Política

Anécdotas a la distancia sobre el atentado a la Embajada de Israel

En la residencia del embajador en Israel, Mariano Caucino, se conmemoró a las víctimas del atentado que destruyó la sede de la Embajada de Israel el 17 de marzo de 1992. Caucino convocó para el acto al entonces cónsul en Buenos Aires, Daniel Carmon, quien perdió allí a su propia esposa. Carmon contó que “el dolor no se olvida jamás” y que sin embargo pudo reconstruir su vida, continuar con su carrera, donde llegaría a ser embajador en India, criar a sus cinco hijos y formar una nueva pareja. Recuerdos varios, entre otros del embajador de España Manuel Gómez Acebo quien cumplió funciones en Buenos Aires al momento de la voladura. Otro de los concurrentes fue Hernán Felman, tal vez el argentino que mejor conoce al primer ministro Benjamín Netanyahu y opera bajo dos “sombreros”: vicepresidente del fondo Keren Kaayem (KKL) y representante del Likud para los vínculos con Latinoamérica y uno de los autores del viaje histórico que Netanyahu hizo a la Argentina en 2017. También se encontraban el titular de la DAIA Jorge Knoblovits y una nutrida comitiva de dirigentes de la colectividad judía en su mayoría de Córdoba y Santa Fe, y otros embajadores que se acercaron hasta la residencia del barrio de Herzliya (el San Isidro de Tel Aviv) los embajadores Modi Ephraim -director para América Latina- y la exembajadora en Buenos Aires Dorit Shavit. Por su parte, Caucino reconoció que la iniciativa de la reunión correspondió a su contraparte en Buenos Aires, Ilan Sztulman, quien cumple sus últimos meses en sus funciones como representante en Argentina.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario