Franquicias: cómo elegir el socio ideal

Ambito BIZ

Invertir en una franquicia puede requerir un desembolso importante que nos lleve a recurrir a un socio como opción para dividir los gastos de inversión.

Antes que nada, debemos entender qué es un socio en el mundo de las franquicias, por lo que Nicolás Suraci, director de Suraci Evolución de Empresas, brinda consejos importantes a la hora de elegir correctamente un partner estratégico. “El socio en el área de las franquicias es aquella persona que se compromete a realizar un aporte de capital a una sociedad con un fin determinado. Es aquella persona en la que podés ampararte en distintos aspectos, como económicos, de seguridad o simplemente por compartir una opinión o visión similar a la hora de invertir en un negocio. Muchas veces, un socio es ese aliento extra que se necesita para poder avanzar en esas ideas o proyectos de negocios que tenemos pendientes, por eso su relación con él y cómo lo elegiremos es tan relevante”, explicó Suraci.

¿En qué tipo de franquicia es aconsejable tener un socio?

Existen modelos de franquicias -que se denominan de autoempleo- que son desarrolladas para que el mismo inversor sea el que ejecuta y lleva la parte operativa.

En el resto de los modelos que requieren mayor inversión y mayor dedicación, se recomienda tener un socio, sobre todo en los casos en que el inversor está pensando en tener a la franquicia como una segunda alternativa de ingresos económicos, pero manteniendo su relación de dependencia actual, o bien como un segundo o tercer negocio que suma a los que ya está operando.

¿Cuáles son los roles de los socios?

En una franquicia, los roles de los socios se pueden dividir en diferentes formas según su participación. Paritaria: Los socios son iguales y tienen los mismos derechos y obligaciones. Aportante de capital: Es el que realiza inversión de capital, la cual puede ser una parte mayoritaria o minoritaria, y participará de las decisiones claves que se tomen. Aportante de operación: Es el socio que se involucra activamente en la operación del día a día del negocio, independientemente de la distribución en el aporte de capital. Tomador de decisión: Toman decisiones en función del capital aportado; el que mayor aporta, tiene más capacidad decisoria.

“Para una sociedad sana es muy importante definir previamente los roles de cada socio, y distribuir las tareas y responsabilidades según las habilidades, conocimientos y gustos de cada uno”, concluye Suraci.

Fuente: www.gaf-franquicias.com

Dejá tu comentario