Ambito BIZ

Planes "low cost" e innovación, la apuesta de prepagas para enfrentar la crisis

La recesión, la inflación y la pérdida de poder adquisitivo llevan a muchas familias argentinas a rever su cobertura médica con las prepagas, que deben reinventarse para mantenerse competitivas.

Si bien para las familias la protección de su salud es una inversión prioritaria dentro de su esquema económico, la coyuntura argentina marcada por una fuerte recesión, una galopante inflación, y una consecuente pérdida de poder adquisitivo, ha llevado a muchas de ellas -de ingresos medios- a rever su cobertura médica con las prepagas, en la mayoría de los casos, buscando servicios menos onerosos, mientras que, en otros, directamente para terminar dándose de baja.

El 2019 terminará con ocho incrementos -autorizados por el Gobierno- en las cuotas de los planes médicos (el último fue del 12% el lunes pasado), que totalizan una suba anual de casi el 61%, un nivel que superará tanto a la inflación acumulada en igual período, como -y, sobre todo- al índice de salarios que mide el INDEC. El resultado no es otro que una inevitable reducción de afiliados. Solo en el Área Metropolitana se dieron de baja unos 200.000 usuarios entre enero y septiembre, de acuerdo a la Encuesta de Actividad Económica de la Salud Privada (EAES) elaborada por la ONG Defendamos Buenos Aires, por lo que la nómina en esa región se achicaría a menos de 1,3 millones. Por su parte, la migración de planes más dispendiosos a más económicos en el último año fue de aproximadamente el 15% de los usuarios, coinciden las cámaras de Entidades de Medicina Prepaga.

Fabien Barralon, fundador de ElegíMejor.net -plataforma que permite comparar precios y prestaciones de más de 50 planes de medicina prepaga- revela que en los últimos meses han crecido las visitas de aquellos que buscan opciones más económicas al plan con el que ya cuentan. “En noviembre detectamos que un 40% de los usuarios que buscan una prepaga, ya cuentan con la suya. Dentro de ellos, un 90% pretende bajar el costo de la cuota mensual del plan y un 10% ya no se encuentra conforme con el servicio de su prepaga y busca una nueva”.

Ahora bien, para que todos esos números no sigan empeorando, teniendo en cuenta además que tampoco en el corto plazo se vislumbra una sostenible reactivación de la economía –recién se volvería a crecer en 2021, según el consenso del mercado-, las prepagas apelan a diversas estrategias, como por ejemplo los planes low cost; o el desarrollo de servicios más eficientes a partir de la innovación tecnológica, todo a pesar de diversos problemas que aquejan al sector (financiación, costos dolarizados, presión impositiva, judicialización de la salud), en el peor año que debió transitar en mucho tiempo.

“Los planes parciales o ´low cost´ son una alternativa en el contexto de crisis. Se plantean como complementarios a la prestación básica de obras sociales. Hay algunas empresas que ya registraron sus planes en la Superintendencia”, explica a Ámbito Biz, Ricardo Lilloy, presidente de Cámara de Entidades de Medicina Privada de la Argentina (CEMPRA) -entidad que nuclea prepagas chicas, medianas y mutuales de todo el país. No obstante, aclara Lilloy, la idea es que estos planes solo “sean coyunturales y que, con medidas de fondo, como una reestructuración del sistema de salud, los planes de cobertura total puedan ser accesibles para un importante porcentaje de la población

Swiss Medical fue la primera comercializar planes “low cost”, como complementarios de la cobertura a la obra social (ya que no se pueden derivar los aportes a ésta). “Con la autorización del Gobierno, el último tiempo hemos comenzado a ofrecer planes parciales, que en un caso contempla sólo la internación ambulatoria, mientras que en otros se cubren sólo las consultas con y sin límite”, resalta Eduardo del Piano, Gerente Corporativo de Sistemas de Swiss Medical.

Por su parte, las obras sociales también comienzan a renovar sus propuestas ajustándolas a los tiempos que corren. Es el caso de OSDEPYM, la Obra Social de Empresarios, Profesionales y Monotributistas: “A partir de este mes lanzamos nuestro Plan 2500, una nueva cobertura pensada para cubrir las necesidades de nuestros beneficiarios al mejor precio del mercado, con cobertura nacional y atención de calidad, y con una amplia gama de servicios que brindan nuestros más de 12.000 prestadores”, indica Juan Pablo Diab, interventor de OSDEPYM, que cuenta con más de 260.000 planes corporativos “con las mejores prepagas del mercado”, y con convenios con pymes, las cuales ofrecen beneficios adicionales.

Innovación y calidad

Mientras adecuan sus planes en busca de retener o incluso atraer a nuevos afiliados, las prepagas y obras sociales intentan, a la vez, mantener los estándares de calidad, a través de diferentes desarrollos tecnológicos. “En Swiss Medical, venimos apostando a la inclusión de los canales digitales sobre procesos que antes eran presenciales. De esta manera, la omnicanalidad se va transformando en una práctica común para las nuevas generaciones, a la vez que se van intercambiando los procesos de atención tanto en el plano administrativo como en el médico entre ambos canales”, comenta Del Piano. La prepaga permite al afiliado efectuar una consulta a través de un video que se incorporará a su historia clínica. “Si bien puede ser utilizado para una primera atención, se lo suele usar más para una evolución de un tratamiento. El médico inclusive puede prescribir medicamentos con firma digital, o un estudio de diagnóstico para que luego el paciente acuda a nuestros centros a hacérselo sin la intervención del papel”, detalla el gerente corporativo de Sistemas de Swiss Medical. En el caso de OSDEPYM, sus autoridades han implementado y certificado este año un Sistema de Gestión de Calidad Integral basado en la norma internacional ISO 9001-2015.

Escuchar la voz del afiliado y del médico

En las prepagas y obras sociales coinciden en que para llegar a ofrecer el mejor plan es necesario poner el foco en las nuevas demandas y exigencias de los usuarios. “La voz del afiliado constituye un elemento fundamental para determinar el nivel de percepción que tienen sobre la calidad del servicio que brindamos. Nuestro foco está puesto en la escucha y por eso desarrollamos programas de ´mejora continua´ en nuestras procesos e indicadores de gestión, que nos permiten monitorear y prevenir deficiencias que puedan surgir”, afirma el interventor de OSDEPYM. En la misma línea, Del Piano apunta que “otro gran cambio de paradigma que hemos llevado adelante en Swiss Medical está vinculado a la concepción de nuestros productos y servicios”. Explica que “antes nosotros mismos éramos los que diseñábamos los productos y luego invertimos mucho dinero para la gente adopte estos productos. Ahora hacemos al revés, traemos a los clientes, médicos y productores a la mesa de discusión y todos juntos detectamos lo que necesita el afiliado, para luego desarrollarlos y ofrecerlos al mercado”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario