Ambito BIZ

Tendencias que llegaron para quedarse

Hoy se buscan tratamientos no invasivos que generan rostros relajados y naturales.

A pesar de la crisis económica, los centros de salud y estética sobreviven y siguen sumando nuevos clientes. La clave: ofrecer tratamientos innovadores con financiación de pagos.

“La tendencia son los tratamientos no invasivos, con resultados naturales y alejados de las cirugías estéticas”, contó Gastón Clemente, director médico de Iobella.

Y claro que la crisis influye, pero la clave es saber enfrentarla. “ Hay que cambiar el enfoque, hay que buscar las oportunidades. Para eso, consideramos que la correcta evaluación de los pacientes maximiza los tratamientos para no perder enfoque y que al finalizar el paciente se sienta realmente conforme con la inversión realizada”, explicó la cosmiatra Norma Catalano de Atelier du Corps.

“El campo de la estética está fuera de toda situación crítica. Está demostrado que aún en situaciones de crisis la estética viene como a paliar la angustia y la ansiedad que esto causa. Yo creo que mucho depende de los profesionales y de cada trayectoria. Uno trata de ponerse en los zapatos del otro y ofrecer planes que incluyan atractivos caros y otros no tan caros”, explicó la Dra. Irene Bermejo, médica dermatóloga.

Para los hombres y mujeres verse bien es clave y eso los centros de estética lo saben. “Contamos con distintos planes, algunos con valores más accesibles y muy efectivos. En Argentina hay cada vez más demanda en este rubro ya que la estética ocupa un lugar importante en mujeres y hombres”, concluyó Clemente al respecto.

“Sin lugar a dudas, los tratamientos no invasivos son los que más se buscan; los tratamientos con luz pulsada para atacar manchas y tratamientos para la flacidez que con el tiempo son lo que más se empiezan a notar”, sostuvo Bermejo.

Mientras que desde Iobella indicaron que “los tratamientos estéticos que más demanda tienen son los corporales para reducir y aquellos faciales para arrugas y para dar luminosidad al rostro”, agregó Clemente. La demanda varía según la época del año. “En invierno predominan los tratamientos faciales porque requieren mucho cuidado de exposición al sol, mientras que en el verano la prioridad son los tratamientos corporales. De todas formas, hay tratamientos que se mantienen en cualquier época del año”, detalló Norma Catalano.

La innovación llega de la mano de las nuevas maquinarias. “Se ha incorporado Cooltech, que es la última tecnología para reducir, trabaja mediante un mecanismo de acción basado en el principio de la vulnerabilidad de las células grasas (adipocitos) a cambios de temperatura ya que mediante la congelación del tejido adiposo se provoca una muerte celular controlada”, indicó Gastón Clemente de Iobella.

“La armonización fácil es la nueva tendencia que busca relajar arrugas, posicionar volúmenes que se han perdido y tonalizar la piel, ofrecer caras naturales, relajadas y luminosas”, agregó Bermejo en cuanto a las tendencia que se impuso durante todo este año.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario