Carteras conservadoras y audaces para encarar el post canje de deuda

Ambito BIZ

Especialistas elaboraron, para Ámbito Biz, 4 portafolios de inversión con diferentes perfiles de riesgo, con el objetivo de conseguir, de mínima, flujos estables, y de máxima, crecimiento sostenido de rendimientos.

Con reciente acuerdo del canje de deuda bajo ley extranjera, se despejó una primera gran incertidumbre de varias que todavía pesan sobre la economía argentina, a la espera de que, tras la aprobación de la reestructuración de la deuda bajo ley local en el Congreso, se termine por renegociar la totalidad de los bonos en dólares con los acreedores privados. Ahora, mientras el foco de atención del mercado se traslada al proceso de renegociación con el FMI, en el que el Gobierno buscará refinanciar unos u$s44.000 millones, los inversores comienzan a rebalancear sus carteras, bajo diversas expectativas, aunque todas condicionadas por los marcados desajustes de la macro, heredados de la anterior administración, pero potenciados a partir de los efectos de la pandemia del covid-19 y las medidas para intentar mitigarla. A partir de eso, tres especialistas elaboraron para Ámbito Biz portafolios de inversión conservadores, y arriesgados, para encarar la etapa post canje de la deuda, en busca de conseguir, de mínima, flujos estables, y de máxima, un crecimiento sostenido en los rendimientos.

Carteras conservadoras

Pensado para el inversor que todavía considera que la Argentina tiene un camino duro por recorrer y que no necesariamente va a salir airosa en el corto plazo, José Bano, gerente de Research en InvertirOnline, propone un portafolio 100% en moneda estadounidense, distribuido de la siguiente manera: 50% de dólares líquidos; 20% de un Fondo Común de Inversión (FCI) “dólar linked” (se suscribe y rescata en pesos), que “te protegen de la eventual devaluación del peso, que no es poco porque se está depreciando a una velocidad mayor de lo que rinde un plazo fijo tradicional, y además te paga un plus, a partir de lo que rinden las Obligaciones Negociables (ON); 15% en un FCI Latam (se suscribe y rescata en dólares), “que invierte en bonos corporativos y estatales, principalmente de Brasil y Chile, y ofrece un rendimiento entre el 2% o 3% anual, ya que las tasas en el mundo están cercanas a cero”; y 15% en Cedear (en pesos) de la minera Barrick Gold, “por el recorrido alcista del oro, que puede que siga aumentando”; y el ajuste de este activo vinculado al “contado con liqui”. Para un cliente conservador que busca un flujo estable, Diego Falcone, jefe de Estrategia de Grupo Cohen, configura una cartera compuesta por 70% en Obligaciones Negociables (ON) y 30% en acciones argentinas. Reconociendo la necesidad de diversificar compañías y sectores para mitigar riesgos, identifica valor en 4 emisiones. Banco Macro 2026 (TIR 18,2%): “Macro es el banco privado con la mayor red de sucursales del país. Su retorno sobre activos del 8% lo constituye como uno de los más rentables. Su emisión al 04/11/2026 tiene un cupón de 6,75%”. Pampa Energía 2023 (TIR 9,52%): “Participa en la generación, transmisión y distribución de electricidad, en la producción y transporte de gas natural, en el segmento petrolero focalizado en Vaca Muerta y en la operación de parques eólicos. Sus títulos, que vencen el 21/07/2023, pagan semestralmente cupón de 7,375% anual”. Pan American Energy 2021 (TIR 4,21%): “Es la segunda productora de petróleo y gas natural del país. Aporta el 17% de los hidrocarburos que produce el país, y se dedica a la refinación y comercialización de combustibles a través de AXION Energy. Su elevada solvencia y liquidez hacen que sus bonos al 07/05/2021 tengan un rendimiento bajo. Cuentan con un cupón del 7,875% anual”. Aluar 2024 (TIR 8,92%): “Es la única empresa productora de aluminio primario en la Argentina y una de las mayores de Sudamérica. El 70% de su producción tiene como destino el mercado externo. Sus títulos al 09/04/2024 cuentan con un cupón del 6,7% anual y pagos semestrales”. Por su parte, para el 30% restante de la cartera, el especialista de Cohen pondera cuatro a acciones. Mirgor: “De constante evolución, pasó de fabricar aires acondicionados para autos a ser un referente en electrónica de consumo, celulares e industria automotriz”. Bolsas y Mercados Argentinos: “BYMA posee activos financieros propios por u$s180 millones, de los cuales el 90% son activos en dólares”. Loma Negra: “La cementera posee una capitalización bursátil de u$s680 millones. En principio, se encamina en 2020 a una producción de casi 5 millones de TN (-19% vs. 2019), ventas por u$s520 mil (-21% vs 2019)”. Central Puerto: “Holding energético que al primer trimestre contaba con 2.590 MW de generación con centrales térmicas, 286 MW en parques cólicos, y la concesión de la hidroeléctrica Piedra del Águila hasta el 2023 que posee 1.440 MW”.

Carteras audaces

Para quienes creen que la Argentina se encamina hacia una recuperación en el corto-mediano plazo, Bano divide una cartera 50% en dólares y 50% en pesos. La posición en moneda dura la distribuye entre liquidez en dólares y un FCI “dólar linked”. De la parte en pesos, asigna un 10% a bonos de corto plazo, como el TO21, “que vence en octubre del año que viene y tiene una TIR de 43%, con lo que va a estar a tiro con la inflación esperada y rinde 10 puntos más que un plazo fijo”. Un 30% lo destina a acciones argentinas: “Medido en dólares, el S&P Merval se ubica en la zona de los u$s400, cerca del piso de un canal de entre u$s350 y u$s950, que se mantiene hace 25 años. La teoría financiera dice que si se piensa que una economía entra a un ciclo expansivo hay estar colocado en empresas financieras, que son las que rápidamente responden a ese proceso”. El último 10% sugiere invertirlo en Cedear de empresas tecnológicas, como MercadoLibre, “especialmente atractiva”, Amazon, Alibaba, o Microsoft. Por su parte, Diego Demarchi, gerente de Wealth Management de Balanz, privilegia “acciones a mediano plazo, ya que esperamos volatilidad luego del arreglo de la deuda y las medidas que el Gobierno irá implementado a futuro”. Incluye papeles de Loma Negra, BYMA y el Banco BBVA, además del Cedear de Vista Oil & Gas. En el universo de la renta fija sugiere las ON “dólar linked”, las “estrellas del mercado”. Remarca que “todas las grandes empresas salieron a aprovechar la ventana con estos instrumentos y la demanda acompañó”. Además, recomienda bonos CER, que “resultan interesantes para cubrirse de un salto en la inflación”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario