Chubut tantea un "impuesto al viento" para que tributen parques eólicos

Ambito Nacional

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, estudia una iniciativa para aplicar un impuesto al viento que permite a empresas de la provincia generar energía eólica.

El propio mandatario por el sello Chubut Somos Todos abrió formalmente el tema al indicar que las inversiones en parques eólicos no le dejan ganancias al distrito que gobierna.

La posibilidad de aplicar una tasa a la generación de este tipo de energía alternativa fue explicitada por el ministro de Infraestructura de la provincia, Raúl Chicala: “Estamos pensando y analizando alguna propuesta. Son negocios con el Estado Nacional, entonces estamos viendo qué armas tenemos, que no son muchas por ahora, para ver qué acción podemos implementar en torno al cobro de algún impuesto que deje algo para Chubut”, dijo el funcionario de Arcioni.

En diálogo con el medio local El Chubut, Chicala aseguró que de la energía eólica “No queda un peso para Chubut”. “Lo único que deja es la mano de obra al principio y después se reduce sustancialmente”, explicó el ministro.

“Para todo el mundo sonaba ridículo el famoso impuesto al viento, pero nos damos cuenta de que no era tan ridículo, porque era una forma de cobrar un impuesto a un recurso natural”, sintetizó.

Chubut, que tendrá elecciones provinciales los próximos 7 de abril (PASO) y 9 de junio (generales), busca replicar una polémica medida que finalmente quedó sin efecto en La Rioja, cuando el gobernador peronista Sergio Casas intentó impulsar un “impuesto al sol” para los parques solares de la provincia.

La iniciativa riojana tenía fundamentos similares: que tributaran en el distrito los proyectos de energías renovables, en ese caso fotovoltaicas.

La Rioja presentó un amparo en la Justicia que hizo que la empresa que desarrollaba parques solares en Nonogasta, a 20 kilómetros de Chilecito, paralizara las obras.

Finalmente, se llegó a un acuerdo en el que también intervino el Gobierno nacional y la administración que encabeza Casas retiró su pedido para que prosiguiera la instalación de los paneles solares. Así, se evitó que quedara instaurado un impuesto al sol.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario