Gobierno calma a gobernadores con primer goteo de fondos

Ambito Nacional

Nación salió al auxilio de provincias con cuentas en rojo. Paliativo para congelar boleto. Ayer, paso de mandatarios de Santa Fe y La Pampa por Casa Rosada. Hoy, Alberto en Chaco. Mendoza pide "federalismo".

Las brazadas de auxilio que en los últimos días hicieron los gobernadores finalmente llamaron la atención de la Casa Rosada. Ayer, se confirmó el adelanto de coparticipación para cinco distritos (Chubut, Chaco, Río Negro, Santa Cruz y Tucumán) y un paliativo para subsidiar transporte por un total de $5.000 millones a repartir entre los distritos que suscriban al acuerdo. Además, pasaron ayer por Balcarce 50 los mandatarios peronistas de Santa Fe y de La Pampa, Omar Perotti y Sergio Ziliotto, quienes recorrieron despachos nacionales en pasos que combinaron lo protocolar con pedidos puntuales para apuntalar la gestión. Hoy, en tanto, arribarán a Buenos Aires funcionarios de Mendoza con propuestas de extender la ayuda de Nación al transporte del área metropolitana de Buenos Aires también a otros centros urbanos.

Como viene informando este medio desde la semana pasada, las provincias buscaban un apoyo de Nación para replicar las medidas anticrisis que Alberto Fernández pidió imitar a los gobernadores. Congelamiento de boletos, de tarifa eléctrica y subas de sueldo como las decretadas para el plantel del Estado Nacional, como casos testigo.

Y, como dijeron funcionarios del Gobierno, había una mayor apertura a adelantos de coparticipación, como herramienta para financiar a provincias en problemas. Ayer, se conocieron los anticipos para cinco distritos: $650 millones para Santa Cruz; $1.000 millones para Río Negro, Chubut y Tucumán; y $2.000 millones para Chaco. Justamente, hoy Alberto Fernández estará en esta última provincia junto al gobernador peronista Jorge Capitanich. También estará el ministro del Interior Eduardo “Wado” de Pedro, quien horas antes de que se conociera el decreto que habilitaba los anticipos de coparticipación recibió en su oficina al tucumano Juan Manzur.

La puja con las provincias responde a que con la adenda al Pacto Fiscal los gobernadores acumularán $60.000 millones extra, y en la Casa Rosada creen que debería bastar para atender sus asuntos.

Sin embargo, pese a opiniones encontradas incluso en el propio Gobierno, ayer también se habilitó, a través del Ministerio de Transporte, $5.000 millones al transporte público urbano e interurbano en el interior del país, vía reactivación del Fondo Compensatorio de Subsidios.

“Este fondo podrá ser suscrito por las diferentes provincias a partir de una agenda de reuniones previstas para la semana que viene entre las autoridades locales de transporte de cada jurisdicción y el Gobierno Nacional”, dijo un comunicado oficial.

En la práctica, se trata de un monto mínimo en relación a la poda de los subsidios al transporte que había realizado Mauricio Macri en el segundo semestre de 2018, en plena negociación con el FMI. Aquel recorte orilló los $45.000 millones, y luego dio un compensación de $6.500 millones en el Presupuesto 2019.

Rally

El paso de Perotti por Buenos Aires incluyó un extenso raid con visita a siete oficinas: la del ministro de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; del subsecreatario de Relaciones Financieras Internacionales, Cristian Assinelli; la del titular de Agricultura, Luis Basterra; la de la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa; y tres despachos clave: Interior, con Wado de Pedro; Obras Públicas, con Gabriel Katopodis y cerró la agotadora excursión con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. La recorrida fue junto al senador que lo reemplazó en el Congreso cuando Perotti asumió la gobernación: Roberto Mirabella, mano derecha del mandatario.

La situación política en Santa Fe arde, con una puja intensa con el Frente Progresista de Miguel Lifschitz, que le trabó la Ley de Emergencia en la Legislatura, y con tironeos por el estado financiero de las cuentas, entre otros frentes que todos los días suman nuevos capítulos (ayer Lifschitz pidió que la Justicia cite a declarar al ministro de Seguridad provincial, Marcelo Saín).

Por lo pronto, Perotti se llevó promesas de Katopodis respecto a proyectos nacionales en Santa Fe, en especial rutas y obras hídricas en cuencas que comparten con otras provincias. También hubo guiños para mejorar la infraestructura en los puertos.

Con De Pedro y Cafiero, la situación económica fue el tema principal. Para Perotti, el déficit que dejó el socialismo es mayor al esperado. Ayer mismo, el mandatario puso fin a los subsidios a las líneas áreas y freezó sueldos políticos por seis meses. Una señal que llevó a Buenos Aires, como carta para solicitar un adelanto de coparticipación, como el que recibieron ya otros cinco gobernadores.

“El gobernador de La Pampa nos dijo que está bien financieramente, pero busca el pago de la deuda que Nación tiene con la provincia”, dijeron a Ámbito Financiero desde la Casa Rosada respecto al encuentro de Ziliotto con Wado de Pedro. La Corte Suprema ordenó restituirle al distrito gobernado por el PJ las retenciones indebidas por coparticipación, algo más de $2.000 millones que con las actualizaciones superarían los $8.000 millones. En Nación hay voluntad de pago, “pero cuando se acomode la situación”, observaron. Cabe recordar que el Gobierno tiene entuertos similares con San Luis (la causa más avanzada, con monto final - unos $15.000 millones- dispuesto por la Corte Suprema) y Santa Fe (alrededor de $80.000 millones, según cálculos provinciales de la gestión pasada). Los gobernadores de esas provincias incluyeron el pago de esa deuda en aquellas cartas de compromiso que firmaron con Alberto Fernández en plena campaña electoral.

Federalismo

Mientras Alberto Fernández y Wado de Pedro estén en viaje rumbo a Chaco, aterrizará en Buenos Aires el ministro de Hacienda y Finanzas de Mendoza, Lisandro Nieri. Ayer, sorprendió una carta abierta del exgobernador Alfredo Cornejo, en la que se quejó de la “discriminación en los subsidios del transporte y la energía”. “Adiós al federalismo”, dijo el titular de la UCR en el texto.

En el distrito cuyano, su sucesor Rodolfo Suarez fue uno de los primeros en congelar tarifas de transporte y de electricidad. Sin embargo, esperan una soga nacional para solventar una medida que requiere de unos $3.500 millones. La presentación formal de Mendoza será que, así como Nación puso recursos para congelar el boleto en el área metropolitana de Buenos Aires, debería replicar la medida en el resto del país. Parte de los argumentos se dejaron entrever en la misiva de Cornejo y los deslizan ahora funcionarios de la actual gestión.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario