Laddaga: "La gente me paraba para preguntarme de dónde era mi ropa; sentí qué tenía que hacer algo con eso"

Ambito BIZ

A Rosana Laddaga siempre le resultó difícil encontrar un talle large que le calce bien. Hoy, con su propia marca, ya no tiene ese problema.

“Attraversiamo…qué hermosa palabra”. La frase, que figura en el libro Comer, Rezar y Amar de Elizabeth Gilbert y que luego fue plasmada en una bellísima película, fue el disparador para que Rosana Laddaga llamara así al nuevo mundo que estaba creando: el de las túnicas.

Attraversiamo es una palabra italiana que significa atravesar los momentos de la vida, avanzar, cruzar, hacer cambios, seguir en movimiento. Esto, en el ámbito de la moda puede interpretarse como vestirse bien siempre, no importa qué esté sucediendo en ese instante, si no se puede gastar mucho, si se tiene una fiesta, una cena, una visita a la playa o simplemente ganas de verse bien.

biz tunicas2.jpg

Laddaga es relacionista pública, pero hace unos años comenzó a notar que la gente siempre se interesaba por lo que ella llevaba puesto. “Desde hace dos años, cada vez que me ponía algo la gente me preguntaba dónde me lo había comprado. Me pasó en Mar del Plata varias veces en la playa de señoras que me paraban para preguntarme dónde compro mi ropa”, asegura. “Sentí que se me abría una puerta, que tenía que hacer algo con eso. Se dio de una manera muy mágica, el mercado me fue llevando”, sostiene.

Momento de emprender

Así rompió todas las barreras, las de la edad y las de emprender en Argentina para dejar un poco atrás su profesión y adentrarse en el mundo de la moda, una pasión que siempre llevó sobre su piel.

biz tunicas3.jpg

Un tema que siempre está en agenda, y que como emprendedora de moda preocupa a Laddaga, y a tantas otras, es que hallar hoy talles amplios en el país no es tarea sencilla: “Encontrar talles large es muy difícil, así que eso quise hacer, me pregunté qué me gustaría que haya en el mercado”, cuenta.

Así es como arrancó oficialmente en octubre con Attraversiamo, su emprendimiento de túnicas para verse elegante y moderna. El alma mater de la colección es que se confecciona una sola pieza y se vende, todo es único. La repetición no es una opción para esta emprendedora, que, junto a Viviana Siucatti se esfuerzan día a día por armar líneas de seda, crepe y taftan, entre otras telas de primera calidad. La magia se siente al calzarlas, son agradables al cuerpo, al tacto y eso hace que se lleven con alegría. Su forma y movimiento le dan vuelo a cada prenda.

“Me gusta la idea de que no es necesario gastar un dineral, sino que comprás una sola túnica y sí aprendes a combinarla la podes usar a la mañana, a la tarde, a la noche…”, explica. “La podés usar con tacos y queda bien o con ojotas o sandalias bajitas y también combina, es multiuso”, sostiene la emprendedora.

biz tunicas.jpg

Tips en las redes

Al respecto, en su cuenta de Instagram @attraversiamobyrouse comparte tips para lograr lindos looks y secretos para sentirse segura y cómoda. Ahí, se pueden ver algunos de los modelos: atemporales y versátiles. Y como suele suceder con los emprendedores que le ponen todo el corazón a su proyecto, las túnicas se venden dentro de un sobre de lienzo rústico, que después pueden tener otro uso de guardado y al cual rocían con un delicioso aroma a rosas.

Al principio las túnicas se vendían por el boca en boca, ahora a través del canal online. Sus precios parten de los $3.900. La opción de un showroom quedará para la pospandemia, cuando se pueda volver a probar la ropa y a estar cerca para sentirse asesorado como si se estuviera en casa.

Temas

Dejá tu comentario