Qué hacen las empresas para fidelizar a sus empleados

Ambito BIZ

Hay propuestas de todo tipo, desde relajación, mindfulness y yoga, hasta teatro virtual y shows, aplicaciones con juegos y salas de escape donde resolver enigmas .

La pandemia trajo muchos cambios a nivel laboral. El gran desafío para las empresas pasó a ser la búsqueda de soluciones para mantener a sus empleados activos, contentos y productivos en un contexto donde el trabajo evolucionó, casi en su totalidad, a una faceta digital.

Con la llegada del home office y la comunicación concentrada en plataformas virtuales, aterrizaron novedosas medidas para mantener activa la relación y fidelización con los empleados. Lo más interesante, es que en los últimos meses las propuestas se multiplicaron. En el mercado hay muchas opciones que pasaron a reemplazar los beneficios tangibles que otorgaban antes las compañías como pases de gimnasio, descuentos, comidas, after office, etc. Las propuestas de bienestar pasaron a liderar un interés que hoy es realmente demandado.

“Somos parte de los programas de fidelización que tienen las empresas, ya que ofrecemos actividades virtuales de mindfullness, respiración, manejo de estrés y de emociones, talleres sobre problemas de ansiedad o cómo conciliar el sueño”, explicó Ornella Medeiro, wellness business developer de OM House, una plataforma donde se brindan herramientas para el bienestar corporativo. El objetivo es que el empleado se sienta mejor ya que de esta manera resultará más productivo. Las prácticas se adaptan a sus clientes, en cuanto a la aplicación donde se brindan, el momento del día (ya sea antes o después de la jornada laboral, o como break entre actividades) y se pueden sumar familiares.

El mindfullness y las actividades de relajación están en el podio de las más demandadas: está comprobado que el entrenamiento en meditación ayuda al desarrollo de la productividad, la creatividad y genera un ambiente de trabajo más pacífico.

En esta línea, para mantener la motivación activa, aparece también Cuponstar, donde se ofrecen una serie de beneficios, cuyo objetivo es que las empresas y los empleados se sientan cerca pese a la distancia. Prepandemia, ofrecían un abanico de opciones en formato de cupones como beneficios en gastronomía, compras, educación, turismo, gimnasios, supermercados y cines. Hoy sus creadores supieron reinventarse para adaptar aquellas experiencias que viraron del plano “real” al digital con mucho éxito. “Ofrecemos una variedad de opciones para que las empresas le den a sus empleados, que van desde el bienestar físico o mental, como yoga y meditación hasta capacitaciones, clases de cocina, teatro online y shows para niños”, aseguró Brian Klahr, socio fundador de Cuponstar. Para ello, lograron alianzas con, por ejemplo, el Arte de Vivir.

Hay compañías, que además buscan otras actividades para no perder ese contacto o hilo de diversión que ofrecían previo a la cuarentena. El trabajo en equipo sigue siendo fundamental en muchos casos y buscan reforzarlo a través del juego y el entretenimiento. WonderLab, es un laboratorio de experiencias interactivas. La propuesta consiste en realizar actividades virtuales para los empleados. Para ello, desarrollan aplicaciones personalizadas, juegos, trivias, encuestas, desafíos de TikTok, votaciones y contenidos exclusivos customizados y vinculados exclusivamente a cada empresa. “Generamos experiencias interactivas, nos contratan por ejemplo para un happy hour virtual, un family day o un team building. Cada uno recibe una invitación digital y comienza el juego”, aseguró Guido Miedvietzky, fundador de Wonderlab. Esta propuesta radica en la idea de “gamifaction” o ludificación, cuya técnica se basa en el juego y el ocio para actividades no recreativas con el fin de potenciar la motivación o generar trabajo en equipo, mejorar la productividad, etc. Sumado a ello, hay un conductor que lleva adelante todos los juegos imprimiéndole un aura de diversión. Ahora, crearon una nueva unidad de negocio y lanzaron FiestON En Casa corporativo, el cual consiste en festejar de forma online fechas especiales con los colaboradores de la empresa.

Sin duda, las soluciones digitales o remotas llegaron para quedarse. Las salas de escape virtuales también son requeridas a nivel corporativo. Se pueden armar de manera personalizada y la de idea es ir resolviendo enigmas. Puede ser de forma individual o grupal y a los primeros en terminar se les otorga un premio. “Lo que hacemos es simular una historia. Por ejemplo, estás dentro de un tren, y en el último vagón hay una bomba que hay que desactivar. La idea es resolver acertijos para pasar a los otros vagones”, explicó Adrián Estoup, fundador de Escape Buenos Aires. “Muchas empresas lo eligen como nuevo after office. Los jueves y los viernes piden que estén las salas listas. Cortan el viernes a las 5 de la tarde y luego hacen este juego”, agregó.

Hay dos modalidades de aventuras, la primera de 15 o 30 minutos y otra que puede durar hasta 1 hora. Entre los formatos para jugar hay dos opciones: la sala virtual en la cual los empleados reciben un link a una página y van resolviendo los enigmas y un segundo producto dónde los host se suman a una reunión de Zoom y plantean un conflicto.

En definitiva, hoy las empresas pueden acceder a todo tipo de opciones con el fin de fidelizar a sus empleados y mantenerlos contentos pese al contexto.

Temas

Dejá tu comentario