Política

Antes de partir hacia Londres, Cristina se reunió con Lula y aprovechó para reclamar por Malvinas

La presidente Cristina Fernández de Kirchner realizó en Qatar un encendido reclamo por la soberanía argentina de las Islas Malvinas y la formación del estado palestino, y abogó por "la recreación de un orden multilateral y multipolar".

"El Reino Unido, que tiene un enclave colonial inadmisible en el siglo XXI en nuestras Islas Malvinas, que se avenga a cumplir con la resolución de las Naciones Unidas (para reanudar negociaciones por la controversia sobre la soberanía)", exhortó, al hablar en la II Cumbre de Presidentes de América del Sur y los Países Árabes.

La jefa de Estado agradeció "profundamente" la inclusión de la cuestión Malvinas en la Declaración de Doha, que se firmará al cierre del encuentro, y frente a los líderes árabes la equiparó con "la resolución incumplida en materia de reconocimiento del Estado Palestino y el conflicto de Medio Oriente", que involucra a Israel.

"Tal vez una de las cuestiones más sobresalientes luego de la caída del Muro de Berlín haya sido precisamente el surgimiento de un mundo donde las reglas solamente tienen que ser cumplidas por aquellos países que no tienen la suficiente fuerza para oponerse a otras resoluciones", alertó Fernández de Kirchner.

La Presidente se quejó porque "vemos cómo se constituye un mundo donde hay reglas que solamente deben ser cumplidas por los países menos poderosos militar, tecnológica y económicamente, mientras que hay otros países que pueden violentar resoluciones de Naciones Unidas que obligan a respetar derechos de otros países".

"Malvinas y la cuestión Palestina son solamente dos de los ejemplos terribles de no cumplimiento de las propias normas de los organismos internacionales en materia de derecho y reconocimiento de nuestros países", sentenció, para luego subrayar que "la recreación de un orden multilateral y multipolar es una cuestión estratégica y vital".

La jefa de Estado se llevará en las maletas con las que viajará de Qatar a Londres, para la reunión del Grupo de los 20, un fuerte y renovado respaldo de las naciones de la Liga Árabe al reclamo de la Argentina para que el Reino Unido se sienta a conversar sobre la soberanía de las Islas Malvinas.

Previo a su arribo a Doha, la Presidente ya recibió el rechazo de boca del premier británico, Gordon Brown, con quien estuvo reunido en Viña del Mar, Chile, durante una cumbre de Líderes Progresistas.

Pero también dejó un gesto para los líderes del mundo árabe, al hacer una marcada defensa de la creación del Estado Palestino, una cuestión que enfrenta a muchos de ellos con Israel y es el nudo gordiano del Conflicto de Medio Oriente- no sólo frente al cónclave sino frente al titular de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas.

La jefa de Estado ha iniciado durante su gestión un acercamiento a estos países en pos de abrir nuevos mercados para los productos argentinos y afianzar la denominada cooperación sur-sur.

No obstante lo cual, Fernández de Kirchner expresó abiertamente su repudio a la presencia en el encuentro del mandatario sudanés, Osmar Al Bashir, con pedido de captura de la Corte Penal Internacional por delitos de lesa humanidad en el conflicto de Darfur.

La Presidente se retiró momentáneamente del recinto de sesiones mientras pronunciaba su discurso el presidente de Sudán y se negó a participar de la denominada "foto de familia" de la Segunda Cumbre de América del Sur y Países Árabes.

En forma paralela al encuentro, Fernández de Kirchner mantuvo reuniones bilaterales con el titular de la Autoridad Palestina, y los mandatario de Paraguay, Fernando Lugo, y de Brasil, Luiz Inácio "Lula" Da Silva, según se informó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario