Paritaria docente: Kicillof y Larreta ofertaron suba del orden del 16% y llamado a mitad de año

Ambito Nacional

Tras paritaria docente federal, los gobernadores activaron febril grilla de negociaciones con los docentes locales. En línea con Nación, alientan entendimientos cortos sin gatillo, con nueva convocatoria a mitad de año. Buscan apagar focos de conflictividad.

La paritaria docente federal del miércoles (que ahuyentó el fantasma de una huelga nacional) destrabó luego un raid de febriles negociaciones de los gobernadores con los maestros locales, con foco en cerrar una recomposición salarial contra reloj que les permita garantizar un retorno a clases el próximo lunes sin paros de corte provincial.

Las ofertas desplegadas desde la tarde/noche de ese mismo miércoles se apoyaron hasta el momento en el formato de acuerdos cortos, con la apelación en algunos casos a sumas fijas, sin cláusula gatillo y con nueva convocatoria a mitad de año. Una ingeniería que se da en línea con la estrategia promovida por la Casa Rosada, que apuesta a recomposiciones graduales y sin subas automáticas por la inflación, por su carácter indexatorio de la economía.

Este jueves hubo dos casos emblemáticos, que incluyeron ofertas de trazos gruesos parecidos (aunque difiere la letra chica) con las que esperan un retorno a clases sin protestas el lunes:

  • En Buenos Aires, el Gobierno de Axel Kicillof ofertó a los gremios docentes dos subas, que llevan el aumento de bolsillo al 8,9% en marzo y totalizan un 16,66% en junio para el maestro de grado inicial. Además el Gobierno asumió el compromiso de reabrir la paritaria en junio, en pos de que el salario no pierda poder adquisitivo frente a la inflación.

“De esta manera, el salario ascenderá en marzo a $ 29.001 y a $ 31.059 en junio”, dijeron desde despachos gubernamentales, además de precisar que “para un maestro con máxima antigüedad, jornada simple, en marzo el salario ascenderá a $ 39.117 y a $ 42.003 en junio”.

Tanto el Frente de Unidad Docente Bonaerense como Uda se llevaron la oferta para ponerla a consideración de las bases. Aunque dentro de esa coalición, Udocba ya anticipó su rechazo (pero no impulsará paro), mientras que el resto -Suteba, Feb, Sadop y Amet- responderán este viernes, tras la consulta de rigor con los maestros, con pronóstico a priori positivo.

“La reunión fue buena en la medida que con esta propuesta fuimos escuchados en varios de los puntos; tras rechazar una propuesta el miércoles, hoy la recibimos porque contempla dinero nuevo al básico, y sumas nuevas y remunerativas, que alcanzan a los jubilados”, destacó a Ambito Financiero la secretaria adjunta de Suteba, María Laura Torre. “No es totalmente suficiente, pero es importante en el contexto económico y financiero de la provincia”, dijo, además de remarcar que “ahora está en manos de los docentes” la decisión final.

  • En tierra porteña, en tanto, la ministra de Educación Soledad Acuña protagonizó este jueves una larga y febril jornada negociadora con los 16 gremios locales, con un cuarto intermedio.

Finalmente la oferta incluyó una suba del salario inicial (hoy de 29.000 pesos) de 8,9% en marzo(+ 2.584 pesos) y de 7,5% en julio (+2.200). Redondea así una suba a julio de 16,47% y lleva el salario inicial a $ 35.000. La propuesta definió una nueva convocatoria para julio. En filas gremiales marcaban en la noche de este jueves una suba del 20,8% en el mínimo, entre marzo y julio. "Suman las sumas fijas anunciadas por Nación", dijeron desde despachos porteños.

Desde círculos gubernamentales atribuyeron la demora -la discusión se extendió a lo largo de todo el día- a que Ute-Ctera exigía la inclusión de una cláusula gatillo mensual, y recordaron que es un formato “que desalienta (el ministro de Educación nacional) Nicolás Trotta”.

Escenario

En rigor, los escenarios hasta el momento son disímiles en las provincias, de la mano de un mix de gobernadores que elevaron ya su propuesta y esperan la respuesta de los sindicatos, otros que aún no ofertaron (y apuestan a un guiño político de los gremios, en pos de una discusión escalonada y gradual), y un tercer lote, hasta ahora menor, que quedó al borde de potenciales medidas de fuerza por el rechazo a la oferta.

En ese último grupo ya milita Chubut (el ciclo lectivo arrancó el miércoles con una huelga de 72 horas que concluirá este viernes), mientras que en otros distritos soplan aires de conflictividad, aunque restan aún negociaciones, como en Santa Fe, Tucumán e, incluso, Neuquén (pese a la propuesta de Omar Gutiérrez de extender hasta mitad de año la aplicación del gatillo trimestral.

Todos ellos esperaron el resultado de la paritaria docente nacional, que derivó el miércoles en un entendimiento en torno a una suba del salario inicial de los maestros a nivel país, hoy anclado en $ 20.250 y que será elevado a $ 23.000 desde el 1 de marzo y a $ 25.000 desde el 1 de julio. Una suba del 23,5% del piso salarial, que se complementa con el pago de cuatro sumas fijas extraordinarias de $ 1.210 entre abril y julio, y el compromiso de retomar la paritaria antes del 31 de julio.

Este jueves un congreso de los técnicos nucleados en AMET rechazó por “insuficiente” la propuesta elevada por Trotta, y se declaró en estado de asamblea permanente en respaldo de “medidas de acción directa que se pudieren determinar en cada provincia”. Sin embargo, este viernes se conocerá la respuesta final de los dos gremios más poderosos, CTERA y UDA, que se augura positiva.

Más allá de ello, como muchos distritos cuentan con salarios iniciales por encima de ese piso, esa definición los alcanza básicamente en lo que respecta al pago de las sumas fijas (en concepto de adelanto del Fonid) y a la rediscusión antes del 31 de julio. Veamos:

  • En el caso de Santa Fe, la oferta desplegada por el gobierno del peronista Omar Perotti tropezó con el rechazo gremial, por lo que el distrito quedó más cerca de verse golpeado por una potencial medida de fuerza en el retorno a clases del lunes, aunque siguen las negociaciones.

“Estamos ofreciendo una combinación de incremento del valor índice, más los 870 pesos de material didáctico, más 2200 pesos que cerró Nación; implica un acuerdo un incremento de unos 3 mil pesos en el bolsillo del maestro inicial, con una propuesta para marzo, abril y mayo, y en junio nos estaríamos reuniendo para negociar”, dijo la ministra de Educación, Adriana Cantero.

“La propuesta no conforma a los docentes de Amsafé”, advirtió ayer la titular del gremio -y de Ctera- Sonia Alesso, por lo que la respuesta del gremio de este sábado podría derivar en el llamado a una medida de fuerza . “Es una buena propuesta en el contexto posible”, argumentó Cantero.

  • También desplegaron ofertas salariales en las últimas horas el peronista sanjuanino Sergio Uñac (suba de 4% y suma fija de $ 1.000, con revisión a mitad de año, y le contestan el martes) y el salteño Gustavo Sáenz (aumento del 8%al básico en febrero y continuidad de negociación la semana que viene).
  • En Córdoba, en tanto, la Uepc votó este jueves volver a las aulas el lunes con una grilla de asambleas, “ante la falta de una propuesta salarial digna” por parte del gobierno del peronista Juan Schiaretti.
  • En Santa Cruz, por su parte, donde pesa una amenaza de paro de 48 horas, el gobierno de Alicia Kirchner ofertó una suba de 8,93% en marzo y de 16,66% en junio, mientras que la administración del tucumano Juan Manzur elevó una oferta al Frente Gremial, que incluye el pago de una deuda por aplicación del gatillo en cuotas, pero que fue rechazada. La coalición definirá este viernes los pasos a seguir.
  • En Chaco, las negociaciones de la administración de Jorge Capitanich con los maestros continuarán este viernes, frente a la pretensión gremial de asegurar la continuidad de la cláusula gatillo, mientras que el entrerriano Gustavo Bordet llamó a una mesa paritaria el próximo jueves.
  • Misiones picó en punta días atrás con un acuerdo de suba del 20% en dos cuotas al básico, y continuidad de negociación la semana que viene.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.