano se saldrá de la actual situación de crisis y se retornará a la “normalidad”, concuerdan en que se tratará de una “nueva normalidad, diferente a la que conocíamos”. Post pandemia, “sin dudas, las buenas ofertas digitales crecerán y las analógicas mostrarán dificultades para escalar en una etapa en la que la población se va acostumbrando a comprar en forma digital”, indica Ferrari. A su vez, Simón pronostica que quizás “una de las novedades sea el desarrollo de nuevos seguros que contemplen este tipo de situaciones y sus efectos sobre la actividad de empresas y particulares. Estas coberturas ya existían pero apuntaban básicamente a cubrir cancelaciones de eventos masivos, y la realidad es que casi no tenían demanda ni en Argentina ni en el Mundo”. Concluye que “a futuro se impone la creación de coberturas más generales que, por el hecho de cubrir frente a situaciones catastróficas globales, deben tener en su diseño la participación de los propios Estados”.

BIZ COMPLETO 22-4.pdf

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario