Cinco tendencias para los centros de datos en 2020

Ambito BIZ

Arquitecturas híbridas protagonistas, velocidad de implementación como factor determinante, racks que apuntan al alto rendimiento y el trabajo con IA, tecnología de iones de litio consolidada y nuevos epicentros de innovación fuera de EE.UU.

Las organizaciones abandonan el debate de “en la empresa o en la nube” que durante los últimos años dominó las conversaciones a nivel ejecutivo a favor de las arquitecturas híbridas, que incorporan los modelos de nubes públicas y privadas, así como los activos en el borde de la red en torno de un núcleo reconfigurado. Este enfoque que va evolucionando con el fin de gestionar los datos y los recursos informáticos es una de las cinco tendencias emergentes del centro de datos de 2020, identificadas por los expertos de Vertiv, proveedor global de soluciones de continuidad e infraestructura de TI.

1| Arquitecturas híbridas: aunque la computación en la nube seguirá siendo parte importante de la estrategia de TI de la mayoría de las organizaciones, estamos percibiendo un cambio sutil en la estrategia conforme las organizaciones buscan adaptar su combinación de TI y gastos con las necesidades de sus aplicaciones. Estas arquitecturas híbridas son cada vez más notables y resulta evidente que el centro de datos empresarial sigue con vida y buena salud, incluso si su función está cambiando para reflejar una combinación que se adapte mejor a las organizaciones modernas.

2|Velocidad de implementación: a medida que se nivelan las capacidades de las tecnologías y los sistemas, los gerentes de centros de datos y TI recurrirán cada vez más a otros criterios para elegir los equipos. El costo siempre es un limitante, pero la decisión dependerá aún más de la rapidez para implementar los activos. Cuando todos los demás factores son similares, cualquier avance en la velocidad de implementación y activación se convierte en el factor determinante.

3|Densidad promedio de los racks: aunque es posible que en el mejor de los casos la densidad promedio de los racks refleje aumentos marginales, el aumento de las aplicaciones avanzadas y las cargas de trabajo relacionadas con la inteligencia artificial (IA), como el aprendizaje automático y el aprendizaje profundo, harán que los focos de computación de alto rendimiento sean necesarios y más comunes. Los expertos prevén una actividad temprana en 2020 en este sector, específicamente en las áreas de defensa, análisis avanzados y fabricación, las cuales sentarán las bases para una adopción más generalizada en los años venideros. Hasta ahora estos racks representan un porcentaje mínimo del total, sin embargo pueden generar desafíos desconocidos de potencia y enfriamiento que se deben abordar. El aumento en el interés por el enfriamiento líquido directo es una respuesta a las demandas informáticas de alto rendimiento.

4|Las baterías: en 2016, los expertos de Vertiv predijeron que las baterías de iones de litio empezarían a encontrar un lugar en el centro de datos y esto ha sido demostrado, ya que la tecnología de iones de litio tiene una participación significativa en el mercado de baterías de UPS. Dicha participación continúa creciendo y empieza a extenderse a sitios en el borde de la red, donde los requisitos de un espacio más pequeño y un menor mantenimiento son ideales. El siguiente paso es aprovechar la flexibilidad de las baterías de iones de litio y otras alternativas emergentes, como las placas delgadas de plomo puro (TPPL), para compensar los costos. A medida que iniciamos 2020, más organizaciones comenzarán a vender la energía almacenada en estas baterías a las empresas de servicios públicos para ayudar a la estabilización de la red y al sistema de control de picos.

5|Polanización cruzada: Silicon Valley ha sido el epicentro del universo digital y esta generación de implementaciones en centros de datos; sin embargo, la innovación ocurre en todas partes. En China, por ejemplo, está surgiendo un ecosistema digital paralelo con notables diferencias. Los centros de datos en Europa y en otros mercados de Asia y el Pacífico Sur, como Australia, Nueva Zelanda y Singapur, están evolucionando y alejándose de las prácticas tradicionales basadas en problemas regionales específicos sobre sostenibilidad, controles y privacidad de los datos. Por ejemplo, el cumplimiento con el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) está tomando decisiones difíciles relacionadas con la gestión de datos en todo el mundo. Estos problemas, así como una mayor atención en los impactos ambientales, están dando lugar a nuevas formas de concebir las arquitecturas híbridas, así como el valor del almacenamiento de datos y la computación dentro de las instalaciones. En China, algunos centros de datos han estado utilizando una energía de CD de 240 V en servidores modificados por el fabricante para mejorar la eficiencia y reducir los costos. Durante mucho tiempo, la energía de CD ha sido un objetivo teórico para los centros de datos de Estados Unidos y no es difícil imaginar que otras partes del mundo adopten el modelo actualmente acogido en China.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario