Ambito Nacional

Febril última semana para pelotón de 11 gobernadores que se despide

Cinco mandatarios tienen pasaje directo al Congreso y dos, al Parlamento local. Otro par augura un perfil de alto voltaje político, pero sin cargos públicos. Un embajador y un gravitante desde el llano.

Inexorable, tras el extendido calendario electoral 2019, la cuenta regresiva se activó y once gobernadores entraron en su última semana al frente de los Ejecutivos provinciales, con una intensa agenda de despedida marcada -según el caso- por las juras hacia los nuevos roles institucionales que iniciarán, las inauguraciones pendientes y las reuniones de transición de poder locales.

De ese lote, cinco mandatarios salientes cuentan con destino directo hacia una banca en el Congreso nacional: el radical mendocino Alfredo Cornejo y los peronistas Lucía Corpacci (Catamarca), Sergio Casas (La Rioja) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego) se alistan para la Cámara de Diputados, mientras que Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro) irá al Senado.

Cornejo, Corpacci, Casas y Bertone tienen una cita mañana en el Parlamento nacional, donde jurarán como flamantes miembros de la Cámara baja (Weretilneck ya lo hizo la semana pasada). Ayer Casas desmintió un supuesto ofrecimiento para convertirse en embajador en Chile.

A Cornejo le espera una semana ajetreada, antes de cederle el poder el lunes 9 al también radical Rodolfo Suarez. Ayer recibió al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, mientras que hoy participará en tierra porteña del Encuentro Nacional de Intendentes y Presidentes Comunales Radicales en la sede del Comité Nacional de la UCR, que preside (y cuyo poder retuvo, desde donde promete una fuerte presencia federal). Luego lo esperan encuentros de transición con el equipo de Suarez.

1.jpg
Domingo Peppo, a Paraguay como embajador. Alfredo Cornejo, a Diputados y con activo papel nacional en la UCR.

Domingo Peppo, a Paraguay como embajador. Alfredo Cornejo, a Diputados y con activo papel nacional en la UCR.

El caso de Bertone es especial: renunciará el lunes 9 para asumir su escaño nacional el martes 10, pero como el traspaso fueguino al mandatario electo Gustavo Melella será recién el 17 de diciembre, la isla tendrá una efímera gobernación del actual vice, Juan Carlos Arcando.

Al misionero Hugo Passalacqua también le espera una misión legislativa, pero en el plano local: asumirá el 10-D como diputado provincial, tras encabezar la lista parlamentaria del Frente Renovador de la Concordia, fuerza que logró un amplio triunfo en los comicios del 2 de junio y ungió como su sucesor al actual vice, Oscar Herrera Ahuad.

Un destino similar tendrá el socialista santafesino Miguel Lifschitz, quien asumirá el jueves una banca en la Cámara de Diputados provincial. Pero, a diferencia del caso misionero, será oposición, tras el triunfo del peronista Omar Perotti en los comicios del 16 de junio.

En cambio, no habrá destino parlamentario para otros de los gobernadores salientes, con un futuro marcado por el final abierto y, sobre todo en dos de los casos, con el augurio de alto voltaje político, aunque desde el llano y sin cargos públicos.

En tierra bonaerense, María Eugenia Vidal tomará primero un respiro con sus tres hijos de la mano de “unas largas vacaciones”, y luego apostará a volver a trabajar en el sector privado. “No quisiera los próximos dos o cuatro años vivir de la política”, argumentó.

Pero con sus últimos despliegues dejó en claro que piensa tener un intenso rol en Juntos por el Cambio, ya desde la vereda de la oposición. “Tomé el compromiso con los bonaerenses de no dejarlos solos; después, en qué cargos y de qué manera se va a ir definiendo”, dijo, en un contexto marcado por un macrismo que busca rediscutir liderazgos en la provincia.

Por de pronto, esta semana -en la previa del recambio con Axel Kicillof- mixturará citas institucionales (ayer visitó la inaugurada guardia del Hospital Zonal General Manuel Belgrano, en San Martín) con movidas de cara al post 10-D, como una reunión de la mesa de acción política de Juntos por el Cambio el jueves.

En Salta, en tanto, Juan Manuel Urtubey legará el 10-D el cargo al electo transversal Gustavo Sáenz y, tras incursionar en la puja electoral 2019 como compañero de fórmula de Roberto Lavagna (Consenso Federal), disfrutará de una vacaciones en Punta del Este junto a su esposa Isabel Macedo y su hija Isabelita, para luego dictar clases en la Universidad de Loyola durante tres meses, en el primer tramo del año.

Después, y sin abandonar su sueño presidencial, el salteño retomará de manera intensa un rol político como armador dentro del peronismo nacional, en línea -destacan desde su entorno- de apoyo al Presidente electo en pos del repunte del país, pero en paralelo con un proyecto nacional en sintonía con los ejes que inspiraron a Alternativa Federal. Mientras tanto, lo espera para esta última semana una intensa agenda en toda la provincia, marcada por inauguraciones de obras, escuelas y viviendas.

En Chaco, en tanto, el peronista Domingo Peppo entregará el mando al kirchnerista Jorge Capitanich y rumbeará hacia Paraguay como embajador, designado por Alberto Fernández. Un compromiso del Presidente electo que fue parte de la estrategia que permitió descomprimir la tensa interna de Peppo con el saliente intendente de Resistencia por el control del poder provincial para el período 2019-2023.

Por su parte, el justicialista pampeano Carlos Verna le cederá a Sergio Ziliotto el bastón de mando el 10 de diciembre y luego entrara en unos dos o tres meses sin actividad pública. El dos veces gobernador y exsenador nacional -quien viene de enfrentar un tratamiento oncológico- verá luego los pasos a seguir, pero -afirman en filas vernistas- descarta ocupar un cargo en el plano provincial o nacional. Aunque se descuenta su gravitación como referente del peronismo local.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora