Provincia: visto bueno a Ley Impositiva dejó heridas en ambos bandos políticos

Ambito Nacional

Más allá de un triunfalismo, en Juntos por el Cambio se acrecientan las diferencias internas. El oficialismo asegura que pierde $10 mil millones.

Finalmente, el gobernador Axel Kicillof obtuvo la tan ansiada Ley Impositiva. Sin embargo, la aprobación no dejó conforme al mandatario provincial. Juntos por el Cambio hizo valer su peso legislativo en el Senado y el proyecto se convirtió en ley con más modificaciones de las que esperaban desde la Provincia.

Pese a contar con la herramienta que le permitirá comenzar a recolectar un mayor porcentaje de impuestos para poner en marcha la batería de emergencias aprobada con anterioridad, el Ejecutivo recibió un impacto de la oposición que reducirá en cerca de 10 mil millones de pesos el poder recaudatorio bonaerense, según expresó la ministra de Gobierno local, Teresa García.

En declaraciones realizadas ayer, Kicillof dejó en claro su visión ante la ley recibida y afirmó que Juntos por el Cambio “no defiende a la clase media, sino a los sectores más concentrados. Usaron la mayoría que tienen no para mejorar la ley sino para beneficiar a los que más tienen y desfinanciar a la provincia”

Sin posibilidad de prolongar la discusión por más tiempo y con la negativa de la oposición a ceder en una serie de artículos, Kicillof recibió el visto bueno a una ley que, en términos políticos, sólo dejó conforme a Juntos por el Cambio. Tal cual lo habían anticipado de manera interna, el espacio manejado por María Eugenia Vidal asumió el protagonismo de la discusión para detener, en su criterio, un “impuestazo”.

Así lo manifestó el diputado Santiago Nardelli, uno de los legisladores que más se hizo escuchar en el recinto. En diálogo con Ámbito Financiero, el representante de la sexta sección aseguró que “pese a se trató de una negociación difícil, pudimos dejar en claro algunos puntos que el proyecto escondía. Desde el Gobierno quisieron hacer creer que se trataba de una ley progresista, pero no lo era en su totalidad”. Y agregó que “no recuerdo que Daniel Scioli haya sido muy progresista, y presentó una serie de puntos de esta ley de la misma manera en 2009; lo que lo llevó al fracaso. Está claro que nadie se lleva la ley que quiere y para eso existe este ámbito”.

Espíritu

José Luis Pallares, senador por el Frente de Todos, sostuvo que “se desdibujó el sentido progresivo que queríamos aplicarle al inmobiliario urbano y rural. Es una lástima que la oposición se oponga porque sí. Terminaron defendiendo a aquellos sectores más altos y perjudicando a los que menos tienen. Quedó claro que otra vez vuelven a beneficiar a esos sectores que ya se vieron favorecidos durante su gestión”.

Desde otro punto de la oposición, Walter Carusso, de Cambio Federal, sostuvo que “demostramos una clara diferenciación de lo que es el macrismo y el oficialismo. Nosotros no salimos a pelear por los cargos, como Juntos por el Cambio, sino a defender a los contribuyentes. Por eso votamos en contra del 75 por ciento de aumento”. Y tiró para su lado a la hora se afirmar que “el gobernador escuchó gran parte de nuestras propuestas y fueron reconocidas”. Además, el legislador fue contundente a la hora de expresar la posición de su bloque. “No estamos acá para ser funcionales al oficialismo, estamos para hacer una oposición seria”.

Sin expresarlo, el debate interno por la fiscal impositiva terminó de quebrar el puente interno que había entre los bloques opositores. “Si no están adentro, están afuera. No se quieren ir del todo, pero no votan con nosotros. Todavía hablan de interbloque pero lo cierto es que no forman parte de Juntos por el Cambio”, retrucó un diputado bonaerense que, además, analizó el resultado final de la ley “como un triunfo en lo político. Nadie quiere subir los impuestos, y no es algo agradable. Pero como bloque dejamos en claro que estamos muy firmes y que no hay fisuras entre el PRO, el radicalismo y la Coalición Cívica”.

Más allá de la unidad que intenta mostrar Juntos por el Cambio, hay intendentes de municipios cercanos a la Ciudad que no quedaron del todo conformes debido a que la reducción de ciertas partidas los deja afuera de los ingresos coparticipables. La diferencia principal se dio con los legisladores del interior que viraron la discusión su favor y lograron el objetivo.

En ese sentido, el jefe municipal de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, manifestó que “quedó al descubierto la irresponsabilidad de Cambiemos, que privilegió la protección a los grupos económicos más concentrados a costa del recorte de recursos para la inmensa mayoría de los y las bonaerenses”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario