Mendoza: negociación de Presupuesto con PJ entra en semana clave

Ambito Nacional

El Gobierno del radical Rodolfo Suarez apura gestiones con intendentes de la oposición para asegurar el respaldo a la ley de gasto.

La pauta de gastos 2020 que el gobernador de Mendoza, el radical Rodolfo Suarez, presentó a la Legislatura local en diciembre entró en zona de definición y en el oficialismo provincial apuntan a tratarlo en el transcurso de esta semana. Por eso, el frente Cambia Mendoza busca acordar con la oposición, principalmente con el peronismo, para que dé aval al rollover que le permita a Suarez ganar margen de maniobra frente a los vencimientos de este año. Y, a su vez, que el PJ habilite el endeudamiento por unos u$s300 millones para obras de infraestructura.

En ambos casos, el mandatario requiere de los dos tercios de las dos cámaras. Y, si bien el guiño de Protectora, el partido del diputado nacional José Luis Ramón, le da mejores posibilidades en Diputados, el oficialismo avanza en el diálogo con el PJ, donde las posiciones están divididas: un sector, el de los intendentes, ve con buenos ojos el endeudamiento para recibir obras, y un ala kirchnerista que pone reparos si bien aseguran que hay “buena voluntad”.

El Presupuesto que Suarez presentó en diciembre contempla recursos corrientes por $175.135 millones y egresos corrientes por $174.931 millones

. La inversión pública prevista rondará los $16.463 millones, de los cuales un tercio -alrededor de $5.300 millones- estarán destinados a la obra de la presa de Portezuelo del Viento.

El rollover es un punto central, y de hecho para el ejercicio 2019 el peronismo le negó ese endeudamiento al exgobernador Alfredo Cornejo. El jefe del radicalismo sintió el impacto en aquel momento e incluso en la última campaña electoral se encargó de remarcar que era la primera vez que una oposición negaba financiamiento para renegociar deuda previa en la historia de la provincia. “Ahora, el peronismo a nivel nacional aprobó la reestructuración que plantea el ministro Martín Guzmán, por lo tanto en ese punto deberían ser más flexibles”, dijeron a Ámbito Financiero desde despachos mendocinos. Y consideran que la posición del peronismo no será homógenea en el recinto, ya que en las negociaciones encontraron diferentes posturas.

La llegada de Suarez había suavizado la relación con el PJ, que tiene en la senadora kirchnerista Anabel Fernández Sagasti una referencia tras haberse quedado con la interna para la candidatura a la gobernación en las pasadas elecciones provinciales. De hecho, uno de los puntos que pide ese sector es que el oficialismo reconozca que la situación fiscal de la provincia es frágil. Un palo de despedida a Cornejo que no acepta Cambia Mendoza. “La situación fiscal no es fácil por una coyuntura del país, pero Mendoza está ordenada”, dicen desde el Gobierno provincial. “Cornejo nos decía que Mendoza estaba bárbara y no es así. Pero Suarez ahora no lo puede contradecir”, contrarrestaron fuentes del peronismo local. “No hay mercado para tomar deuda por u$s300 millones; nuestra postura es esperar a que se solucione la situación macro”, añadieron.

Además, desde otro sector del PJ adelantaron que están analizando el endeudamiento, y reconocen que los fallidos cambios en la Ley Minera con pulgar arriba del peronismo abrieron heridas. “Hay un proceso de desconfianza. De todos modos. En cuánto y para qué es la deuda son los puntos que estamos discutiendo”, afirmaron a este medio.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario