Ambito Nacional

Gustavo Sáenz, gobernador electo de Salta: "Vamos a acompañar a Alberto Fernández para que le vaya bien"

El sucesor de Juan Manuel Urtubey dijo que recibió un mensaje del presidente electo. "Fue para que trabajemos en conjunto y así será", enfatizó durante una entrevista con Ámbito al día siguiente del triunfo electoral en Salta.

En la última elección provincial del año, Gustavo Sáenz confirmó el resultado de las PASO y será el sucesor de Juan Manuel Urtubey. Con un “frente provincial amplio, integrado por distintos partidos políticos”, derrotó al Frente de Todos que postulaba al kirchnerista Sergio Leavy.

Tras su victoria contundente por 27 puntos, dialogó en exclusiva con Ámbito en un hotel céntrico de la capital salteña. “Siempre tuve vínculo con Alberto Fernández. Recibí un mensaje de él para que trabajemos en conjunto y así será”, dijo el actual intendente capitalino, quien agradeció a un abanico de dirigentes de todos los espacios, aunque en particular a sus “amigos" Sergio Massa y Rogelio Frigerio.

Sáenz, quien se definió como peronista, destacó que logró pacificar su relación con Urtubey en el último periodo y anunció que espera conformar una “liga de gobernadores norteños” para presentar las demandas regionales a la Casa Rosada.

Periodista: ¿Cuáles fueron las claves de la victoria?

Gustavo Sáenz: Fundamentalmente, el trabajo junto a la gente, recorrer la provincia pueblo por pueblo. Hemos hecho un frente provincial amplio, integrado por distintos partidos políticos, tanto provinciales como nacionales. Buscamos las cosas que nos unían y no las que nos separaban. Desde Salta podemos mostrar a los argentinos que la grieta puede superarse cuando nos juntamos por intereses superiores.

P.: Este tipo de armados parecer tener lugar en las provincias pero no a nivel nacional…

G.S.: A nivel nacional nunca se intentó. Lamentablemente esta grieta hay que terminarla. Nosotros a nivel provincial logramos reunir a dirigentes que a nivel nacional acompañaban a Macri, a Alberto Fernández, a Roberto Lavagna, y hasta a Gómez Centurión. Un abanico de dirigentes y partidos integran un frente que busca trabajar para los salteños. Nosotros tenemos la obligación de trabajar para ellos, y elegido el presidente, también acompañar para que le vaya bien a Alberto Fernández.

P.: ¿Tiene relación con Alberto Fernández?

G.S.: Siempre la tuve. De hecho, en 2015 fui candidato a vicepresidente de Sergio Massa. Alberto nos acompañó. Recibí un mensaje de él para que trabajemos en conjunto y así será.

P.: ¿Fue clave Massa para que haya esa línea con la Casa Rosada?

G.S.: Sergio es un amigo, más allá de la política. Él y su familia, siempre lo dije. También es un gran amigo Rogelio Frigerio, a quien le tengo respeto y un agradecimiento especial por su nobleza.

P.: También tiene buen vínculo con Cambiemos.

G.S.: Sí, en el discurso le agradecí a Massa, a Alberto Fernández, a Lavagna, pero también a Frigerio y Rodríguez Larreta. Se puede tener una buena relación con todos. Se construye desde ahí, desde el diálogo. Puede haber políticos que tienen la esperanza de trabajar con todos los dirigentes, independientemente de lo que discutamos.

P.: ¿Podría integrar una liga de gobernadores afín a Alberto Fernández?

G.S.: Lo que nosotros vamos a intentar es conformar una liga de gobernadores de este norte olvidado de la patria. Se ha pregonado muchas veces el federalismo, pero se lo practicó pocas. Hay un norte que duele, que espera. Quienes gobernamos el NOA y el NEA nos tenemos que poner a trabajar para pedir por las necesidades básicas insatisfechas que hay en nuestros pueblos.

P.: Tiene que juntar a Morales, Manzur, Zamora…

G.S.: Sí, se puede hacerlo. De hecho, creo que tenemos la obligación de hacerlo. Si no lo hacemos, esos egoísmos no nos hacen bien. Hay que construir un norte grande que beneficie a la gente.

P.: ¿Cómo está su relación con Urtubey?

G.S.: Siempre tuve una buena relación. Cumplió un ciclo, no podía ser candidato a gobernador. Conversé con él cuando gané las PASO y ahora, y ya estamos iniciando este breve proceso de transición para ver en qué situación está la provincia.

P.: Tenían una relación tensa y en el último tiempo pareció que lograron una pax, ¿es así?

G.S.: Sí, porque los dos tenemos madurez política y veíamos que los tiempos difíciles estaban afectando a la provincia. Y yo gobernaba la ciudad más grande de la provincia. No estaba bueno seguir con esas asperezas que perjudicaban a los salteños. Tomamos la decisión de trabajar de manera conjunta y tener una transición en paz.

P.: ¿Podría convocar a funcionarios de Urtubey a su gabinete?

G.S.: Es posible. Primero hice una convocatoria a todos los candidatos a gobernadores para escucharlos; quizás podamos tomar algunas de sus propuestas, que son buenas. Trabajar sin egoísmos, mostrando un pueblo unido. Vamos a convocar a todos los que nos quieran acompañar, con la convicción y la responsabilidad de este nuevo tiempo.

P.: También, al ser una fuerza provincial, va a necesitar apoyos en el Congreso Nacional…

G.S.: Si sigo construyendo vínculos como lo hice en toda mi vida política, no habrá obstáculos. El presidente de la Cámara de Diputados (Massa) es un amigo, en el Senado tengo amigos de todo el país, que seguramente nos van a acompañar si nos hiciera falta.

P.: Su construcción es muy amplia, ¿pero cómo se definiría usted en términos políticos?

G.S.: En el contexto en el que vivimos, aplico lo que decía el General: Primero la patria, después el movimiento y por último los hombres. En este caso, mi patria chica es Salta. El movimiento: soy peronista, siempre lo fui y lo seré. Y después los hombres. En este contexto hay que anteponer los intereses de la patria.

P.: ¿Qué provincia recibe?

G.S.: El contexto es difícil a nivel nacional y Salta no es una isla. No tenemos en claro los números. Estamos empezando una transición, ya mostraremos el estado de la provincia que recibimos

P.: Va a tener que lidiar con Letes en el corralito, vencimientos de deuda ¿lo preocupa?

G.S.: Sí, preocupa lo que se viene. Cuando vino el boom del endeudamiento todas las provincias y el país fueron a buscar créditos, muchas veces en dólares y con altas tasas de interés. Esperemos poder renegociar y equilibrar las cuentas de alguna manera.

P.: Cuando habló con Alberto Fernández tras la victoria, ¿trataron la situación de Bolivia?

G.S.: A nosotros nos preocupa mucho lo que pasa en Bolivia, tenemos la frontera con ellos. Nos preocupa la situación que están viviendo los bolivianos. Esperemos que se resuelva. Soy un férreo defensor de la democracia y se tiene que resolver por canales democráticos.

P.: ¿Lo favoreció que la elección haya sido desdoblada?

G.S.: La gente eligió quién quería que fuera su presidente y quién su gobernador. Lo hubiesen hecho de la misma manera si hubiesen sido elecciones conjuntas. Lo bueno sería que el país tenga un sistema electoral único para que no pasen estas cosas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario